espectaculos

Sábado, 3 de septiembre de 2011

CINE › BUEN CINE GRATIS ONLINE PARA VER SIN EL PARCHE EN EL OJO

Cómo hacerse el festival en el living

En el mundo de las bajadas legales no se conseguirán los últimos tanques de Hollywood, pero de allí en más hay de todo: los mejores cortos, cine indie, nuevo cine argentino, cine experimental y alternativo, cine de calidad de todos los rincones del globo.

 Por Horacio Bernades

Para ver cine online no hace falta ponerse del otro lado de la ley: los sitios de descargas piratas no son el único modo de hacerlo. Tampoco es necesario seguir esperando que el gigante Netflix concrete por fin su anunciado desembarco latinoamericano. Ni desembolsar considerables sumas en dólares para bajar aquella rareza que uno andaba buscando. Desde hace tiempo se multiplican, en la red, varias puertas de entrada al cine, en la mayoría de los casos sin requerimiento de carnet o arancel. El menú de opciones www es, en verdad, infinitamente más variado que el que brinda, todas las semanas, la cartelera de cine. En el mundo de las bajadas legales no se conseguirán los últimos tanques de Hollywood, pero de allí en más hay de todo: los mejores cortos, cine indie, nuevo cine argentino, cine experimental y alternativo, cine de calidad de todos los rincones del mundo. Una suerte de festival ambulante, que además tiene la ventaja de renovar su programación sin cesar.

La opción más rica, variada y sofisticada para ver cine legal en la red es Mubi, sin duda. Originalmente llamado The Auteurs, este sitio al que se ha calificado de “cinemateca online” es fruto de una sociedad integrada por The Criterion Collection (la más exquisita editora de dvds clásicos), la distribuidora cinematográfica Celluloid Dreams y Costa Films, que no es otra que la compañía del argentino Eduardo Costantini (h). A lo que se conoce como streaming (la posibilidad de ver películas online con sólo clickear), Mubi le suma prestaciones de red social, con posts y foros de discusión, y de página periodística, con notas, información, críticas y estudios especializados. Quien ingrese en este momento a mubi.com (sin www) encontrará crónicas diarias del Festival de Venecia, un obituario dedicado al cineasta chileno Raúl Ruiz y ensayos sobre obras tan disímiles como la del documentalista Frederick Wiseman y la de Cantinflas, así como sobre films de Jacques Rive-tte, Samuel Fuller o la película más reciente del hongkonés Johnnie To.

El catálogo fílmico de Mubi es enorme, aunque conviene aclarar que no todo está disponible en todos los países. Del mismo modo, algunas películas pueden verse gratis, pero por la mayoría debe abonarse un monto fijo. Nada inaccesible, por cierto: sólo 1 dólar en el caso de los cortos y 2 dólares los largos (un valor inferior en tres o cuatro veces al de una entrada de cine). Las películas originalmente habladas en inglés difícilmente estén subtituladas, mientras que el resto suele traer subtítulos en inglés. Para dar una mínima idea de lo que el catálogo de Mubi representa, algunos realizadores cuyas películas pueden verse en este momento desde Argentina son Hou Hsiao-Hsien, Harmony Korine, Agnès Varda, Gregg Araki, Kiyoshi Kurosawa, Miguel Gomes, Aleksandr Sokurov... Un Bafici online, en una palabra. Si Mubi es asimilable al Bafici, Comunidad Zoom podría verse como una combinación de la Competencia Argentina de ese festival con algún cineclub dedicado a programar ciclos retrospectivos del mundo entero. Creado tres años atrás por Horis Muschietti (realizador de la comedia indie Mi fiesta de casamiento) y con gente del medio (Goyo Anchou, Luis Gutman, Sabrina Farji) como colaboradores, Comunidad Zoom se especializa en cine independiente argentino y latinoamericano, como acaba de ratificarlo la masiva incorporación de material de la FUC que el sitio acaba de hacer, días atrás.

En ocasión de su vigésimo aniversario, la Universidad que dirige Manuel Antín acaba de subir a la página de Comunidad Zoom una generosa muestra de su producción, que incluye tanto sus largos (entre ellos Moebius, Mala época, Sólo por hoy, Mercano el marciano) como algunos de sus cortos más celebrados (filmados por gente como Pablo Trapero, Mariano Llinás, Rodrigo Moreno o la reciente triple ganadora de Locarno, Milagros Mumenthaler). En línea con esa producción, Comunidad Zoom dispone en su catálogo de largometrajes inéditos del llamado Nuevo Cine Argentino (Modelo 73, de Rodrigo Moscoso; Safo, de Goyo Anchou, varias del realizador experimental Ernesto Baca) o muy poco vistos (Aguas verdes, de Mariano de Rosa; El Gauchito Gil, de Tomás Larrinaga y el de-saparecido Ricardo Becher), así como un largo centenar de cortometrajes argentinos de las últimas décadas. Estos cortos incluyen algunos legendarios (Testigos en cadena, de Fernando Spiner; Negocios, de Pablo Trapero; Rocío, de Ezequiel Acuña; Rutas y veredas, de Juan Villegas; The End, de Flavio Nardini), así como otros de cineastas que acaban de iniciarse en el largometraje o están por hacerlo, como Gustavo Taretto, Laura Citarella, Martín Piroyansky, Paulo Pécora o Tomás Lipgot.

A esa oferta de cine argentino e hispanoamericano (Javier Fe-sser, Ray Loriga, Nacho Vigalondo, Alberto Fuguet), comunidad zoom.com (también sin www) suma una creciente oferta de cine clásico, de la periferia (iraní, sobre todo), experimental (incluyendo rarezas de Bigas Luna, Guy Maddin y Gaspar Noé) y animación (empezando por una veintena del gran Bill Plympton). Eso para hablar sólo de cine, porque si se quieren investigar otros lenguajes visuales, el site dirigido por Muschietti cuenta con apartados dedicados al videoclip, videoarte, videodanza y hasta video mapping. Una (muy) buena: todo el material que ofrece el sitio es de descarga gratis. Una no tan buena: suele haber problemas de descarga, tema sobre cuya solución los responsables están apuntando todos sus cañones. El material más reciente parece indicar que los cañonazos surtieron efecto. En un entre paréntesis se mencionó, unas líneas más arriba, al escritor y cineasta chileno Alberto Fuguet. Ahora hay que volver a hacerlo, ya que Fuguet tiene también, desde hace poco tiempo, su propio sitio de streaming. Se trata de Cinépata (www.cinepata.com), cuyo slogan es “cine gratis, independiente y legal”.

En correspondencia con la doble vertiente de su creador, Cinépata combina el “cine en vivo” con el formato blog. Todos los días Fuguet sube a la página algún artículo –que no tiene por qué ser de cine, por cierto– y los visitantes responden con sus posts. Mayoritariamente dedicado al cine indie hispanohablante (español, chileno, mexicano, peruano, argentino), de pronto Cinépata sorprende con una película como la que es, desde hace unos días, la “estrella” de la página. Se trata de Megan is Missing, film estadounidense lanzado en forma directa para el mercado de DVD. Megan is Missing es un falso documental filmado de forma deliberadamente casera, que termina derivando a un thriller bastante extremo. Una particularidad de Cinépata es la sección Espresso, integrada por cortos que el propio Fuguet baja directamente de la plataforma audiovisual Vimeo. A propósito, los fans de los cortos no deberán dejar de visitar, además de Vimeo, el site Short of the Week (www.shortoftheweek.com), que cuenta con cerca de un millar de trabajos en ese formato, incluyendo muchos premiados o filmados por personajes famosos del rubro, como Spike Jonze o Michel Gondry. Tampoco conviene descuidar YouTube, donde no es sólo cuestión de Lady Gaga, Justin Bieber o Selena Gómez. Además de gran cantidad de cortos y videoclips “de autor”, en el más famoso site audiovisual de la red es posible hallar desde los primerísimos trabajos de Abbas Kiarostami hasta lo último de Godard.

Compartir: 

Twitter
 

Millenium Mambo, de Hou Hsiao-Hsien, una de las maravillas al alcance del mouse.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.