las12

Viernes, 15 de julio de 2016

MUSICA

Cantos a la tierra

Natalia Contesse trae sus canciones de folk chileno dedicadas a la reivindicación de la naturaleza, las tradiciones orales de su país y el rescate de una época que resurge.

 Por Silvina Herrera

Desde hace un tiempo surgió una nueva corriente musical, una especie de folk ecológico interpretado por mujeres que le cantan a la tierra, al agua, al sol y los montes, en un intento por reivindicarlos y mantenerlos con vida ante la amenaza del avance de una producción desmedida que no respeta el hábitat, ni su biodiversidad, ni los pueblos que lo ocupan. De Chile y con esa impronta llega Natalia Contesse, con sus canciones simples pero cargadas de arreglos, su guitarra y su voz que aparece como protagonista para hablar de la naturaleza como leitmotiv. Sus letras parecen ir tras la vuelta al origen, pero lejos de ser pesimistas, apuestan a la posibilidad del resurgimiento de la armonía entre las personas y el medio ambiente. “Al agua le pido que sacie todas las hambres, siempre un bello horizonte está esperando por nosotros, corramos como los potros por la ladera de un monte, que el futuro se apronte, hemos pulido los sueños”, canta en “Decimas al agua”, de su álbum Puñado de Tierra.

“El agua, la semilla, la sombra de un árbol, son, fueron y serán necesarias para que como pueblos sigamos sonriendo, creciendo, creando y mirándonos con la dignidad de sabernos hijos de la belleza de la Tierra”, asegura Natalia que cree que la sensibilidad de la música puede generar conciencia y movilizar: “Cuando una letra de una canción toca temas vitales, como las problemáticas ambientales, la gente se sensibiliza porque ve lo cierto y urgente”. La música emerge así como un modo de resistir sin banderas o panfletos, con poesía, a esa tendencia actual de arrasar con la tierra para satisfacer necesidades económicas de un sector reducido, aunque haya que dejar comunidades enteras sin agua o arrasarlas completamente. Afirma la cantautora: “Vivimos en un tiempo en donde al parecer dejamos de mirar las cosas esenciales. En Chile los gobiernos ya vendieron todo. Las comunidades indígenas cedieron sus derechos de aguas a las empresas mineras, bajo falsas promesas y decretos. Podés tener una tierra pero el agua se desvía a otro caudal. El bosque nativo de las zonas de Arauco ya casi no existe, ahora hay un desierto verde de pinos, ya nada más crece ahí. Me preocupa la falta y desviación de la información para la gente. Como la desinformación y la ambición desenfrenada nos despoja de la tierra, del agua, y sin saber por ejemplo, se construyen grandes termoeléctricas que matan la vida de una comunidad local, y nadie te informa de estos lugares, que pasan a ser bautizadas por ONG internacionales como zonas de sacrificio”.

En sus canciones también hay un regreso a las historias transmitidas de forma oral, cuentos tradicionales que no quedaron registrados pero que encierran el sentir campesino chileno. Natalia Contesse también rescata a Violeta Parra y la versiona, y le dedica una canción a Margot Loyola, otra cantora chilena que se encargó de llevar las tradiciones orales más allá de las fronteras de su país. Contesse también se dedica a investigar esas raíces del folclore nacional, lo que le aporta una nueva visión a su música. “La investigación siempre me lleva a encontrar historias nuevas, entrar a los rincones invisibles de un Chile sumergido en un amor sobredimensionado por lo extranjero, dejando muchas veces de lado las tradiciones cotidianas que se han trasmitido de manera oral por largas generaciones, oficios, cosmovisiones, sabiduría popular”, cuenta. Pero la búsqueda no termina en sus raíces, sino que se expande a otras tierras, otras historias, culturas de otras regiones, y se mezcla con la modernidad que trae nuevos sonidos y oportunidades creativas. Esta nueva corriente folk introduce ritmos actuales que lo modernizan para volverlo contemporáneo. Para ella: “Pasado y futuro se nos encuentran en la canción”.

Natalia Contesse se presenta el domingo 17 de julio, a las 20, junto a Verónica Condomí, en la Usina del Arte, con entrada gratuita.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.