libero

Lunes, 22 de noviembre de 2004

FúTBOL › LE GANO 1-0 EN EL VIADUCTO A LOS JUVENILES BOQUENSES

Arsenal prolongó el mal momento de Boca, que ahora sólo piensa en la Sudamericana

Quedó a ocho puntos del líder Newell’s cuando quedan 9 unidades en juego, y lleva 524 minutos sin convertir un gol. Pero ya está en otra cosa: no sólo en el partido del miércoles ante el Inter de Porto Alegre, con los titulares, sino también preparando el terreno para la futura limpieza.

 Por Facundo Martínez

Boca perdió su sexto encuentro en el Apertura y terminó, definitivamente, con sus tibias chances de prenderse en una hipotética lucha final entre los animadores del certamen. Pero, a diferencia de lo que sucedió bajo la conducción de Miguel Brindisi, donde cada partido deparaba alguna sorpresa, la idea de una despedida temprana estaba presente antes de esta nueva caída: Boca ya se había tirado a muerto en la decisión del entrenador interino, Jorge Benítez, de presentar ante Arsenal un equipo conformado mayoritariamente por juveniles. Los fundamentos para esta jugada, la última en el semestre, son simples: así, Boca concentra todo su poderío en la Copa Sudamericana y, al mismo tiempo, comienza a bosquejar la posible base para la próxima temporada.
Por eso, el espectáculo que dio ayer Boca en Sarandí, empobrecido por las ausencias, no agrega ni quita nada a la flaquísima participación del equipo en el presente certamen; sirve, sin embargo, para imaginar, aunque más no sea parcialmente, cómo será el equipo futuro: con jugadores como César González, Pablo Alvarez y Víctor Ormazábal entre los titulares, y ya sin varias de aquellas glorias de otro tiempo.
Al darles minutos a los juveniles, Benítez se anticipa a la tarea a la que, cualquiera sea la suerte en la Sudamericana, tendrá que abocarse en un cortísimo plazo: la realización de una limpieza profunda, de una depuración de pies a cabeza, de un nuevo y necesario oxigenamiento.
Apostar al rodamiento de los juveniles, saliéndose por anticipado del torneo local, es la primera decisión de peso del nuevo entrenador y, seguramente, también su carta de triunfo y su gesto de confianza para con los directivos, que deberán elegir a un sucesor. De lo que suceda en la Sudamericana, quizá dependa la suerte de alguno de los jugadores veteranos, de aquellos de los que se señala han cumplido un ciclo; quizá la continuidad de Benítez, una extensión de crédito.
Pero, a juzgar por lo visto, más allá de sumar un nuevo título –que desde ya no será fácil lograr, ya que de pasar a Internacional, de Brasil (al que recibirá el miércoles en la Bombonera), Boca tendría que disputar una de las dos finales en La Paz (3500 metros de altura) o en Quito (2600 metros); en estos momentos parece importarle más la preparación de un nuevo terreno, fértil para el futuro.

Estadio: Arsenal.

Arbitro: Sergio Pezzotta.

Gol: 42m, P. González (A).

Cambios: 61m Boselli por Fischer (B); 72m Carreño por Gmo. Barros Schelotto (B); 73m Quinteros por Denis (A); 74m Cardozo por Galarza (B); 85m Pompei por Morales (A); 89m Garat por Calderón (A).

Recaudación: 46.898 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

La cara de los pibes de boca lo dice todo. Casi 10 horas sin hacer un gol.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.