espectaculos

Domingo, 19 de junio de 2016

TEATRO

La suma de voluntades

En tiempos de organización popular, asambleas barriales y movilización social creciente, motivadas por la crisis política y económica de 2001, surgió Matemurga, como una expresión más de la necesidad de volver a encontrarse con el otro, negada por un modelo que había privilegiado la individualidad por sobre lo colectivo. Era el año 2002 cuando Edith Scher, en calidad de crítica teatral, realizaba una columna radial en un programa llamado Mate Amargo, trabajo que la llevó a pensar en la posibilidad de convocar a los oyentes a conformar un grupo de murga teatral. Y así lo hizo. Los primeros encuentros y ensayos se realizaron en un viejo centro cultural de San Cristóbal hasta que en 2006, producto del azar o del camino recorrido, el grupo desembarcó en Villa Crespo, y encontró allí su identidad. Con tres obras teatrales creadas –La Caravana, Zumba la Risa y Herido Barrio–, Matemurga cuenta también con su orquesta propia y convoca a 80 vecinos-actores de todas las edades que apuestan al arte realizado por y para la comunidad, siempre con el deseo de seguir sumando voluntades dispuestas a participar de su proyecto.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La suma de voluntades
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.