las12

Viernes, 3 de julio de 2009

MúSICA

Rebelde way

Una jovencísima soprano de 17 añitos homenajea a Broadway con clásicos de comedia musical mientras aspira alto y recorre géneros poco convencionales para su edad.

 Por Guadalupe Treibel

Ivette Gala no tiene plan B. “Quiero ser la Maradona del canto”, define. Y asegura que lo va a lograr. Ella, que dejó el secundario para dedicarse full time a la música, es soprano, pero no se conforma con arias. Por eso, pasea por el jazz y blues con comodidad, se anima al tango y homenajea a Broadway, mientras se proyecta todo terreno con voz clara, pura, fuerte, salida vaya a saber uno de dónde. El ensamble es prometedor: tiene –apenas– 17 años y un don sin edad, bien fraseado, que parece disparado por un cuerpito mayor.

“Los géneros que transito suelen estar relacionados a gente más grande. Es un prejuicio que existe porque el sistema te dice que las cosas son de una manera y uno naturaliza esa forma de acercarse a la música. Si te muestran una escultura y no te explican lo que estás viendo, no la vas a entender o disfrutar. Me gustaría derribar el mito y que los chicos también escuchen lírico, que haya un resurgir”, argumenta Gala, con convicción y a conciencia. Sin duda, su seguridad es extraordinaria...

Tampoco titubea cuando dice que va a “llegar”; lo repite constantemente. Pero, ¿dónde está el cielo en su rayuela? “Lamentablemente en la Argentina no puedo ser más que una profesora del Colón y yo quiero estar en Broadway, Hollywood, Italia... Que me reconozcan como a María Callas. Pero por lo buena que soy, no porque me casé con tal o le pagué a tal otro”, desafía la adolescente.

Con todo, reconoce que está en crecimiento, que aún no ha hallado todas las herramientas para desarrollar su talento. “Para despegar necesito una formación que todavía no encontré. Si viene un gran maestro y me muestra el camino, doy más de diez. Si me exigen, rindo”, dice, determinante, la chica que hace canto, actuación y está aprendiendo a leer partituras. También querría tocar el violín o hacer piano para guiarse a ella misma, o grabar un disco, pero todo a su tiempo. “Son experiencias y etapas”, reflexiona. A pesar de su energía contenida, sabe que no debe sobreexigir su instrumento. “Estoy esperando llegar a los 20 para dar todo lo que quiero. Pero todavía me está creciendo la voz. Por ahora, aprendo las reglas para después romperlas”, explica.

Sobre los inicios, la pasión estuvo siempre. O, al menos, tiene larga data. Es que a los 5 años ya cantaba en la pileta e imitaba a una cantante lírica. Cuando una vecina la escuchó y preguntó qué CD sonaba, ¡flor de sorpresa enterarse de que tamaño canto salía de la pequeña garganta de Gala! “Mi voz siempre tuvo color; nunca fue de nena”, recuerda Ivette. Desde entonces, pasó por un coro, profesores y coachs, hasta que Carlos Matus (dueño del teatro Empire) la escuchó en el programa de radio de Jorge Lanata y la invitó a cantar. Escenario propio con sólo 15 años. Nada mal.

Ahora rinde tributo a temas de El mago de Oz, El Fantasma de la Opera, West Side Story, Los miserables, Cats, My Fair Lady o La novicia rebelde. “Disfruto mucho la comedia musical porque siento su emoción y libertad. Puedo soltarme, volar...”, concede. Pero no le interesa etiquetarse de ninguna forma: “Quiero crear un estilo propio, sin estancarme en ningún género puntual. Si me enfoco en grandes como Los Beatles, Queen, Pink Floyd, Mozart o Beethoven, y me enseñan cómo sacar lo mejor de ellos, puedo hacer un composé de todos y experimentar”, remata la adolescente con filosofía propia, talento y un caminito que empieza y sigue y puede pispearse en www.myspace.com/ivettegala

Ivette Gala canta a Broadway, sábado 4 de julio a las 21 en el Teatro Empire, Hipólito Yrigoyen 1934. Reservas al 4953-8254.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Juana Ghersa
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.