libero

Lunes, 19 de septiembre de 2005

TENIS › LA MAGIA DE CORIA NO PUDO CON NADAL

Esta vez no hubo truco

El tenista argentino no pudo hacer nada para impedir que el español lo arrollara en los últimos sets y se fue para Bratislava.

Guillermo Coria se quedó sin pólvora y después de haberle ganado el primer set a Rafael Nadal no pudo impedir que la tromba española lo pasara por encima y se quedara con el torneo de Beijing, en China, al vencer 5-7, 6-1, 6-2 en una hora y 52 minutos, logrando así su décimo título en esta temporada, los mismos que tiene el número uno de la ATP, el suizo Roger Federer.
En el primer parcial, Coria, que con esta suma su tercera derrota de la temporada ante el número dos del circuito, dio un recital de versatilidad sobre el cemento de la pista central pequinesa, obligando a Nadal, con una variada gama de golpes, a correr y realizar un gran desgaste físico.
El Mago, con esa capacidad exasperante para sus rivales de aparecer allí donde esté la pelota, sin estridencias, con una alegría contagiosa que acabó por cautivar al público, le tendió una imaginativa red al español para anotarse el primer set.
Sin embargo, Nadal está físicamente un escalón por encima del resto de jugadores del circuito y la contundencia de sus golpes no aflojó en la segunda manga, en la que se adjudicó los primeros cinco juegos de un tirón para acabar venciendo 6-1 sin que Coria diera señales siquiera de poder poner en duda su insultante superioridad.
“Jugué bien el primer set con mi servicio, pero no gané demasiados puntos; ya en el segundo fui siendo poco a poco más agresivo hasta ganar el partido”, resumió Nadal tras la final.
Quedaba por ver si el argentino había dado por perdido de manera prematura el segundo set para reservar empuje para el tercero y definitivo. Rápidamente se vio que no. Nadal le rompió el servicio de Coria en el tercer juego, se anotó el cuarto y para entonces sólo los más optimistas, entre ellos un animoso grupo de argentinos en la tribuna, creían en la remontada del segundo cabeza de serie del torneo.
“Nadal está en un gran momento, con mucha confianza y la suerte de su lado. Estoy contento porque hice un gran torneo, y nada triste porque perdí contra un gran jugador”, dijo Coria al término del encuentro. El partido murió con un último error del santafesino, uno más de los muchos que fue encadenando, cada vez más inexplicables, a medida que avanzaba el partido.
Coria defenderá el fin de semana próximo a la Argentina en las semifinales de la Copa Davis ante Eslovaquia, mientras que Nadal hará lo propio con España ante Italia, pero en partido para la permanencia en el Grupo Mundial.

Compartir: 

Twitter
 

CORIA, EL TROFEO Y EL OSITO PANDA.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.