espectaculos

Martes, 2 de agosto de 2011

PLASTICA › RETROSPECTIVA DE JIM CAMPBELL EN LA FUNDACION TELEFONICA

Tiempo, movimiento, memoria

Esta primera exposición del artista norteamericano en nuestro país reúne, en una antología retrospectiva, veinte años de arte electrónico a través de obras en donde la tecnología forma parte del sentido.

 Por Fabián Lebenglik

La Fundación Telefónica está presentando la antología retrospectiva Tiempo estático, de Jim Campbell, con obras realizadas desde 1991 hasta 2011. Se trata de una muestra de arte electrónico, en donde la tecnología forma parte del sentido de las obras.

Campbell nació en 1956 en Chicago, Illinois, Estados Unidos. Estudió ingeniería electrónica y matemática en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), y actualmente vive y trabaja en San Francisco, California. Su obra forma parte de las colecciones del Metropolitan Museum of Art, The Whitney Museum of American Art y el MoMA de Nueva York; el Smithsonian de Washington, el San Francisco Museum of Modern Art, el Cincinnati Art Museum y el Berkely Art Museum, entre otras instituciones.

También realizó obra pública por encargo. Recibió las becas Guggenheim, Langlois Foundation y Ro-ckefeller de Multimedia.

La muestra se reparte en dos salas. En la de la planta baja las obras exhibidas tienen una relación más directa con los recuerdos familiares, las preferencias cinematográficas y musicales, así como evocan algún hecho histórico pasado por el filtro emotivo de la memoria personal. Dos piezas abren esta parte de la exposición, Retrato de mi padre (199495) y Foto de mi madre (1996). Ambas están realizadas con fotografías, vidrio, material LCD y un circuito electrónico adaptado. En la primera, una foto del padre del artista se ve de manera intermitente. El ritmo con que la imagen aparece y desaparece está marcado por los latidos del corazón del artista, grabados durante ocho horas. En la segunda obra, una foto de su madre se ve alternativamente en foco o borrosa, siguiendo el ritmo de la respiración del artista, grabada digitalmente, de manera que el vidrio parece empañarse como si alguien observara la foto de cerca.

La serie Promedios iluminados (2000-2001) consiste en un conjunto de obras de imágenes fijas sobre Duratrans, en cajas iluminadas, en donde cada imagen está realizada a partir del promedio de los fotogramas de una secuencia de movimiento. Así se suceden los homenajes a la película Psicosis, de Hitchcock; El ciudadano, de Orson Welles, o la interpretación de la Suite para cello de Bach. En cada caso una imagen condensa, resume y evoca toda una secuencia. En el homenaje a Hitchcock, por ejemplo, la imagen contiene el promedio de la película completa.

Otra serie, Dinamismos, cita y homenajea la representación del movimiento que proponían las vanguardias históricas. Por ejemplo, Dinamismo de un ciclista según Umberto Boccioni condensa y registra (al modo de la serie anterior) en una sola imagen el recorrido de un ciclista en noventa segundos.

La obra Typing Paper (“Papel mecanografiado”), de 1995, registra en lenguaje de programación (Ascii) el discurso I have a dream... [“Tengo un sueño”] de Martin Luther King. Por un pequeño parlante se oye el sonido (simulado electrónicamente) de alguien que está mecanografiando el célebre discurso.

La segunda sala muestra la obra más tecnológica de Campbell, que en buena medida utiliza tecnología LED. Este sector de la exposición acentúa algunas de las tensiones y contrastes que podían verse en la obra temprana. Los juegos entre la resolución alta y baja de las imágenes; la relación de superposición y sincronización entre imágenes en foco e imágenes difusas. La relación de sentido entre la percepción de sombras que se ajustan a medida que el espectador se aleja de las obras. El contraste cerca/lejos; el tema del tiempo y del movimiento. Junto con el aprovechamiento de la tecnología, Campbell también trabaja cuestiones de la percepción y toda una serie de metáforas alrededor de este tipo de juegos, entre la fisiología de la visión y la interpretación de la mirada.

El transcurso del tiempo es otro tema central en su obra, pero no sólo del tiempo real sino también de secuencias de tiempos superpuestos, pasados y presentes. También se superponen tecnologías y géneros artísticos.

La obra que más obviamente tiene al tiempo como tema es Reloj digital, de 1991. La obra consiste en un monitor de video de retroproyección, una cámara enfocada hacia un antiguo reloj de bolsillo y otra cámara dirigida hacia los visitantes. Lo que se ve en la pantalla combina la imagen en vivo del reloj, en gran tamaño, con otra, procesada, de los espectadores, de tal manera que la imagen del reloj se ve en el centro y por fuera se ven los espectadores. A su vez, dentro de la esfera del reloj se ve la imagen de los visitantes diferida en cinco segundos. Todo este tipo de trabajo barroco alrededor del tiempo aparece luego, más sutilmente trabajado en otras obras, de más reciente realización.

Hay toda una serie de obras en las que Campbell usa fotografías y paneles LED de baja resolución para superponer en la foto fija una proyección de sombras y figuras que expanden el tiempo y agregan movimiento a la imagen fija. Una gran transparencia en colores muestra el ir y venir de los pasajeros en Grand Central Station y a esto se sobreimprime (por detrás) gracias a la reproducción LED, una secuencia de video grabado en el mismo lugar. De vez en cuando ambas imágenes se sincronizan y coinciden. Las imágenes en movimiento aparecen como espectros anacrónicos que vienen del pasado o del futuro para interactuar con la foto estática. Esta obra es de 2010.

Este tipo de yuxtaposiciones se multiplica creativamente, en distintos formatos, volúmenes y presentaciones, a lo largo de todo el conjunto de obras de la segunda planta.

Lo analógico y lo digital, el video, la foto, la escultura, lo pictórico (como categoría expandida de la pintura), la luz, el tiempo, la memoria, las sombras, el movimiento. Toda este campo de sentidos recorre la muestra.

* Arenales 1540, hasta el 1º de octubre. Entrada gratuita.

Compartir: 

Twitter
 

Reloj digital, 1991, de Jim Campbell.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.