cash

Domingo, 1 de febrero de 2004

AGRO › DETECTARON UNA PLAGA PELIGROSA PARA EL CULTIVO

Amenaza sobre la soja

 Por Susana Díaz

Es conocido que el nuevo cultivo estrella de la Argentina desde la aplicación del paquete tecnológico transgénico es la soja. Una aproximación a la microeconomía de la producción agraria en las zonas más ricas del país muestra la clave de la transformación. El último Informe de Coyuntura del sector agropecuario que elabora trimestralmente el IICA detalla costos y márgenes brutos de producción para los principales cultivos. Mientras que la producción de trigo en el norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe deja un margen bruto de 313,6 dólares por hectárea y la de maíz rinde 404,1 dólares, la soja, siempre para la misma zona, genera 518,1 dólares por hectárea.
De esta manera resulta absolutamente lógico que el crecimiento sojero esté reconfigurando el mapa productivo del agro. Todos los estimadores coinciden en que para la campaña 2003/2004 se espera una expansión del área sembrada del 9 por ciento, con lo que se alcanzarán los 14 millones de hectáreas y 37 millones de toneladas. En términos de ingresos de los productores, en general altamente concentrados, esto significa un valor bruto cercano a los 9 mil millones de dólares.
Más allá de algunas circunstancias excepcionales, como las sequías en zonas previstas originalmente para otros cultivos o precios internacionales especialmente elevados, nada hace predecir una reversión de esta tendencia en el mediano plazo. Amén de los conocidos problemas ecológicos de sobreexplotación de los suelos y de mayor exposición a las oscilaciones de la demanda externa, la nueva realidad genera adicionalmente un riesgo menos conocido: la creación de un ambiente más favorable a las plagas.
La Argentina es uno de los pocos grandes productores mundiales de soja que, por ahora, está libre de un hongo que puede reducir la productividad por hectárea hasta el 80 por ciento. Se trata de la “roya asiática” que esta semana apareció en cultivos de la provincia de Misiones. Vale destacar que, por una vez, la Secretaría de Agricultura parece haberse adelantado a los hechos con la creación en el 2003 del “Programa Nacional de Roya de la Soja”, del que participan del INTA y el Senasa, lo que permitió la detección temprana de los focos que tomaron estado público el pasado viernes.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.