espectaculos

Viernes, 15 de agosto de 2008

MUSICA › HOY ARRANCA LA DECIMA EDICION DEL FESTIVAL DE TANGO

Diez días para convertir la ciudad en el templo del tango

Esta noche en el Teatro Avenida, el gran Leopoldo Federico dará el puntapié inicial de un encuentro en el que habrá un amplio arco de expresiones del 2x4, homenajes, conferencias, ciclos de cine, seminarios y exposiciones.

En marzo de 1938, con apenas 23 años, Aníbal Troilo grababa su primer disco: Comme il faut. No fue un suceso, como sería su devenir inmediato tras la firma con RCA Victor, pero ya asomaban claramente los rasgos estéticos y personales de un maestro. Hoy, a 70 años de aquel puntapié inicial tanguero, Andrés Linetzky (pianista y director), se tomó el trabajo de desgrabar el material –cuyas partituras estaban perdidas– y reconstruirlo tal como fue concebido. ¿La idea?: mostrar el germen de un genio, según el director. Será, en rigor, una de las paradas fuertes de la décima edición del Festival de Tango en Buenos Aires, que comienza hoy con la presentación de Leopoldo Federico (Teatro Avenida, a las 21) y epiloga el domingo 24, en el mismo lugar, con un medio y medio cordobés casi impensado: Rubén Juárez y ¡la Mona Jiménez! La revisión del debut de Troilo –que incluye “Tinta Verde”–, con una orquesta que integrará a varios de los músicos que lo acompañaron durante toda su trayectoria (mañana a las 21 en el Teatro Avenida) se integra dentro de uno de los ejes temáticos del festival, tal vez el más significativo en tanto género: el de recuperación de obras y arreglos orquestales. Otro recupero, clave, será el de la orquesta de cuerdas de Astor Piazzolla, que brilló mediando la década del cincuenta y cuyas partituras también se perdieron. Es la época de “Nonino”, “Marrón y azul” y “Chau París”, que precede a Tres minutos con la realidad, el momento que Astor describió como “un volcán que luego de mucho tiempo comenzó a hacer erupción”. La cita, en este caso, será este domingo a las 17 –también en el Teatro Avenida– con Fernando Suárez Paz, Gerardo Gandini y la Camerata Bariloche, entre sus animadores.

Bajo el mismo fin recuperador, emergerá el legado de la Orquesta Típica de Candombe, creada por el pianista y director Sebastián Piana, impulsor de la milonga porteña, y motor central de la confluencia entre el tango y los ritmos murgueros. Una orquesta integrada por Lidia Borda, Pablo Agri, Damián Boletín y Facundo Guevara, entre otros, recreará (el lunes a las 21 en el Avenida) parte de los cinco discos en 78 rpm que Piana registró entre 1940 y 1944 con piezas que incluían la pluma de Homero Manzi (“Pena mulata” y “Negra María”, entre ellas). En similar línea estilística y conceptual, el miércoles 20 a las 19 en otra de la sedes del festival (Harrods), Pablo “Pinocho” Routín y Nicolás Ibarburu traerán al presente el aura de un músico montevideano (Alberto Mastra) que la historia no registra como tendría: Carusito –tal su apodo– fue una usina de creaciones que luego retomarían en sus sendas orquestas el mismo Troilo, Pedro Laurenz y José Basso. Brilló en los ’40, murió en 1976 y hoy dos uruguayos varias generaciones posteriores lo recuperan bajo el título de una de sus más reconocidas composiciones: “Con permiso”.

Las presencias estelares

Otra atracción central del Festival será el de conciertos exclusivos. Además de apertura y cierre (Federico y el dúo Juárez-Mona), está programado para este domingo a las 16, en Harrods, un trípode riesgoso y bizarro con Alfredo Casero como maestro de ceremonias y dos agrupaciones border: Tangocrash y Astillero. La última, creada por el pianista de la Fernández Fierro Julián Peralta, presentará el flamante CD Tango de Ruptura; Tangocrash, el dúo radicado en Alemania, se arrima al puerto con una propuesta que contempla imágenes del mítico Cha cha cha durante los recitales. En el mismo lugar, pero el martes a las 18, otra vez el joven guitarrista de Jaime Roos (Nico Ibarburu) pero presentando a su novedoso trío Los Cigarros, cuyo hincapié estético ancla en la reposición de tangos de la década del ’20, pasados por el tamiz de la murga montevideana. Entre las presencias “exclusivas” figuran también Susana Rinaldi (jueves 21, a las 21 en el Teatro Avenida), y Jairo (el sábado en el mismo lugar y a la misma hora), que presentará composiciones grabadas junto a Piazzolla y Horacio Ferrer en París: “Hay una niña en el alba” y “Será que estoy llorando”, entre ellas. “Fue todo un desafío interpretar estos temas de una manera minimalista: tan solo voz y guitarra, preservando al mismo tiempo las luces, sombras y matices que conforman esas preciosas imágenes sonoras”, dice Jairo sobre los temas cantará acompañado por el guitarrista y arreglador Leonardo Sánchez.

En el mismo rubro –más “exclusivo” que nunca– figura el bandoneonista que en sus días de juventud supo aportar sus sonidos mágicos a Luis Alberto Spinetta, en la época de Invisible. Juan José Mosalini reaparece en la ciudad que lo vio nacer, tras 20 años de ausencia. Tango y jazz se cruzan en la cosmovisión de Mosalini, un internacionalista de los sonidos que jamás abandonó su cuna porteña. Acompañado por su quinteto –Cristian Zárate (piano), Pablo Agri (violín), Leonardo Sánchez (guitarra) y Roberto Tormo (contrabajo)–, el bandoneonista mostrará sus dos discos editados en Francia (en trío con Gustavo Beytelmann y Patrice Caratini y en dúo con Enzo Gieco), que el sello Aqcua Records ha publicado recientemente en el país. Entre los debuts y estrenos –material para buscadores de lo nuevo– aparecerán Agustín Guerrero (integrante de la Orquesta Cerda Negra) interpretando temas de su ídolo absoluto, Horacio Salgán (Harrods, mañana a las 15); el estreno de la Orquesta Típica de Ramiro Gallo (mismo lugar, mismo día, a las 19) y un cruce sustancioso entre el escritor Edgardo Cozarinsky y el bandoneonista Pablo Mainetti con una ópera tanguera (Centro Cultural Recoleta, jueves 21 a las 20).

Creación, locuras y homenajes

En una continuación temática del festival anterior, la comisión Nuevos Tangos encargó a jóvenes valores la composición de once tangos instrumentales, cuya muestra estará a cargo de la Orquesta del Tango de la Ciudad, que dirigen Néstor Marconi y Juan Carlos Cuacci. El martes 19 a las 21 en el Teatro Avenida, Julián Peralta, Pablo Mainetti, Andrés Linetzky, Nicolás Ledesma, Lila Horowitz, Damián Bolotin, Nicolás Guerschberg, Agustín Guerrero, Diego Schissi, Carlos Corrales y Sonia Possetti, darán a conocer sus nuevas obras. En el mismo sentido, trascurrirá la presentación de la Orquesta Juvenil de Villa Lugano (miércoles 20, Teatro IFT) que, mediada por la dirección de Pablo Agri, ejecutará composiciones de su padre Antonio. En tanto, habrá otra exposición biorilla, Tango de 2 puertos - Nuevas canciones, en la que dos letristas uruguayos (Pinocho Routín y Mauricio Ubal) más dos argentinos (Alejandro Del Prado y Alejandro Szwarcman) entregarán sus creaciones para que las interprete Julia Zenko. La cita es el viernes 22 en Harrods, a las 22 horas.

Pero uno de los eventos más originales del festival será, sin dudas, Quereme así piantao. Poetas del Frente de Artistas del Borda, coordinados por Alejandro Szwarcman y musicalizados por José Ogivieki, mostrarán sus textos (“Canción del solitario pescador”, “Milonga del ombú”, “Gorrión sin frenos”), el sábado 23 a las 20 en Harrods. Acompañarán Franco Luciani, Horacio Avilano y Daniel Cortés. Entre los homenajes, la grilla del festival propone un retorno a los ’50, corporizados en tres mujeres que centellearon en la radiofonía de la época: María de la Fuente, Nina Miranda y Elsa Rivas presentan El retorno de las cancionistas (Harrods, martes 19 a las 20). También tendrá su merecido homenaje Gabriel “Chula” Clausi, aquel bandoneonista de 96 años que apareció durante el último recital de Los Piojos en la cancha de River, ante el respeto de 60 mil pibes. Clausi, que ha pasado por las orquestas Juan Maglio Pacho, Roberto Firpo y Julio De Caro, interpretará De puro guapo (jueves 21 a las 18 en Harrods) y recibirá un reconocimiento a su trayectoria por parte de la Legislatura de la Ciudad. Otro eje del evento –titulado Panorama– propone las presentaciones de Nicolás Ledesma, Aureliano Marin, Amelita Baltar (acompañada por Leo Sujatovich y Esteban Morgado), Nélida Saporitti y el Quinteto Ventarrón, entre otros. Además, habrá quien aproveche el festival para estrenar discos de reciente edición. Es el caso de Marcelo Mercadante (Suburbios del alma), Daniel Melingo (Maldito Tango), Aníbal Arias (Una guitarra para Gardel), Pablo Banchero (Modales y forma), Brian Chambouleyrón (Tracción a sangre), Haydeé Schwartz (Tangos raros) y Hugo Rivas (Tango de colección en el Tasso).

Habrá, además, actividades paralelas relacionadas con la divulgación del género a través de charlas y debates. Piazzolla antes de Piazzolla, Pompeya no olvida y La resistencia del tango serán algunos de los temas; una solapa abierta para coleccionistas (Tardes de coleccionistas) que se desarrollará durante tres jornadas en Harrods y revelará series de fotos inhallables, partituras, dibujos de época, discos, aparatos de reproducción fonográfica, películas; una entrevista a ilustradores y humoristas a cargo de Juan Sasturain y Carlos Nine; muestras sobre ilustradores; ciclos de cine, y seminarios sobre aspectos técnicos de “la típica”, además de actuaciones de diversos artistas en el ya clásico circuito de Bares Notables, y clases de tango en los Centros Culturales Barriales, que así tratarán de olvidar po run rato los problemitas que vienen teniendo en esta linda Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

Federico y su bandoneón, inmejorable manera de arrancar.
Imagen: Gustavo Mujica
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared