las12

Viernes, 31 de diciembre de 2010

Una alternativa real: misoprostol

 Por Veronica Marzano

Integrante de la línea Aborto más información menos riesgos y de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto

La línea Aborto más información menos riesgos registró desde que fue fundada, el 31 de julio de 2009, un poco más de 6000 mil consultas de todo el país, y lo interesante del 2010 fue que el uso del misoprostol se empezó a instalar no sólo entre la comunidad médica como una posibilidad de respuesta a las mujeres que se acercan sino en la atención primaria, que hasta ahora estaba ausente en el debate sobre el aborto. La atención primaria está compuesta por quienes están más cerca de las mujeres pobres, para eso en abril decidimos armar la Red Contra el Aborto Inseguro, que es un trabajo de Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto junto a Ameges (Asociación Metropolitana de Generalistas y Equipos de Salud). La Red es un espacio en el que confluimos organizaciones sociales, médicos, gente que viene del área de educación, etc. para armar estrategias, redes, intercambio de información, y para evaluar cómo abordar el aborto inseguro a partir de esta herramienta concreta que es el misoprostol. Cuatrocientas personas de distintos equipos de salud de todo el país se fueron acercando, Ameges había hecho una encuesta entre sus médicos generalistas y todos tenían de 2 a 4 casos por semana de mujeres que llegaban a sus consultorios diciendo que querían abortar, muchas diciendo que conocían el misoprostol y querían saber cómo usarlo. La demanda nos superó: equipos de salud en general, parteras, obstetras, enfermeras, parteras... El misoprostol plantea un uso autónomo y esto permite ampliar la diversidad de profesionales que están trabajando en el área de salud y que no necesariamente son médicos.

En Uruguay, la política de acceso a la información sobre misoprostol arroja datos muy alentadores: incluso con el misoprostol restringido, ellos lograron que bajara a 0 la mortalidad por aborto inseguro, y eso fue a partir de las políticas públicas de dar información sobre misoprostol, que se otorga en varios hospitales. Uruguay es un país pequeño y ellos tienen más facilidad que nosotros para tener esta cifra, pero es un indicador que nos sirve para probar su efectividad. Por otro lado, en toda América latina la cantidad de mujeres que muere por abortos inseguros va bajando, y eso es sin duda por el uso de misoprostol, incluso sin saber bien cómo usarlo. Acá las mujeres lo consiguen; depende la zona, tardan entre 4 días y dos semanas, por eso es importante que el acceso sea fluido. La obligación de los médicos es dar la receta a la mujer que se acerca con la decisión tomada, ya que la receta, muchas veces, hace la diferencia entre un aborto seguro y uno inseguro. El misoprostol salva vidas y necesitamos que esté disponible para todas.

En el proyecto de ley a discutirse en 2011 no está contemplado el misoprostol, nosotras esperamos que cuando se reglamente aparezca esta posibilidad, y que estas nuevas estrategias sobre aborto que han dado lugar a nuevas discusiones tengan un lugar en los debates legislativos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una alternativa real: misoprostol
    Por Veronica Marzano
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.