espectaculos

Miércoles, 28 de septiembre de 2011

DISCOS › Y SEGUI CANTANDO, REEDICION FUNDAMENTAL DE MERCEDES SOSA

Aquellas canciones escondidas

La edición que acaba de lanzar Universal permite rastrear y reencontrar esos temas que la dictadura quiso borrar de la faz de la Tierra. Además, se compilan títulos que solo se habían lanzado en simple, hasta ahora material de coleccionistas.

 Por Karina Micheletto

Quince temas grabados originalmente entre 1969 y 1980, convenientemente rastreados, compilados y restaurados sonoramente, completan las numerosas ediciones que actualizaron la obra de Mercedes Sosa después de su muerte. Son estas Canciones censuradas e inéditas que rescata el CD Y seguí cantando, recientemente publicadas por Universal como volumen inaugural de Mercedes Sosa Edición Definitiva, una colección que viene a completar la discografía oficial de la cantora en la Argentina.

Con curadoría a cargo del periodista de Página/12 Diego Fischerman, esta edición agrupa aquellas canciones que fueron borradas de las ediciones nacionales originales de dos larga duración: Serenata para la tierra de uno (1979), registrado en México, y A quién doy, de 1980, que en la edición argentina tuvo tres temas tachados del repertorio original: “Sueño con serpientes”, de Silvio Rodríguez; “Fuego en Anymaná”, de Tejada e Isella, y “Gente humilde”, de Garoto, Vinicius de Moraes y Chico Buarque. Del primer disco fueron prohibidos en la edición local otro tema de Tejada e Isella, “Canción de las simples cosas”, “Como la cigarra”, de María Elena Walsh; “Como un pájaro libre”, de Glejer y Reaches –que luego Sosa volvería a grabar en 1983 en un disco que lleva ese nombre–, y “Ocio da terra”, de Chico Buarque y Milton Nascimento, que había sido originalmente publicado en un simple brasileño, en 1977.

Junto a estos temas que alguna vez fueron censurados en la Argentina, Y seguí cantando propone una serie de canciones que originalmente fueron grabadas en simples o dobles (discos de cuatro temas) y que nunca llegaron a la categoría de long play en la Argentina. Así suenan “Te recuerdo, Amanda”, de Víctor Jara; “Adiós a Belgrano”, de Félix Luna y Ariel Ramírez, que fue parte de la banda sonora de El santo de la espada, de Leopoldo Torre Nilson; “Canción de lejos”, de Tejada Gómez e Isella, y “San Vicente”, de Nascimento y Fernando Brant, entre otras obras que sólo fueron simples. “Niño de mañana”, de Félix Luna y Graciela Yuste; “Duerme mi tripón”, del venezolano Otilio Galíndez, y “La niñez”, de Chacho Muller, fueron publicados en 1975 en un doble que nunca fue reeditado en la Argentina, del que sólo trascendió “Duerme, negrita”.

A falta de cintas originales de los temas prohibidos por la última dictadura, se trabajó la restauración sonora de otras ediciones, mejorando el sonido sin alterar la estética original de los registros. La colección anuncia otras ediciones que incluirán las grabaciones de Sosa en dúo con Horacio Guarany y César Isella y otros temas todavía inéditos en CD. Universal ya había remasterizado los 35 álbumes que componen la discografía de la tucumana, y este nuevo emprendimiento apunta a completar un recorrido nodal para la música popular argentina, ofreciendo también aquello que sólo era accesible para los coleccionistas o los pacientes rastreadores de Internet, en mejorada calidad sonora.

Compartir: 

Twitter
 

En breve habrá una edición de Sosa en dúo con Horacio Guarany y César Isella y otros temas inéditos en CD.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared