SOCIEDAD

“Se estaba prendiendo fuego mi amor”

 Por Emilio Ruchansky

La versión de Eduardo Vázquez, aumentada y comentada, apareció ayer en la resolución de Eduardo Daffis Niklisson, donde se citan varios tramos de la declaración del músico. Antes de la pelea, dijo, había terminado de ensayar con Callejeros y decidió llevar en su auto a dos compañeros y dejarlos en sus casas. Entonces recibió un llamado de su esposa: “Sos un hijo de puta, te voy a matar, me dejás y le das la prioridad a tus amigos”. El músico intentó tranquilizarla pero luego apagó el celular porque la notó “muy nerviosa”.

Sus colegas le recomendaron que la llamara pero él se hizo el guapo. “Les dije que encaraba para casa y me bancaba lo que se venía”, declaró entre llantos. “Llegué a casa con el celular apagado, encaro para la pieza y la petisa estaba acostada. Me vio y me dijo que ni se me ocurra quedarme en la pieza, y me seguía discutiendo (...) Incluso me pegó en el pasillo de casa una piñita en la espalda, a mí me causaba gracia, me doy vuelta y me da otra piñita en la boca. Obviamente no me dolía, entonces no se le ocurrió mejor idea, cuando yo me iba a acostar en el futón, que apagarme la luz general de la casa. No hay cosa peor que a mí me puedan hacer porque después de Cromañón me cuesta mucho estar a oscuras.”

Según Vázquez, su esposa tenía una especie de ataque de celos. La pelea siguió con el zamarreo del alcohol en medio de la oscuridad. “Yo la quería parar”, declaró el músico. “Me sequé como pude y ahí nomás prendo un cigarro. Es como un resople y automáticamente se me prendieron fuego los brazos, ella se me vino encima y no puedo decir cómo fue que los dos nos prendimos fuego. Al principio quedé paralizado, pero enseguida agarré el cubrecama y tratamos de apagarnos entre los dos. Ella me abrazó y me decía: ‘Mi amor, es un accidente, vamos al Santojanni’.”

Luego vinieron sus reflexiones. “Estábamos haciendo la pieza para tener un bebito, estábamos haciendo las cosas bien, pero yo, no por haber estado en Cromañón le voy andar prendiendo fuego a la gente”, dijo Vázquez. E imploró: “Se me estaba prendiendo fuego mi amor, no sabés lo que fue. Ella y mi hija son lo que más amo en el mundo”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Se estaba prendiendo fuego mi amor”
    Por Emilio Ruchansky
 
SOCIEDAD
 indice
  • EL GOBIERNO PORTEñO LES PROHíBE TOCAR LOS DOMINGOS EN LA CALLE DEFENSA
    Ahora desalojan orquestas
  • RESTITUYEN AL TITULAR DEL AMEGHINO
    Un regreso saludable
    Por Eduardo Videla
  • LA JUSTICIA FRENó LA CONSTRUCCIóN DE UNA COMISARíA EN EL PARQUE SARMIENTO
    La Metropolitana no puede ir al parque
    Por Eduardo Videla
  • LA JUSTICIA DICTó LA FALTA DE MéRITO PARA EDUARDO VáZQUEZ
    El baterista quedó en libertad
    Por Emilio Ruchansky

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.