las12

Viernes, 22 de abril de 2011

MONDO FISHION

LA PRINCESA KATE BUSCA SU VESTIDO

 Por Victoria Lescano

En el conteo final de la previa a la boda real en Inglaterra, la moda puso su mirada en los vestidos de estilo “bridal” o moda para novias y en el atavío que lucirá la princesa Kate en su boda con William, los atavíos de su dama de honor, los artilugios de gala para cenar y bailar en Buckinghan posboda.

Una primera versión había adjudicado su “wedding gown” a la creadora inglesa Sarah Burton, actual diseñadora de la casa McQueen, pero Burton se ocupó de desmentirlo, aún no se sabe si por protocolo, entonces las lentes y la avidez de la prensa amarilla pusieron la lupa en otros contemporáneos de la moda inglesa, entre ellos Bruce Oldfield, Alice Temperley, Phillipa Lepley, todos agrupados en el equipo de diseño de Catherine Walker.

Durante la semana que concluye, la publicación especializada Womens Wear Daily convocó a un vasto tema diseñadores con pedigrí para bocetar y argumentar un atuendo posible para la ocasión. Fue en ese contexto que Karl Lagerfeld sugirió un vestido victoriano signeé Chanel pero con un twist libertino plus, botas altas y un tajo pronunciado. Acto seguido, la italiana Alberta Ferreti dictaminó: “Kate refleja un estilo natural y la actitud de las mujeres contemporáneas, por eso sugiero una silueta simple, pero bordada en materiales tan preciosos que causen sensación”.

El experto Christian Lacroix esgrimió con conocimientos de historia de la moda y usos y costumbres: “En representación de algo viejo sugiero que lleve una camisa victoriana; como algo nuevo, una bata construida con patchworks; como algo prestado, el velo de la reina Isabel y a la ecuación le sumaría algo rojo, pues fue el color nupcial hasta 1900”.

Con otros criterios estéticos, arribaron las sugerencias cool and chic de Frida Gianini, la actual diseñadora de Gucci: “Debido a que Kate combina elegancia y contemporaneidad sin ostentación, la imagino con un vestido de líneas simples”. Otro convidado a crear el hipotético atuendo fue el americano Jason Wu, quien vistió a Michelle Obama con un traje emulando la luz de luna para la gala de su arribo a la Casa Blanca. “Quiero que lleve una estética muy actual, pues Kate es una princesa moderna.”

Un barroquista, Ralp Rucci, sentenció: “La veo con un tul blanco combinado con sombrero de cardenal, el velo debe llevar perlas y ni un ápice de brillos”. Desde la maison Valentino, el equipo que componen María Grazia y Pier Paolo se pronunciaron por “Kate cual una Venus de Botticelli”. Y la reina madre del estilo novias hecho en Norteamérica aconsejó: “Nada de frou frous ni de pouff pouffs, sugiero combinar tradición con modernidad”.

Por otro lado, la edición francesa de Vogue ensayó portfolios de moda con rescates de las colecciones McQueen, Issey Miyake —del gótico a los plisados— pasando por un trench a modo de vestido prêtàporter. Las pulsiones dirigidas hacia el traje recuerdan otro hito de la moda inglesa, el célebre vestido de Lady Di, que fuera realizado en seda en color marfil, con rasgos de estilo romántico, una cola de 25 metros y 10.000 perlas. En 1981, lo idearon los británicos David y Elizabeth Emmanuel y en 2007, cuando se cumplieron diez años de la trágica muerte de Lady Diana, los diseñadores publicaron el libro A dress for Diana (Un vestido para Diana), una edición limitada de Anova Books, que admitió un fragmento de seda que los autores argumentaron haber conservado de las pruebas finales —y que permanecieron en una cámara de conservación de textiles—.

El álbum del vestido de Di sumó más de doscientas imágenes de Diana, en las pruebas y junto a sus damas de honor, documentación del Palacio de Buckingham solicitando el vestido, carta manuscritas, comentarios varios. Consultados para la votación y los pronósticos por el Women Wear’s Daily, la pareja de diseñadores, ahora divorciada, deslizó: “Va a haber una gran sorpresa en el traje de bodas de Kate”. Y sin más palabras se despidieron de la prensa y recomendaron volver a mirar su libro, pues es un verdadero manual de estilo de la moda british. Sin duda, alguien prepara sus bocetos, anecdotario y fotografías para un nuevo libro, el de la princesa y consorte del hijo de lady Di.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.