libero

Lunes, 19 de septiembre de 2005

FúTBOL › RACING NO PUDO VENCER A OLIMPO

El silencio resultó la peor opinión

El equipo de Rivarola se fue de la cancha sin aplausos ni silbidos. La derrota en el clásico dejó heridas que no cerraron aún.

 Por Daniel Guiñazú

La hinchada de Racing opinó con el silencio. Y esa ausencia de gritos y aplausos que despidió al equipo tras el 2-2 ante Olimpo dio la pauta de lo mal que le cayó a la gente el empate. Sólo un triunfo hecho y derecho podía levantar la moral después del mazazo de la semana pasada ante Independiente. Y como el triunfo no llegó (y por cómo se dio el partido, la igualdad fue un buen negocio), la decepción continúa y el técnico Rivarola sigue sin mayor aceptación.
Dentro de lo negativo, hay algo positivo: Racing demostró carácter. Dos veces estuvo abajo en el marcador. Y en las dos, revirtió la tendencia. Terminó perdiendo 1-0 el primer tiempo luego de un notable contraataque de Olimpo por tres calles, que empezó el uruguayo Costela por la derecha, prosiguió con un toque por el medio de Ramírez, y remató Maggiolo un metro adelantado por la izquierda. Y se encontró 2-1 abajo en la segunda etapa (había empatado Crosa en el arranque tras una mala salida de Roa en un corner) con un centro de Solana que Leandro Benítez cabeceó entrando por el segundo palo. En ambos casos, el equipo supo cabalgar por sobre las demandas de la tribuna. Y, sin perder la cabeza, pudo alcanzar la igualdad con un gol de Javier Villarreal, mientras a miles de hinchas racinguistas las maldiciones empezaban a atragantárseles en la boca.
Más allá de eso, todos fueron problemas para Racing. Con y sin la pelota dio ventajas. Le costó perforar, con algo más que buenas intenciones, las dos líneas de cuatro que Omar Labruna armó para resguardar el empate que vino a buscar y que, finalmente, se llevó. Y cuando Olimpo se atrevió a atacarlo, soltando cada vez más gente, le llegó con facilidad y claridad inesperadas.
La falla no estuvo en el fondo sino en la mitad de la cancha. Resultó sencillo pasar la línea de los volantes de Racing. Simeone no dio abasto para hacer pie en el medio, y por el lado de Romero, Jorge Martínez, Costela y Solana encontraron amplias libertades para partir y llegar. Por eso, en el primer gol de Olimpo, tres jugadores fueron capaces de ponerse mano a mano con Campagnuolo; en el segundo, Leandro Benítez cabeceó solo, y después hubo cuatro situaciones netas más para los bahienses. Cualquiera pudo haber terminado en gol. Cualquiera pudo haber desatado un incendio en Avellaneda.
Lo mejor de Racing sucedió en los primeros 25 minutos del segundo tiempo. En el entretiempo, Rivarola quemó las naves. Y puso a Matute Morales por el paraguayo Núñez para sumarles toque a los pelotazos de Capria, a Javier Villarreal por el chileno Mirosevic para poner ida y vuelta donde no había ni una cosa ni la otra, a Romero como puntero izquierdo, y armó un esquema 3-2-2-3 parando a Vitali, Cabral y Crosa casi en la mitad de la cancha. Los cambios dieron rápido efecto. A los 2 minutos, Racing ya había alcanzado el empate, antes de los 10 minutos, había tenido otras dos chances, y el equipo tenía otro aspecto, con Capria y Matute proponiéndose fútbol desde muy cerca.
Pero el gol de Leandro Benítez volvió a poner a Racing contra las cuerdas y a sus hinchas al borde de una frustración insoportable. El equipo se sobrepuso y el empate final de Villarreal sólo trajo una calma momentánea que cerca estuvo Olimpo de hacer estallar con su orden y su atrevimiento. Racing sigue en carne viva. Las heridas que abrió Independiente se mantienen abiertas. Y cada vez son menos los hinchas que creen que Rivarola es capaz de suturarlas.




RACING-2
Campagnuolo-5
Vitali-5
Cabral-5
Crosa- 6
Nuñez- 5
Mirosevic- 5
Simeone- 5
Romero-5
Capria-6
Estevez- 6
L. Benítez-6
DT: Rivarola
OLIMPO-2
Roa-5
J. Martínez-7
Garcé-5
Páez-5
Díaz-6
Costela-7
Solana-6
R. Martínez-6
L. Benítez-6
Ramírez-5
Maggiolo-6
DT: Cabruna

Estadio: Racing.
Arbitro. Gabriel Favale.
Goles: 42m, Maggiolo (O); 47m, Crosa (R); 58m, L.Benítez (O); 70m, Villarreal (R).
Cambios: 46m, Villarreal por Mirosevic (R) y Morales por Nuñez (R); 57m, P.Fernández por Ramírez (O); 66m, Villavicencio por L.Benítez (O); 76m, Villanueva por Capria (R); 86m, Blanco por Costela (O).

Compartir: 

Twitter
 

Pelota dividida entre Simeone y Maggiolo.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.