espectaculos

Jueves, 13 de junio de 2013

HISTORIETA  › SE ENTREGARON LOS PREMIOS BANDA DIBUJADA

Galardones en cuadritos

La segunda edición de estos premios se realizó el martes en la Alianza Francesa. Además de los galardones en diversas categorías, el mítico dibujante Oswal, creador de Sónoman, recibió uno para honrar su trayectoria.

 Por Andrés Valenzuela

“La quietud no existe, el cosmos es un movimiento perpetuo y yo quiero dibujar la vida, hasta el movimiento de una persona que duerme.” Con esas palabras, el mítico dibujante Oswal definió su trabajo y, a la vez, aceptó el premio a la trayectoria con que el martes lo homenajeó el movimiento cultural Banda Dibujada. El creador de Sónoman agradeció la sinceridad y el cariño que se respiraba a esa altura de la noche en la Alianza Francesa de Buenos Aires. Contó de sus esfuerzos por “advertir los razonamientos musicales y expresarlos en dibujo” y recomendó a los jóvenes autores que entiendan su propia manera de ser, para “poder llevarla hasta lo último”. Además, advirtió que “el dibujo que no cuenta nada, no sirve” y recordó sus colaboraciones con grandes guionistas, como Carlos Albiac o el español Enrique Sánchez Abuli, con quien aún hoy sigue trabajando.

Ya durante la ceremonia de entrega de premios, entre ternas, menciones y ganadores, algunos autores aprovecharon el paso por el escenario para saludar al maestro Oswal. Quique Alcatena, por ejemplo, ganador por segundo año consecutivo junto a su compañero Eduardo Mazzitelli, recordó cómo a los 9 años copió cuadrito por cuadrito el segundo episodio de Sónoman y con ello comenzó su camino. El homenajeado le devolvió la gentileza cuando recordó una visita al estudio de Chiche Medrano, en la que un jovencísimo Alcatena le regaló un puñado de dibujos. “Esas cosas nos ayudan mucho a seguir, y Quique lo sabe bien porque a él le está pasando ahora, seguramente”, afirmó.

El jurado compuesto por Grisel Pires dos Barros, Hernán Ostuni y Fabián Gordillo celebró la mayor cantidad de títulos recibidos para esta segunda edición del galardón. El trío advirtió que aunque se incrementaron mucho los libros dedicados a los más pequeños, la mayor parte de la producción sigue orientada a los jóvenes y adultos, al punto de que el jurado debió desglosar esta categoría en cuatro: nueva ficción, clásicos, humor gráfico y adaptaciones literarias. El jurado celebró la aparición en contienda de libros dedicados a difundir y teorizar la disciplina y arengó a los editores a seguir apoyando el encuentro. “Estos premios deben servir para visibilizar la historieta entre quienes no frecuentan el medio, pero son iniciadores en la lectura para niños y jóvenes”, destacó Pires dos Barros en nombre de sus compañeros.

“A los nominados que no ganen les digo que disfruten igual, porque están en un lugar muy lindo”, animó el guionista Luciano Saracino desde su lugar como coconductor de la ceremonia junto a su colega Nando. Saracino recordó que el año pasado había estado nominado por uno de sus libros, pero no había ganado, y que la producción editorial 2012 no le había traído tanta suerte para esta edición de los premios. Pese al espíritu festivo, algo de tensión, de ansiedad, de ganas y de entusiasmo se palpaba en el ambiente. Sobre todo entre los autores más jóvenes, que tenían cierta “hinchada”. Max Aguirre y El Bruno fueron vitoreados con entusiasmo, en particular el primero, quien se llevó la categoría de humor gráfico. El listado completo de ganadores se encuentra en https://www.facebook.com/banda.dibujada

Hombres más dados al tablero que a la parla en público, la ceremonia no abundó en discursos. A los agradecimientos de rigor para Banda Dibujada se sumaron las justificaciones del jurado ante cada galardonado. Entre ellas se destacaron los llamados a ampliar el universo de lecturas posibles para niños y jóvenes. Judith Gociol, ganadora junto a José María Gutiérrez por La historieta salvaje, destacó la importancia de ampliar criterios y definiciones “sobre qué se considera juvenil” y algo más tarde el jurado coincidió al explicar el premio otorgado a la bande-dessinée francobelga Titeuf y señalar que ofrece “una mirada distinta del niño” y que “permite pensar otras cosas, en lugar de ahogar sus posibilidades de desarrollo”.

Para el sector, la reedición de los Premios Banda Dibujada supone un estímulo importante. Por un lado, porque con ellos cada año se suman títulos a la biblioteca Juanito Laguna de ATE-Ctera. Por otro lado, porque su difusión es también la de una amplia porción de la producción historietística nacional. “Con estos premios deseamos destacar las excelentes lecturas de 2012”, definió otro bandense, Fabián Mezquita. Esto no sucede sólo dentro de la Argentina, sino también en el exterior. Durante el acto, César da Col, una de las figuras visibles del Movimiento, contó que en este mismo momento una exposición con los nominados del año pasado se exhibe en el festival francés Lyon BD, donde también hay una delegación de autores argentinos invitados.

Compartir: 

Twitter
 

“Estos premios deben servir para visibilizar la historieta entre quienes no frecuentan el medio.”
Imagen: Joaquín Salguero
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared