espectaculos

Jueves, 24 de agosto de 2006

DISCOS › BATEA

La guitarra de Yupanqui

En la vida y la trayectoria artística de Atahualpa Yupanqui, la República Oriental del Uruguay aparece como refugio de unos cuantos exilios que debió padecer, pero también como un lugar de encuentro, de amistad y de creación musical y poética. Acaba de reeditarse en CD Guitarra, dímelo tú, uno de sus mejores trabajos, grabado hacia fines de 1940 en Montevideo. Obligado a exiliarse (ya había sufrido el destierro en la década del 30, en tiempos de Uriburu), cruzó el río Uruguay en bote y se dirigió luego a la capital uruguaya, donde lo salvaron los amigos y la música. En ese contexto se grabó Guitarra, dímelo tú, un álbum que rescata varias de las virtudes que hacen al oriental de ley: austeridad, compromiso y profundidad conceptual. Muchas de las 18 canciones que lo integran se convertirían en clásicos de su carrera y –más de uno– en imprescindibles dentro de la música de raíz folklórica de América latina. Entre otros, aparecen aquí “Milonga del solitario”, “Trabajo, quiero trabajo”, “Guitarra, dímelo tú” y “El alazán”. Atahualpa Yupanqui, en estado de máxima pureza.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.