espectaculos

Jueves, 26 de noviembre de 2015

EZEQUIEL BORRA Y LO PEOR EN CARAS Y CARETAS

El disfrute de la variedad

 Por Cristian Vitale

Ingresar al profuso mundo musical de Ezequiel Borra implica considerar muchos factores. Dos en principio, al menos: el mosaico de géneros con que arropa sus canciones (rock, candombe, salsa, blues, zamba, música africana, vals, etc), y la multiplicidad de instrumentos que utiliza para concretar tal intención: bandoneón, marimba, saxo barítono, congas, filtros, armónicas, cuarteto de cuerdas, entre otros. Y un tercero que, lógico, resulta insoslayable: las razones. “Es porque disfruto de la música y de la variedad”, contesta él, a punto de presentar su cuarto disco a la fecha (Lo peor), hoy a las 21.30 en la sala Caras y Caretas (Sarmiento 2037). “Más allá de la buena o mala pericia a la hora de intentar domar un instrumento, el instrumento mismo nos dice algo si lo dejamos salir. Suena y comunica, entonces lo uso como fuente de emoción, más allá de las técnicas”, desarrolla el cantautor, multiinstrumentista y productor, acerca del factor instrumental.

–¿Y acerca del factor “mosaico de géneros” qué dice? Lo peor es un disco que parece “agrandarse” ante la diversidad.

–Digamos que musicalmente se ensanchan los horizontes respecto de mis discos anteriores porque aparecen géneros puntuales que hace rato quería explorar más, como el vals, el son, la zamba, el blues, el bolero... Se trata de un disco de canciones populares atravesadas por todos esos géneros y por letras esotéricas, tratamientos de música de cámara y energía de banda.

Lo peor, cuyo subtítulo es Usted está aquí Volumen II, está compuesto por diez piezas (todas de Borra) y tiene como leitmotiv a un sonámbulo, personaje que, además de nombrar –en plural– al quinto track, vehiculiza la idea del disco. “El concepto es el canto del sonámbulo que quiere despertar. A través de estas canciones, él comprende lo dormido que está, y sobre la canción final del disco (un vals llamado ‘Madre’) se despierta”, desliza Borra, que se dejó ayudar por Liliana Herrero, Martín Buscaglia, Santiago Vázquez, Leo Masliah, Mariano Massolo y Tomi Lebrero, entre otros invitados. “Le puse Lo peor porque significa la ausencia cotidiana del hombre urbano ena- jenado que de alguna manera somos, hundidos en las pantallitas. El sueño de la vigilia, el hombre dormido, el sonámbulo... Pero también Lo peor está representado por los coros que grabamos en El Borda, en la Villa 31 y en una escuela primaria que son, por distintas razones, lugares marginales. Esa marginación es también Lo peor. Finalmente, es una canción del disco donde el sonámbulo se canta a sí mismo en el espejo, agradeciéndose por su propia traición y su abandono. Un agradecimiento capcioso por su propia traición interna”, explica el cantautor.

–¿Cómo fue esa segunda dimensión de Lo peor, dada por los coros que grabó en la Villa 31 y en el hospital Borda?

–Son dos lugares en los que estoy dando el taller de DesComposición, que es una propuesta relacionada con explorar distintos anzuelos de expresión diferentes a lo que llamamos “lugares comunes”. A través de varios recursos técnicos, musicales, propuestas creativas y ejercicios esotéricos de meditación o invocación de la presencia, busco fomentar el oficio de compositor, más allá de la inspiración, y la expresión desde un lugar propio y virgen aún... Esto genera una energía grupal donde yo soy uno más.

–El coro del Borda es el que suena en uno de los temas más llamativos del disco: “El anti hit”. ¿Cuál es la idea?

–La de una canción que juega con la toxicidad de los hits malos, los que no te dejan más que una repetición vacía en la cabeza. Es una paradoja en sí misma, porque te quema la gorra diciendo “es el anti hit, el anti hit”. Es una especie de canción de protesta, digamos, y tiene los coros del Borda, porque el anti hit también es el inadaptado y el inadaptado es por lo general marginado en nuestra sociedad.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared