libero

Lunes, 1 de octubre de 2007

FúTBOL › IGUALDAD EN TRES GOLES EN UN PARTIDO EMOTIVO EN EL QUE PASO DE TODO

Marche otra vuelta para el fútbol de River

Perdía dos a cero y empató. Le hicieron el tercero y volvió a igualar en tiempo recontrasuplemen-tario. Goles de Martín García, Daniel Díaz, Raldes, Andrés Ríos, Buonanotte y Falcao en un partido electrizante que entretuvo hasta el final a la multitud que llenó el Monumental. Pablo Lunati dirigió muy mal.

 Por Adrián De Benedictis

La imagen fue similar. Casi idéntica a la del jueves pasado. Y por supuesto, el mismo protagonista. El colombiano Falcao era el único que a esa altura creía en una nueva hazaña. Si bien esta vez fue para alcanzar la igualdad ante Central y no una mayor diferencia ante un equipo extranjero, el gol agónico del delantero volvió a provocar la explosión en un estadio que últimamente viene viviendo escenas de dramatismo. Pero la fe de un hombre de sólo 21 años fue más fuerte. Como una nueva derrota de River hubiera significado el comienzo de la despedida hacia el título local, la igualdad en tres goles todavía mantiene con aire a un plantel que no deja de lado el respirador artificial.

El reloj marcaba el minuto 53 del segundo tiempo. La pelota fue enviada por arriba desde la izquierda, y Falcao saltó bien alto para superar a Papa y cruzarla al otro palo. El arquero Alvarez se había adelantado y cuando intentó retroceder ya era demasiado tarde. El grito fue de desahogo, pero también tuvo su cuota conmovedora. Atrás habían quedado muchas polémicas por decisiones del árbitro Pablo Lunati, y varios momentos donde las emociones no podían encontrar el equilibrio.

Por primera vez en el torneo, River no ganó jugando como local, con el agregado de que estuvo muy cerca de sufrir su primera derrota en esa condición. La igualdad en dos tantos parecía sellada, pero el boliviano Raldes marcó el tercer gol rosarino a los 47 minutos de la segunda parte. Antes, River había exhibido una nueva remontada debido a que llegó al empate en dos goles, luego de estar perdiendo 2-0.

De todas maneras, toda la mezcla de sensaciones que genera el equipo no alcanza para ocultar los problemas futbolísticos, que no termina de solucionar. River volvió a sentir ayer la falta de Ortega, alguien que puede aportar claridad para terminar con acierto las acciones ofensivas. En ese lugar, Belluschi está levantando mucho su nivel, pero no es el jugador indicado para organizar el juego. Su vértigo a veces termina confundiendo a sus propios compañeros.

Otro punto a resolver es la falta de definición. Si bien River genera muchas opciones para marcar, sobre todo cuando juega en su cancha, no convierte en la misma proporción. Ante Central, el local tuvo 13 opciones serias, y sólo hizo tres goles. Eso es determinante para entender los puntos que viene dejando en el camino.

Pero, además, los desacoples defensivos provocan una inseguridad que se transmite a todo el plantel. Como el único que viene manteniendo su lugar es Nicolás Sánchez, la rotación de nombres en esa zona no termina de lograr la firmeza necesaria. En esas condiciones, River sufrió cuatro goles ante Tigre, dos ante los brasileños, y tres en la tarde de ayer, todo en apenas siete días. Las mayores dudas se instalan en el costado izquierdo, donde el lateral (Villagra estuvo ayer) y el marcador central (Tuzzio volvió luego de una lesión) evidencian demasiados inconvenientes en el momento de controlar a los delanteros rivales. Central generó peligro sólo con la presencia de Arzuaga, quien aguantaba la pelota y luego descargaba con total libertad.

En medio de ese desconcierto, River sigue adelante. Para desatar la locura, en todos los sentidos, de sus hinchas, quienes no pueden encontrar un poco de tranquilidad en cada compromiso. Habrá que ver si esa vorágine que transita lo lleva a conseguir el éxito, una obsesión por estas horas.


Estadio: River.

Arbitro: Pablo Lunati.

Goles: 40m M. García (C), 48m D. Díaz (C), 61m Ríos (R), 74m Buonanotte (R), 90m Raldes (C), 90m Falcao (R).

Cambios: 18m M. García (6) por C. González (C), 45m Falcao (7) por Zárate y Buonanotte (7) por Peralta (R), 70m Vizcarra por Zelaya (C), 90m Azconzábal por Arzuaga (C).

Incidencias: 90m expulsados del banco de suplentes Castellano y Belloso (C).

Recaudación: 248.391 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Buonanotte engancha y luego le pegará con la zurda para marcar el empate en dos goles. Gran jugada del juvenil.
Imagen: Leandro Teysseire
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.