las12

Viernes, 14 de septiembre de 2012

PERFILES > LILIANA DAUNES

La encendida

 Por Luciana Peker

Su pelo es rojo, como encendido. Y es ella la que se enciende cuando enciende la radio. Fue la primera en hablar de derechos humanos cuando todavía estaba la dictadura, y en alzar su voz en la plaza junto a las Madres de Plaza de Mayo. Pero su irreverencia fue hablar en femenino y nombrarse feminista en la radio. A veces eso hizo que la dejaran a un costado. Y ella no temió que su camino fuera más largo, pero genuino. Trabajó en radios comunitarias y se puso a cocinar comida mexicana en el restaurante Frida o a convidar a sus amigas maní chino con pasas de uva.

Hace unos años recuperó la posibilidad de agitar el sonido. Y por eso tiene un programa que se llama Sonidos agitadóricos, los domingos de 18 a 20, por Radio Nacional. Y es justamente la radio pública la que le otorgó, el 27 de agosto, un premio a la trayectoria por el Día de la Radiodifusión y los 75 años de Radio Nacional.

También hace Espejos todavía, los martes, de 17 a 18, por FM La Tribu y es columnista de Marca de radio, los sábados de 10 a 13, por La Red junto a Eduardo Aliverti, con quien conformaron una dupla que se atrevió a hablar de la Constitución –en Radio Continental, en 1981– cuando todavía la Constitución no regía.

La mujer que tiene una voz inconfundible, que también es sinónimo de Página/12, la que no calla, pero también apuesta al optimismo ante la eterna rebeldía, dijo sentir: “Alegría por un lado, siempre es bueno recibir mimos, que eso son los premios, los reconocimientos, y más aún cuando se dan en nuestra propia casa, aquí donde desarrollamos nuestra creatividad, nuestro oficio artesano, nuestra militancia comunicacional. Pero también un llamado de atención a los años transcurridos”.

Ella nació en La Pampa y empezó trabajando a los 15 años. Pero intenta que el premio sea a la mitad de la trayectoria. Porque ella apuesta al futuro. Sin embargo, confiesa: “Inevitablemente me hizo mirar hacia atrás y no sólo vi a aquella rebelde que siempre fui, con ese yo peleando por ser nosotras (socialista, comunitaria, feminista, anticapitalista y algo anarca, por eso de sin Dios, sin marido, sin patrón, ni partido....) y como flash, como flecha, como película en sepia y a colores: mis juegos adolescentes con el grabador Denon, la propaladora, la radio, el canal de circuito cerrado allá en La Pampa y el ISER, las clases de teatro con la Boero, Radio El Mundo, Excelsior, Continental, FMR, Belgrano cuando fue Belgrado, Splendid, Rivadavia, la Metro y Ciudad, la Red, Radio Nacional, La Tribu como plataforma hacia muchas otras radios comunitarias, y cientos de radios abiertas en las calles y en las plazas..., un laaargo recorrido y el compromiso siempre de amplificar las voces de las y los de abajo. Los derechos de los humanos y las humanas”.

Sin anestesia fue uno de sus programas más conocidos. Así habla. Y también edita. La música que de ella surge con las voces de las mujeres a las que les hizo eco e hizo poesía con sonidos, e hizo de la radio un medio en sí mismo que no reproduce la letra, ni es menor que la televisión, sino que –-con ella– mantiene su magia intacta. Con ella y con sus hijas: “La escoba”, “La flor redonda”, “La rosa de los vientos”, “Juana Pimienta”, “La rosa brindada”, entre muchas otras rondas por las que apuesta. Por eso dijo: “La alegría siempre de –parafraseando a Tuñón– ‘creer todavía en la revolución’ y... ¡sus bailes! Y sentir que ‘mujer bonita es la que lucha’. Y es en esa lucha por un mundo mejor que a la belleza para todas, para todos, sigo apostando”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared