espectaculos

Viernes, 4 de abril de 2014

TEATRO › HOY SE ESTRENA ENSAYO SOBRE LO ARTIFICIAL, DEL GRUPO PERIPLO, EN EL C. C. DE LA COOPERACION

La mirada del otro y la vida de ficción

La puesta presenta una suerte de conferencia acerca del comportamiento de un prototípico ser humano perfecto, corporizado por tres individuos que son expuestos a la mirada de los espectadores junto a la explicación omnisciente de un conferencista.

 Por Cecilia Hopkins

“Toda la historia del hombre es, en definitiva, una persecución desesperada de esa realidad que se le escapa”, escribía el poeta y ensayista Aldo Pellegrini en 1964, en el prólogo a su libro Teatro de la inestable realidad. Allí también se lee: “Lo que llamamos alegría de vivir resulta simplemente la íntima sensación de que cada uno está actuando en una desopilante farsa”. Ambas citas pueden vincularse directamente con Ensayo sobre lo artificial, el último espectáculo de Periplo, compañía teatral (dirigida por Diego Cazabat), que se reconoce lectora recurrente del escritor rosarino. Esta vez con la participación del mismo director junto a los demás integrantes –Andrea Ojeda, Julieta Fassone y Hugo De Bernardi–, Periplo presenta una suerte de conferencia acerca del comportamiento de un prototípico ser humano perfecto, corporizado por tres individuos que son expuestos a la mirada de los espectadores junto a la explicación omnisciente de un conferencista.

El espectáculo, que se estrena hoy, a las 20, en el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543), se compone de diferentes escenas –un entierro, una fiesta en alta mar, un día en la playa– que muestran a los personajes en épocas y ambientes diversos. Con extrema rigurosidad formal, el trío cumple con unas rutinas destinadas a vivir momentos de verdad y plenitud emocional. El conferenciante, por fuera del lugar de exposición, interviene y hasta corrige las situaciones para que luzcan en todo su esplendor. Exigidos al máximo de sus fuerzas, los protagonistas del experimento viven otra realidad que dista bastante del estado de perfección aludido. En la entrevista con Página/12, los integrantes de Periplo analizan su espectáculo, recientemente preestrenado en Brasil.

–¿Por qué llamaron ensayo a este nuevo espectáculo?

Diego Cazabat: –Porque quisimos que, además de aludir a un ensayo científico, hubiera una relación con el ensayo teatral.

–¿Por qué se habla de lo artificial?

Andrea Ojeda: –En Ensayo... se expone un mundo que transita orgánicamente diferentes circunstancias, que son tomadas por la vida misma, pero que no son otra cosa que una construcción, una realidad creada. De allí la alusión a lo artificial que aparece en el título.

–¿Por qué hay tantas referencias al tema de la mirada?

Julieta Fassone: –El espectáculo aborda algo inherente a la cuestión social: siempre alguien es mirado por otros porque éste funciona como un prototipo digno de imitarse.

Hugo de Bernardi: –Hay algo que nos pasa a todos: estamos en una vidriera, la mirada del otro nos constituye como sujetos y, a la vez, buscamos la forma de imitar aquello que la sociedad valora.

–¿Dónde entra el tema del teatro?

A. O.: –En Ensayo... hay mucho de técnica actoral aplicada a cómo estos personajes actúan en su vida artificial, por ejemplo, en referencia a la flexibilidad de sus emociones o los gestos mínimos necesarios para una acción.

H. D. B.: –Y hablamos también de cómo uno actúa en la vida según lo que otros necesitan ver en uno. Así, entonces, según las expectativas externas se empieza a imitar lo que se supone que es digno de ser mirado.

–También está muy presente el cine...

J. F.: –Sí, las palabras que dicen los personajes son un collage de textos de películas. El cine está tomado como una meta a alcanzar, es el parámetro de lo ideal tanto en imagen como en palabras.

–¿Quién es este conferenciante que, en su afán de observación y explicación, parece el dueño de los personajes?

D. C.: –Podríamos pensar en un crítico de teatro que explica la obra a otros. O en un director que presiona a sus actores para que mejoren lo que él desea ver. La realidad de estos personajes le pertenece, porque ellos actúan lo que él mismo plantea.

–Pero finalmente hay un desajuste entre el supuesto goce en ese mundo perfecto y lo que sienten los personajes que lo habitan...

D. C.: –Me hace pensar en el teatro comercial de arte, una nueva categoría que se aplica a algunos estrenos de autores de prestigio en el circuito comercial. Pero los actores tal vez no lo vivan como arte, porque no respetan el tiempo de una creación artística o porque, al estar sometidos a una maquinaria, esto los obliga a ir de un espectáculo a otro, por razones de supervivencia.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo espectáculo del grupo Periplo tuvo hace poco un preestreno en Brasil.
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared