las12

Viernes, 3 de octubre de 2014

MONDO FISHION

La alfombra mágica

 Por Victoria Lescano

En el contexto de la Semana de la Moda de París y las colecciones para la primavera europea 2015, el diseñador belga Dries Van Noten cautivó con una colección inspirada en Ofelia, el célebre cuadro que John Everett Millais pintó en 1851 y cuya protagonista posa sobre un colchón de nenúfares y se zambulle en una vegetación de musgos (emulando el pasaje de Hamlet). El énfasis de las prendas estuvo focalizado en texturas que emulaban musgo y en coloridas rayas de seda aplicadas a los abrigos y que se complementaban con largos vestidos de seda. La crítica especializada, entre ellas la pluma de Susy Menkes, destacó la alfombra vegetal devenida pasarela, que fue realizada para la ocasión por la artista argentina Alexandra Kehayoglou. Con formación en el IUNA y la participación con pastizales y tapices en las recientes muestras Final del Juego –Fundación Proa–, Fortaleza –Elsi del Río– y la presentación del proyecto Elpi nicki, en Arteba, Alexandra creció en el contexto de una familia vinculada con los textiles para interiorismo, las alfombras de la firma El espartano y en los días posteriores a esa presentación de su obra se refiere a su experiencia en ese cruce de arte y moda.

¿Cómo y cuándo te llegó el encargo de Van Noten?

–El 25 de agosto recibí un mail de la productora Villa Eugenie preguntándome por una alfombra de casi 50 metros de largo y argumentando que querían usar mis pastizales como plataforma para un desfile en la Semana de la Moda de París. Mi primera reacción fue considerar si podría llegar con ese pedido.

¿Cuáles fueron las premisas y directivas iniciales para ese tapiz?

–Me dijeron que querían un pastizal de 48 metros de largo, para una colección de verano, que fuera fresco, similar al musgo, que siguiera en la línea de mis anteriores pastizales pero en un tamaño inmenso, algo que no había hecho antes y que representaba un desafío desde el punto de vista de una pieza de arte, artesanal, con la calidad con la que trabajo y la variedad de colores que utilizo.

¿Habías visto las ropas y la temática de la colección antes de tejer la pieza?

–La colección era totalmente secreta tanto para nosotros como para otros involucrados en la producción del show. Sabemos que Dries trabajó en ella hasta unos días previos a la presentación. Al ver las ropas, su modo de trabajar el uso de los colores con la elegancia que él genera, su utilización de piezas suaves y fáciles de usar y demás cuestiones me encantaron.

¿Cómo fue el proceso de trabajo en París?

–En París fue todo súper intenso y rápido. Ser parte de la puesta en escena de un show para la Paris Fashion Week es una experiencia que no nos vamos a olvidar: del momento de hablar con los asistentes del diseñador, los asistentes de iluminación y de sonido, los operarios que nos ayudaban a mover las extensas alfombras, hablar con los fotógrafos, los representantes de prensa... No fue fácil, pero el resultado final demuestra que valió la pena.

¿Cuánto tiempo te llevó hacer “la alfombra para pasarela”? ¿Qué materiales usaste?

–La producción total fue de dieciséis días, trabajando día y noche, usamos la misma técnica de hand tuff que vengo desarrollando con mis pastizales y otras piezas de arte y diseño, como mis “bancos barranco”, “la silla para atravesar el invierno”.

En la web de Van Noten está circulando un video referido a la ruta de tu tapiz-obra, ¿quién lo filmó?

–Lo hizo Francisco Nocito, mi primo, quien documenta especialmente mis obras. Todo lo que él filma siempre se traduce en más belleza y más cuidado de los procesos y las formas en que trabajamos en el estudio.

¿Cuál es tu relación con la moda? ¿Conocías el movimiento de moda belga los Anterwp six, que simboliza Van Noten?

–Nunca había colaborado con un diseñador internacional. Mi relación con la moda es rara: me gusta, pero no soy una fashion victim. Me interesa la ropa como un objeto textil. Tenía conocimientos del movimiento belga de diseño de moda de los últimos años, pero me puse a investigar más luego de que me contactara Dries. El me pareció muy innovador, tranquilo y natural, y cercano a mis valores en el diseño y el arte.

¿Podés describir tu percepción de ese desfile? ¿Cómo te vestiste para ir al fashion show?

–El desfile fue muy conmovedor, casi como estar soñando. Se inició en silencio absoluto y luego empezó a sonar la música que produjo Oscar and the Wolf con sonidos de pájaros. Como espectadora percibí un ambiente especial, la gente estaba emocionada. Lo vi desde el back y junto a dos amigas que viven en Europa y fueron a acompañarme. Tanto la preparación como los ensayos fueron conmovedores, y cuando al final del show las modelos se acostaron en el pastizal gigante fue único, ahí ya no pude contener la emoción. Creo que entendí la visión del diseñador y cómo se fusionó con mi idea de volver a los pastizales autóctonos y a mis vivencias del paisaje. Para ir al desfile me vestí muy sobria. Como estuve trabajando hasta último momento no pude pensar mucho en la ropa.

En la última edición de ArteBa vi tu zapato bote: me comentaron que fue un tributo a Elpiniki, tu abuela griega, quien hacía killims a mano, y también que lo habías hecho flotar en una piscina. ¿Podés referirte a esa obra?

–La obra se llamó “En los pies de Elpiniki” y su disparador fue que nací y me crié entre alfombras. Hace noventa años mi abuela Elpiniki (a quien no conocí) cruzó el océano trayendo consigo un telar que sería el comienzo de una nueva tradición textil. Aprendí el oficio y de curiosa me metí en la fábrica. Siguiendo un impulso genético descubrí la libertad en el legado y en la tradición. Tejer me hizo conectar con otro lado de mi vida. La obra que repara. Ese zapato arca le rinde homenaje a esa mujer araña tejedora que trajo un poco de ese mundo de allá para aquí. Reliquia espartana, mi nave narra tanto el viaje de flores rosas y alfombras voladoras. Para su creación llamé a un carpintero ingeniero y la nave se construyó partiendo de un método de fabricación digital. Mientras que el zapato antiguo se modeló en 3D, luego se armó de un esqueleto de madera, se ensambló y finalmente fue revestido en alfombra de lana tejida a mano.

Más info: alexkeha.com

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.