las12

Viernes, 27 de julio de 2012

VISTO Y LEIDO

Revoltosas

Hace diez años nació en Neuquén el grupo La Revuelta. Un libro de Mónica Reynoso que muestra a las mujeres que multiplicaron los escraches y una forma de lucha que se caracteriza por las agallas y la creatividad.

 Por Luciana Peker

“Colectiva feminista La Revuelta. Una bio-genealogía es, en principio, la crónica periodística de diez años de activismo de un grupo de mujeres en Neuquén, más la biografía de sus protagonistas y las urdimbres que tramaron”, dicen –ellas mismas– de su propio libro. Y las presenta Mabel Bellucci: “La colectiva feminista La Revuelta viene dando inagotables batallas para promover verdad, identidad y libertad. Agitadoras de conciencias, sus experiencias pedían ser relatadas”, dijo.

“El libro puede leerse tanto como un documento histórico que resume diez años de militancia feminista, como un relato polifónico en el que se expresan no sólo las organizaciones de mujeres sino también las víctimas de la violencia misógina, la justicia, la política, la prensa, toda una sociedad en un tiempo y un lugar dados: Neuquén, 2001-2011”, dicen sobre un trabajo que repasa historias de vida, la historia de una lucha convertida en muchas, la historia del feminismo y de una sociedad que grita desde el sur otras formas de hacer revueltas.

Hace una década tres mujeres (tres docentes que se conocieron en la Universidad Nacional del Comahue) fundaron este grupo: Graciela Alonso, Ruth Zurbriggen (colaboradora en la creación del libro) y Valeria Flores, que en 2004 decidió crear un espacio propio de activismo lésbico con “Fugitivas del Desierto”. La idea de poner en una obra toda su tarea fue encomendada a la periodista Mónica Reynoso, con la que ya habían compartido un proyecto editorial feminista –Sin Sostén. Periódico menstrual sostenido por mujeres– que se publicó durante tres años en papel. Ella no sólo convierte una reunión de militancia en una intrigante novela sino que también se permite la autocrítica y desnuda el proceso de escritura de una manera atrapante y tan sincera como las idas y vueltas –pero siempre para adelante– que La Revuelta encontró para convertirse en una organización referente a nivel nacional.

“Acá se protegen violadores”, son capaces de escrachar a un abusador. Pero también de acompañar a una víctima no con lo que ellas creen mejor sino con lo que la mujer necesita en un proceso que –como la escritura– también permite visibilizar sus autocríticas o el hilvanado de las mejores formas de construcción. Por ejemplo, en el caso de Gladys Mercado, la Pato, que las revueltas conocieron en el 2006 pero que necesitó tiempo para dar el nombre de su marido violador. Ellas tuvieron que cambiar toda una tirada de volantes para sacar el apellido cuando Pato se los pidió. Y lo hicieron porque no se trataba de imponer valentías sino del valor sincero de acompañar. “El príncipe azul no existe, el marido violador sí”, dijeron, entonces, con la precisa valentía para decir. Incluso fueron más irritantes al comparar al violador con torturadores como el Turco Julián o hacer tubos de cartón de desodorante con el lema “Cuando el pene no alcanza”, en alusión a los métodos de una violación con libreta roja.

Este fue –y sigue siendo– el trabajo incesante de la agrupación. Por eso, la respuesta de Graciela Alonso –cuando se le pregunta qué te dio el feminismo– es “me dio mucho más trabajo”. Es que ellas creen en su lema “Somos oportunistas y queremos llevar el feminismo a todos lados”. Por eso, ellas mismas van hacia donde tienen que ir. Pero su acierto no sólo ha sido develar el terror, sino poder utilizar el humor como arma. “La Revuelta también son una manga de ridículas. Hacen reír. Son divertidas, originales, creativas, incansables. Tomaron la audacia de la tradición feminista y la pusieron al día en una sociedad de tradición patriarcal en un escenario desértico y ventoso donde todo está por hacerse”, describe Reynoso (quien también confiesa el placer de tomarse unos daiquiris de fruta con ellas) sobre la geografía que corre la escena de las urbes más fálicas. O, con más brújula, de un feminismo al sur del Obelisco.

Más info: larevuelta.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.