las12

Viernes, 26 de noviembre de 2004

CONSEJITOS DE MARU BON BON

¡Pose los ojos donde corresponde y descubra un mundo de sensaciones!

Ay, mis adorables/bles, mis queribles/es, mis amantes/s, de cuántas cosas se pierden quienes anulan cualquiera de sus sentidos! Unos/es que no quieren escuchar, otras/os que no quieren libar, alguien más que no gusta tragar... así no se puede, así no hay modo, así nos hundimos en un mundo fofo/a y sin sorpresas. Así lo único que se logra es exigir a las partes más de lo que las partes pueden dar, aunque esto sea mucho o poco, todo se agota si una/o/e se niega a la experiencia plena de los cinco o seis sentidos según el género que se trate (y no trata). Hoy, mis querídiiiiiiisimas/os amiguetes, nos ocuparemos de la vista:
1. Lo obvio, apunte a donde la acción sucede: ¿Qué? ¿La pancita no le permite observar el lugar del encastre? ¿Acaso no se siente apta/o para la contorsión del cuello? ¿Acaso no le da intriga, no hay nada en el chapachapa que convoque a sus ojillos? Haga la prueba, trate de conectar arriba y abajo y disfrute de la cálida sensación que se expandirá entre los puntos conectados.
2. Lo igualmente obvio, acuda al espejo: no tenga vergüenza y disponga del mobiliario aun cuando no haya aventuras en puerta. Es mejor estar preparada para cualquier ocasión que andar descolgando cosas del baño cuando lo único que quiere es decolgarse por la línea que va de la garganta a la pelvis. Amén de que podrá disfrutar en soledad mostrándose a sí mismo/a lo que usted tiene para ofrecerse, ¡hasta parecerá que es alguien más quien se refleja en el vidrio!
3. Sofisticado, use catalejo (se aceptan binoculares, telescopios y otras herramientas de precisión): ¿Que no encuentra nada para ver en casa? ¿Que ya se aburrió de la anatomía de su amante? ¡Busque afuera y después disfrute adentro! Puede resultar complicado si usted no se aloja en zona de departamentos, pero bien puede combinar con los vecinos el horario apropiado para compartir la diversión vamo’ y vamo’. ¡No se pierda la oportunidad de ver afuera lo que falta adentro, antes de querer tocar adentro lo que ve afuera!
4. Ordinario, recurra a las viejas porno: No por remanido este recurso deja de ser efectivo. Inspirándose en la pantalla bien puede usted incentivar la creatividad y alentar a su compañero/a a copiar alguna escena, que, eso sí, usted seguirá con sus lindos ojitos pasito a pasito, humedeciendo aquí y acullá, demorando el dedito hasta que haga foco, prendiendo el foco cuando la pantalla se apague.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.