espectaculos

Viernes, 19 de octubre de 2012

LITERATURA › POLEMICA POR EL PREMIO FIL 2012 A BRYCE ECHENIQUE

Un galardón en las sombras

Luego de que escritores, críticos y académicos mexicanos cuestionaran al autor peruano por haber cometido varios plagios, la Asociación del Premio decidió dárselo en una ceremonia privada. Bryce no viajará a Guadalajara ni hablará durante la inauguración de la feria.

 Por Silvina Friera

La polémica literaria del año incubó una especie de callejón sin salida. En el campo de batalla de las interpretaciones se amotinaron las urgencias de una encrucijada: el estallido de más críticas y sus coletazos y esquirlas en la próxima inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. ¿Qué hacer con Alfredo Bryce Echenique, Premio FIL de Literatura en Lengua Romance 2012, cuestionado ética y moralmente por escritores, críticos y académicos mexicanos? No fueron pocos los que pidieron su “cabeza” y que fuera despojado del premio por haber sido acusado de cometer varios plagios en diversos textos periodísticos. El jurado –integrado por Jorge Volpi, Leila Guerriero, Mark Millington, Julio Ortega, Calin Mihailescu, Mayra Santos-Febres y Margarita Valencia– refrendó a principios de octubre la decisión unánime de haber elegido al autor peruano por “su aporte a las letras hispanoamericanas” y “su valiosa obra de creación en el ámbito del cuento y la novela”. Las cuestiones reglamentarias –que el fallo sea inapelable– no eclipsaron el escándalo. A través de un comunicado, la Asociación del Premio anunció ayer que resolvió entregar el reconocimiento en un formato distinto. En los próximos días, un directivo de la entidad se encontrará con el narrador peruano para dárselo en una ceremonia privada. Bryce no viajará a Guadalajara ni hablará durante la inauguración de la feria.

“Comprendemos el malestar de quienes han protestado contra la decisión del jurado y respetamos las posturas críticas expresadas”, se lee en el comunicado. “Luego de una amplia valoración de los distintos argumentos que se han manifestado alrededor de este asunto, se decidió por esta ocasión modificar el formato de entrega del galardón.” La medida fue adoptada por consenso de la Comisión de Premiación, integrada por Raúl Padilla López, presidente de la Asociación Civil Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo y representante de la Universidad de Guadalajara; Roberto Vázquez Díaz, secretario técnico y representante del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta); Joaquín Díez-Canedo Flores, director general y representante del Fondo de Cultura Económica, y Jorge Souza Jauffred, director de Literatura de la Secretaría de Cultura y representante del gobierno del estado de Jalisco. “Este acuerdo se toma al amparo de la cláusula décima de la convocatoria del premio, que otorga a esta comisión la facultad de resolver situaciones no previstas en la misma –se explica en el comunicado–. Consideramos que el ambiente que han propiciado las críticas al fallo del jurado y el malestar expresado por algunos académicos y miembros de la comunidad cultural han dado lugar a una situación extraordinaria que justifica esta decisión.”

A través de una carta difundida hace tres días, Almudena Grandes, Santiago Gamboa, Alonso Cueto, Wendy Guerra, Fernando Iwasaki, Rafael Gumucio, Iván Thays y Guadalupe Nettel, entre otros, apoyaron que el autor de Un mundo para Julius reciba el galardón que desató la discordia. En el texto, firmado por 110 intelectuales, subrayan “la alta e indiscutible calidad literaria” de la obra de Bryce y objetan la “campaña de prensa que algunos órganos de comunicación han emprendido en su contra”, porque les “resulta de una violencia inusitada, alarmante en una sociedad democrática, y como acto de fuerza introduciría una peligrosa persecución moral en decisiones de tipo artístico, algo sin duda ajeno a los ciudadanos de la cultura”. La ceremonia privada para entregarle el premio al autor de Permiso para vivir, aunque pretenda redundar en la sutileza, aunque tenga la intencionalidad de sofocar próximos motines, deja la sensación de una derrota. Y de un peligro en ciernes: aplicar la desconcertante retórica moral por sobre la calidad de una obra literaria.

Compartir: 

Twitter
 

Pese a las críticas, ciento diez intelectuales apoyaron con una carta el premio a Bryce Echenique.
Imagen: Rafael Yohai
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.