cash

Domingo, 15 de junio de 2003

POLéMICA

“Vínculo universidad-sociedad”

Pasantías: Extensión orgánica del sistema educativo

Por Javier Bráncoli *

La Facultad de Ciencias Sociales-UBA rechazó un convenio de pasantías con la empresa Telecom. Esta situación implicaba una contratación laboral encubierta por parte de la empresa. El sistema de pasantías educativas fue regulado a nivel nacional en 1992 en el marco de la creciente flexibilización de las relaciones laborales y el achicamiento del mercado de trabajo. Si bien la actual Ley 25165/99, que rige este sistema, las define como “extensión orgánica de sistema educativo” han funcionado, en muchos casos, como mecanismo de contratación laboral encubierta tanto sea para instituciones públicas como privadas. Esto se debe a que las pasantías suponen, por un lado el abaratamiento del costo laboral y por otro el debilitamiento de los cuerpos gremiales y sindicales al no reconocerlos como interlocutores en la implementación de esta ley.
Sin embargo, los distintos sistemas de prácticas preprofesionales (pasantías, prácticas no rentadas, residencias, becas de formación e investigación) representan una oportunidad para fortalecer el vínculo universidad-sociedad, que se viabiliza a través de políticas de extensión social y se inscriben en una relación dinámica y contradictoria entre el mercado laboral y el sistema educativo.
El reglamento elaborado por la Facultad de Ciencias Sociales-UBA para el sistema de pasantías educativas surge como respuesta de la comunidad educativa a esta situación y es el resultado de un proceso de evaluación colectiva realizado con pasantes, tutores, direcciones de carreras, centros y consejeros estudiantiles, gremios y consejos profesionales. Tiene como objetivo establecer regulaciones que garanticen que cada convenio de pasantía represente una experiencia real y sistemática de formación a través de distintos criterios:
n Selección de instituciones y tareas a realizar por los estudiantes en relación directa con el plan de estudios y las incumbencias profesionales de cada carrera.
n Supervisión permanente con tutores docentes y evaluaciones periódicas.
n Limitación del período de duración a un año con rotación de nuevos pasantes.
n Suspensión de los convenios de pasantías cuando medien despidos masivos o reducción de personal de planta.
En el caso planteado con Telecom, el dictamen realizado por la facultad deja constancia de la falta de pertinencia entre las tareas requeridas por la empresa y la formación de un estudiante universitario. Por otra parte, la empresa, Foetra y el Ministerio de Trabajo iniciaron un proceso de negociación para la efectivización de los estudiantes como trabajadores quedando expresado en una acta-acuerdo que fue notificada por el gremio a la facultad.
Las unidades académicas tienen la responsabilidad de no constituirse en mecanismos de contratación “en negro” a partir de convenios de pasantías que no representen una genuina oportunidad de formación preprofesional. Los objetivos propios de la institución universitaria, en un contexto de creciente precarización del mercado de trabajo, nos obligan a pensar estrategias que permitan vincular los procesos de investigación y formación profesional con el desafío de contribuir a la construcción de una sociedad más justa.

* Subsecretario de Cultura y Extensión Universitaria, Facultad de Ciencias Sociales, UBA.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.