espectaculos

Jueves, 24 de agosto de 2006

TELEVISION › LOS 10 AÑOS DE DISCOVERY KIDS

Una pantalla para pequeños curiosos

En los últimos tres años, la señal se concentró en una programación exclusiva para preescolares, combinando entretenimiento y pautas educativas.

 Por Emanuel Respighi

Corría 2003 cuando, en el contexto de un mercado de TV por cable saturado de señales, Discovery Kids decidió reformular su perfil de programación. Antes que ninguna otra, pionera en la materia, el canal infantil renovó la totalidad de sus contenidos y conformó una programación dedicada a los niños de edad preescolar las 24 horas, los 365 del año. Una apuesta arriesgada y a contramano del proceso de abrirse hacia el público adolescente y adulto que por entonces emprendía el resto de las señales infantiles. A tres años de aquella renovación y a diez de su creación, puede decirse que la señal infantil marcó tendencia: en la actualidad, todos los canales infantiles de la TV paga –desde Boomerang hasta Cartoon Network, pasando por Disney Channel y Jetix– poseen bloques de programación dedicados exclusivamente a la audiencia más pequeña de la familia.

Basándose en una programación compuesta por algo más que dibujos animados, destinada a despertar la curiosidad de los más pequeños y a estimular su interés por el conocimiento, la señal infantil se ganó la confianza de los adultos a través de programas que combinan diversión y educación en dosis justas. “Desde su lanzamiento en 1996, las series de Discovery Kids para niños en edad preescolar han sido recibidas con mucho entusiasmo por nuestra audiencia: todos los días recibimos cartas y mails de papás y niños donde nos cuentan lo que aprendieron a través de sus personajes favoritos”, explica Bilai Joa Silar, directora de programación del canal. Más allá de que la señal sea adoptada por los padres como parte de la educación de sus hijos, el canal logró trascender las fronteras del hogar, llegando a formar parte en la actualidad de los contenidos y las tareas que diariamente realizan los niños en las instituciones educativas. “Sabemos –detalla Joa Silar– que gracias a los programas de Discovery Kids muchos niños llegan a la escuela dominando conocimientos básicos como los números, los colores y el alfabeto. Además, en varias oportunidades hemos realizado actividades específicas con escuelas, como ‘Haciendo ejercicios con los Teletubbies’, un evento realizado simultáneamente en México, Argentina y Brasil en mayo de 2003. La iniciativa, de la cual participaron 85 escuelas, tuvo como objetivo concientizar a padres y profesores sobre la importancia de la actividad física para los niños en edad preescolar. Además, en esa ocasión se distribuyeron kits con videos y un manual para la realización de actividades en las aulas.”

A su vez, complementando estas iniciativas, en 2005 Discovery Kids firmó un acuerdo inédito con Sesame Workshop y Televisa para la coproducción y trasmisión de 65 nuevos episodios regionales de la serie Plaza Sésamo. Con el objetivo de resaltar la riqueza de la diversidad cultural de la región, los representantes educativos de “Discovery en la Escuela” participaron activamente en el desarrollo del contenido de los nuevos episodios de la serie, grabados en México, Colombia, Venezuela y Argentina. Desde la transformación del canal, en 2002, cuando se decidió emitir de lunes a viernes un bloque de 24 horas de programación para los niños de edad preescolar, los índices de audiencia de la señal se incrementaron en toda la región, ubicando desde entonces a Discovery Kids entre las cuatro primeras posiciones en el ranking de la televisión infantil en América latina, según los datos suministrados por Ibope.

Más allá de los números, el posicionamiento de Discovery Kids en la región se manifiesta a través del fanatismo que series como Barney, Clifford, Plaza Sésamo, Bob, el constructor, Backyardigans, Poko y El mundo de Elmo generan en el mundo infantil. Para esta temporada de festejo, el canal estrenó nuevas temporadas de series como LazyTown, y sumó a su grilla de programación nuevos programas que reflejan la misión del canal de estimular la capacidad de aprendizaje de los niños a través de la curiosidad, la exploración y la diversión. Entre las novedades, desde enero se puede ver Jim de la luna, que realiza especial énfasis en la importancia de plantear preguntas, encontrar respuestas y aprender sobre cómo enfrentarse a los retos y a los desafíos a los que enfrenta la vida. Además, desde el 27 de marzo, el canal emite la serie animada Pinky Dinky Doo, que ofrece a los pequeños televidentes la oportunidad de explorar el mundo de la lectura gracias a la exposición de cuentos y a la presentación de juegos interactivos.

“Discovery Kids –concluye Joa Silar– está siempre buscando ofrecer a nuestro público las herramientas esenciales para su desarrollo. Nuestros programas deben ser entretenidos y ofrecer un contenido que despierte la curiosidad de los niños, estimulando sus habilidades motoras, sociales y cognoscitivas. La misión es despertar en nuestra audiencia el gusto por el aprendizaje, algo que les será útil para toda su vida. En un mundo globalizado, donde los niños tienen acceso a tanta información, es importante que encuentren en la señal un ambiente seguro, además de mensajes positivos que los ayuden a resolver situaciones de la vida diaria. Los niños se identifican con los personajes y aprenden importantes lecciones observando su ejemplo. Estas enseñanzas son válidas para los niños en cualquier parte de mundo.”

Compartir: 

Twitter
 

Bob el constructor, otro de los éxitos de la señal.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.