SOCIEDAD › JUAN ANGEL PIRKER, EL JEFE EN LOS ’80

El comisario de Alfonsín

Desde ahora, la Escuela de Cadetes de la PFA dejará de homenajear al jefe policial antianarquista Ramón L. Falcón para llamarse “Comisario General Juan Angel Pirker”, en memoria del jefe policial de la recuperación democrática. Pirker estuvo a cargo de la Fuerza desde 1986, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, hasta su muerte, el 13 de febrero de 1989.

Pirker “supo elevar las capacidades del cuerpo policial para esclarecer delitos y avanzar en la construcción de una sociedad más segura promoviendo la honradez, experiencia, capacidad y respeto por la justicia y el derecho como los valores a partir de los cuales erigir la labor policial”, señala la resolución firmada por Nilda Garré.

Hijo de inmigrantes (su madre era española; su padre, austríaco), Pirker había nacido en Flores, en julio de 1934, e ingresó a la Escuela de Cadetes de la Policía Federal con 19 años cumplidos. Al año siguiente, comenzó su carrera en la institución en la comisaría 14ª, hasta que, en diciembre de 1983, el gobierno constitucional de la reapertura democrática significó un giro en su carrera. En principio, asumió como jefe de la Dirección General de Personal, sector que, poco más de dos años después, dejó para convertirse en jefe de la Policía.

El esclarecimiento del secuestro y asesinato de Osvaldo Sivak y otros empresarios a manos de una banda integrada por oficiales y agentes de la fuerza fue uno de los casos más resonantes en los que actuó, y a partir de los cuales creció su notoriedad pública. También causó impacto el secuestro de 60 kilos de cocaína, una investigación que le mereció la felicitación personal de Raúl Alfonsín y permitió el desbaratamiento de varias células de ultraderecha asociadas a ese tráfico.

Después del copamiento de La Tablada, Pirker retrucó algunos ataques señalando que “se ha criticado que hemos estado mirando con el ojo derecho nada más y que nos olvidamos del izquierdo; sí, hemos hecho procedimientos con el ojo derecho, pero de haber surgido elementos de juicio para actuar con el otro ojo, o en el centro, o en lo que usted quiera, se habría hecho”. Pirker rescataba habitualmente los cambios generados en las fuerzas de seguridad a partir de la reinstauración de la democracia. “Estamos en una etapa de libertad tan amplia que quizá no nos damos cuenta del todo lo que vale. Hay que defenderla”, dijo en una de las últimas entrevistas de su vida.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice
  • EL JUEZ GALLARDO COLOCO VEEDORES JUDICIALES EN SALUD Y EL SISTEMA DE AMBULANCIAS
    Intervención para Lemus y el SAME
    Por Horacio Cecchi
  • LOS INSTITUTOS DE FORMACION DE LA FEDERAL DEJAN DE LLAMARSE RAMON L. FALCON, ALBERTO VILLAR Y CESAREO CARDOZO
    Tres escuelas policiales sin la marca de represores
    Por Eduardo Videla
  • OTORGAN LA PRISION DOMICILIARIA A UN CONDENADO POR ABUSAR DE SUS HIJOS
    El beneficio de ser ingeniero
    Por Emilio Ruchansky
  • COMENZARON LOS TRABAJOS EN LA ZONA DE LAS EX BODEGAS GIOL
    El turno de demoler
  • Los esclavos de la papa

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared