espectaculos

Miércoles, 28 de septiembre de 2011

TELEVISION › LA POLEMICA POR LA SALIDA DE MIKE AMIGORENA DE EL PACTO

La presión no existe, pero...

El actor declaró que la decisión de abandonar la serie que iba a comenzar a emitirse anoche “fue por mi propia inseguridad” y no por influencias externas. El Incaa y la Asociación de Actores emitieron comunicados condenando las presuntas intimidaciones.

 Por Emanuel Respighi

El alejamiento de Mike Amigorena del protagónico de El pacto, la miniserie que gira en torno de la polémica adquisición de Papel Prensa de parte de Clarín y La Nación, sigue generando repercusiones en el ámbito cultural. En sendos comunicados, tanto la Asociación Argentina de Actores (AAA) como el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) manifestaron su absoluto repudio ante las “presiones” que las productoras de la ficción denunciaron el lunes, motivo por el cual decidieron suspender el estreno de la serie protagonizada por Cecilia Roth, Federico Luppi y Cristina Banegas, entre otros actores. A su vez, después de las especulaciones y versiones que corrieron en los medios, finalmente Amigorena concedió algunas entrevistas en las que intentó explicar la decisión de abandonar El pacto en mitad de las grabaciones. En declaraciones a Radio Continental, el actor negó que hubiera habido “amenazas ni aprietes”, aunque agregó que la decisión de “bajarse” del programa “es netamente para conservar mi integridad: no me interesa contar algo que desconozco”.

Sumando más dudas que certezas, el actor que abandonó uno de los diez proyectos seleccionados del concurso Plan de Promoción y Fomento de Contenidos Audiovisuales salió a dar sus razones. Amigorena dijo que para entender lo que pasó “no hay que apelar al apriete sino a mi inseguridad, no da involucrar a otros”, en referencia a la versión que circuló acerca de que había desistido de participar del programa luego de una charla que habría tenido con gente de peso de El Trece. Además, contradiciendo la denuncia de presiones que realizaron Oruga Films y Cooperativa Tostaki, las productoras de El pacto, puntualizó que “no hubo amenazas ni aprietes. Se hizo una bola de nieve por una pequeñez. Es una picardía porque tuvieron que reestructurar (los capítulos)”. En su descargo, dejó en claro que tiene “la mejor (relación) con Cecilia (Roth) y con todos; la producción me trató muy bien y se me entendió”. Y cerró aclarando su posición respecto de la temática de la miniserie: “No soy apolítico, pero trabajo de otra manera. Me veo envuelto en algo que no me pertenece”.

Una vez que se hizo pública la denuncia de “presiones”, el Incaa –el organismo que junto al Ministerio de Planificación Federal y la Universidad de San Martín organizaron el concurso– emitió un comunicado en el que expresó su repudio a la situación sufrida por parte del equipo artístico de El pacto. “El Incaa destaca y condena que por primera vez, desde la época de las dictaduras genocidas, un equipo de artistas, productores, escritores, actores y técnicos reciben fuertes presiones para no sumarse a un proyecto, hecho que limita su libertad de expresión y su derecho básico al acceso al trabajo.”

El organismo dirigido por Liliana Mazure, que en los últimos tres años fomentó más de 350 largometrajes, 250 documentales, 200 cortometrajes y participó en los concursos para fomento de producciones para televisión pública con un resultado de 154 proyectos, destacó que este hecho no iba a hacer claudicar su política de financiamiento audiovisual, como una manera de reafirmar la identidad cultural nacional y regional. “Nuestros esfuerzos por la incorporación de nuevas voces para realizar una televisión más federal, democrática, plural y libre no se detendrán, como nos lo indica la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual”, detalla. “Nos comprometemos a garantizar que guionistas, directores, productores, actores y técnicos trabajen en libertad y sin presiones de ningún tipo. Y garantizamos a nuestro público la posibilidad de ver en sus pantallas todas nuestras historias.”

A su vez, ante la evidencia de la situación irregular vivida por Amigorena, la AAA manifestó ayer su “repudio a todo intento de censura a la libre expresión artística de nuestros afiliados, sea ésta efectuada por los medios intimidatorios que fueran, y que, como es nuestro deber, ponemos a disposición de los integrantes del elenco de la citada miniserie, la estructura legal y de difusión que sea necesaria para garantizar la libertad de trabajo en pluralidad democrática”.

Compartir: 

Twitter
 

“Me bajé para conservar mi integridad: no me interesa contar algo que desconozco”, dijo Amigorena.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared