las12

Viernes, 28 de febrero de 2014

COSAS VEDERES

De peor en peor

La WMC lanzó un informe sobre la situación de las mujeres en los medios y productos culturales norteamericanos (tan consumidos localmente). Las12 recupera parte del inquietante registro, un compendio de estudios realizados por distintas instituciones a lo largo del 2013.

 Por Guadalupe Treibel

“Buenas nuevas: Women’s Media Center (WMC), organización sin fines de lucro fundada en 2005 por las activistas Jane Fonda, Robin Morgan y Gloria Steinem, lanzó un reporte anual que resume las investigaciones realizadas por varias instituciones académicas respecto de la situación de la mujer delante y detrás de las cámaras. Las malas nuevas: todo lo que dice el informe”, ironiza la web geek-feminista The Mary Sue. Y, como de costumbre: ¡Cuánta razón! Porque, tristemente, las últimas cifras arrojadas sobre la representatividad y presencia de señoras y señoritas en la industria del cine norteamericano –y los medios en general, para el caso– son de terror. En especial cuando se considera que, a este ritmo, las ciudadanas de Estados Unidos alcanzarán la paridad con los varones –en puestos clave del gobierno, la política, los negocios, etcétera– recién en 2085. En serio.

“Teniendo en cuenta que la población femenina del país es del 51 por ciento, hay imperativos culturales, sociales y financieros que demandan participación equivalente e igualdad de género. En ese sentido, diversificar el escenario mediático es crítico para la salud de nuestra democracia”, anota la WMC antes de embarcarse en números que dan cuiqui. Como, por ejemplo, el hecho de que las niñas comiencen a percibirse a sí mismas como objetos sexuales a los ¡6 años!, a raíz de la influencia del cine y la tevé, la crianza y la religión. Un puntapié inicial para remitirse a estadísticas igualmente inquietantes que, con repaso y subrayado cinematográfico (ampliando a otras esferas), Las12 puntualiza a continuación. Sin repetir y sin soplar, o más bien, resoplando...

Tal cual recogió una investigación del Centro de Estudios de la Mujer en TV y Cine de la Universidad de San Diego (y re recogió la WMC), sólo un 9 por ciento de los directores de los 250 films más taquilleros del 2012 fueron mujeres. Y aunque el dato implica un incremento del 4 por ciento respecto del año anterior (uííí), es similar al ’98 (buuu). “Además, es sólo un 9 por ciento”, recuerda la ya citada The Mary Sue. No tan curiosamente, la situación de las directoras negras es aún peor: de los 565 realizadores más “vendedores”, 33 fueron negros, y únicamente dos, mujeres negras.

Siguiendo la chicana popular, cabe preguntar a los cínicos que hablan de balanza equilibrada: “¿Querés más?”. Porque hay, ¿eh? Plato principal y postre: Apenas un 6 por ciento del top 100 de films más vistos contrató un elenco equitativo de varones y mujeres. Y, luego: menos del 30 por ciento de los personajes parlantes (es decir, con líneas) de las pelis más vistas de 2012 fueron damas, lo más bajo de los últimos cinco años. “Respecto de las que sí pudieron meter bocado, el 34,6 por ciento era negro, el 33,9 por ciento, hispano y el 28,8 por ciento, blanco. De todas ellas, las mujeres latinas fueron las que tuvieron más probabilidades de ser mostradas semidesnudas”, resaltó la revista Time. ¿Otro datito? “Mientras los personajes femeninos crecen, las protagonistas bajan. En 2002 llegaban al 16 por ciento, en 2011, apenas un 11 por ciento”, coteja el informe.

Afortunadamente, hay otros cargos además de dirigir y actuar, y poniendo el foco en productoras ejecutivas, guionistas, camarógrafas, editoras, etcétera, las ladies detentaron el 18 por ciento (wow) de los puestos entre los 250 largometrajes más populares del –ahora sí– 2013. “Antes de festejar que los dobles dígitos rompen el techo de celuloide, tengamos en cuenta que la cifra es menor que las recolectadas en 2012 y 1998”, avisan voces feministas. La pucha; ni una se puede ganar...

Sorprendentemente, el sexismo no sólo afecta a la industria del cine; también otras áreas adyacentes como la crítica de films: “Hay cuatro veces más columnistas masculinos que femeninos en los tres diarios más grandes de Estados Unidos, con una edad promedio de 60, siendo mayoritariamente blancos”, destaca Time en base a lo ofrecido por la WMC. En la misma línea –aunque ya no vinculado al periodismo del showbiz sino general–, sólo el 19 por ciento de los artículos citó a damas durante el 2013 (ni como fuentes, che). Para colmo, las mujeres periodistas siguen siendo relegadas a escribir acerca de “tópicos rosas, como comida, familia, muebles o moda”. Y, dato de color: los obituarios sobre tipos superan con creces los dedicados a féminas caídas. Sobre periodismo de deportes, mejor ni hablar... Ni de ámbitos como las redes sociales, los videojuegos, la publicidad, la tevé, radio o literatura, cuyos resultados pueden/deben verse en la web oficial de WMC para despejar una pregunta: ¿Quién narra el mundo tal cual es consumido? La respuesta, ¿admite alguna duda?

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.