espectaculos

Sábado, 12 de marzo de 2011

CINE › EL BAFICI PRESENTO AYER LA PROGRAMACION DE SU PROXIMA EDICION, QUE SERA DEL 6 AL 17 DE ABRIL

Un festival articulado en tres tiempos

“Mira hacia atrás, con la intención de renovar el diálogo con el pasado del cine; dialoga con su presente y aspira a abrir ventanas hacia lo que vendrá”, definió Sergio Wolf, director del festival.

 Por Horacio Bernades

“La programación del Bafici funciona en tres tiempos”, dijo Sergio Wolf, director por cuarto año consecutivo de ese festival, durante la conferencia de presentación de la 13º edición, celebrada ayer en el Museo Sívori. “Es un festival que mira hacia atrás, con la intención de renovar el diálogo con el pasado del cine; desde ya que también dialoga con su presente y también aspira a abrir ventanas hacia lo que vendrá.” Que en la programación de la nueva edición vayan a coexistir la versión de Metrópolis que un año atrás apareció en un sótano del Museo del Cine con varias decenas de óperas primas del mundo entero, un documental sobre Jean-Luc Godard que D. A. Pennebaker filmó a comienzos de los ‘70 y la película que acaba de ganar el Oso de Oro en Berlín, la versión restaurada de El gatopardo y los primeros cortos de quienes tal vez representen el cine del futuro, una sección entera dedicada a películas en súper-8 y varias proyecciones en 3D, es un modo de poner en hechos esa declaración de principios. A celebrarse en esta ciudad del 6 al 17 de abril, la decimotercera edición del Bafici presentará más de cuatrocientas películas (entre cortos, medios y largometrajes), de las cuales cerca de un centenar serán argentinas, la mayoría de ellas en calidad de estreno.

Como todos los años, durante la conferencia de prensa Wolf estuvo ladeado por Hernán Lombardi, ministro de Cultura de la ciudad. Apremiado por un periodista que señaló la inalterabilidad del presupuesto del Bafici, aun cuando el propio Mauricio Macri suele hacer hincapié en que la inflación real anual es considerablemente mayor que la que declara el Indec, Lombardi aclaró que no sólo el presupuesto del Bafici está congelado, sino el de todas las áreas administrativas de la comuna. Luego de que el ministro pusiera al festival porteño como ejemplo de alternativismo cultural, otro periodista quiso saber qué otros aspectos de la política municipal reflejaban esa apuesta en el campo del cine. Sin muchos ejemplos a mano, Lombardi optó por hacer mención al auge del teatro independiente. Más allá de esos instantes de cierta tensión, la conferencia de prensa no mostró rispideces: el Bafici funciona demasiado bien como para generarlas. De hecho, algunas heridas del pasado tal vez se hayan restañado. Como cuando Wolf agradeció a los productores locales el aporte de películas de alto perfil. Se refería a películas como Los Marziano, de Ana Katz, con Guillermo Francella y Arturo Puig, Un mundo misterioso, de Rodrigo Moreno, el director de El custodio, y Medianeras, de Gustavo Taretto, muy bien recibida en Berlín. Sonó a un modo de hacer las paces, tras el tirón de orejas que el director del Bafici diera a esos mismos interlocutores un año atrás, al presentar la 12º edición del festival.

Por primera vez en diez años (la anterior fue en 2001, con Sólo por hoy), la premiere internacional de una película argentina inaugurará el Bafici, el miércoles 6 de abril por la noche, en el Teatro 25 de Mayo. La película en cuestión es Vaquero, ópera prima del actor Juan Minujín, en cuyo elenco ciertos actores a los que podría considerarse mainstream (Leonardo Sbaraglia, Daniel Fanego) se cruzan con nombres reconocidos del circuito indie (Pilar Gamboa, Esmeralda Mitre). El cierre, el sábado 16 por la noche, estará a cargo de la ganadora de Berlín, la iraní Nader y Simin, una separación. Integrada por 19 títulos, la Selección Oficial Internacional presenta dos películas argentinas en competencia (El estudiante, de Santiago Mitre, y Yatasto, del debutante Hermes Paralluelo), una coproducción con Uruguay (Norberto apenas tarde, debut en la dirección del actor Daniel Hendler) y una uruguaya/española, La vida útil, de Federico Veiroj, dando al cine latinoamericano la mitad más uno de esa sección.

Once películas desplegará en competencia la Selección Oficial Argentina, parejamente repartidas entre ficciones y documentales e incluyendo la de Moreno, Hoy no tuve miedo, de Iván Fund, y Amateur, de Néstor Frenkel. La estructura general de programación establecida desde hace más de un lustro se mantiene este año, con las clásicas secciones Cine del futuro (veinte películas, incluyendo aportes del chileno Alberto Fuguet, el mexicano Nicolás Pereda y el estadounidense Soe Schwanberg), Panorama, Trayectorias (se verá lo nuevo de Herzog, Kiarostami, Skolimowski, Hong Sang-soo, Cristi Puiu, Raúl Ruiz y un largo etcétera), La tierra tiembla, Música, Nocturna, Personas y personajes, Lugares y, en su segunda edición, el ya popular Baficito. Habrá una sección llamada Corazones, dedicada a historias de amor, otra que lleva el nombre de Arte y aparte, que se abre a las bellas artes, y la bautizada Elegante Sport, apuntada hacia el mundo del deporte.

Los focos se dirigen este año sobre el francés Jacques Doillon, el nipón Kijû Yoshida, el chileno Patricio Guzmán, el argentino Alberto Yaccelini, el suizo Daniel Schmid y, cómo no, el mismísimo Jean-Luc Godard (los cuatro primeros se harán presentes, acompañando las proyecciones). A un valor de $ 12 y $ 10 para estudiantes y jubilados, las entradas podrán adquirirse a partir del 28 de marzo, a través de la página web www.festivales.gob.ar. A las sedes tradicionales (encabezadas por las doce del Bafici, que este año manejará en forma directa) se les suma el flamante cine Cosmos-UBA. ¿Curiosidades? Varias, como de costumbre. Una será la presentación de cortos argentinos del período mudo, con música en vivo, con director, orquesta y coro. Otra, la presentación de Facundo, el tigre de los llanos, la única película que dirigiera Miguel Paulino Tato, censor por excelencia del cine argentino. Otra más: la flamante Letter for Elia, documental de Martin Scorsese dedicado a su admirado Elia Kazan. Finalmente, convendrá prestar atención a El festival, novela que César Aira escribió el año pasado en los ratos libres que le dejaban sus funciones como miembro del Jurado Oficial y que el festival editará este año, confirmando que el Bafici es para ver y leer.

Compartir: 

Twitter
 

Lombardi y Wolf enfrentaron preguntas referidas al presupuesto, congelado.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared