libero

Lunes, 13 de abril de 2009

FúTBOL › RIVER APENAS SALVó UN PUNTO CON GIMNASIA

Sensación de fastidio

Los hinchas de River les recordaron a los jugadores que la semana próxima visitan a Boca. El equipo de La Plata estuvo más cerca del triunfo, pero sólo un penal le dio la igualdad.

 Por Adrián De Benedictis

La falta de solidez que exhibe River en el plano internacional comenzó también a trasladarse hacia el ámbito local. Y así, la inestabilidad es el factor principal por el cual el equipo no puede terminar de consolidarse y continúa dejando puntos en el camino que más adelante serán determinantes. Ante Gimnasia, el plantel de Núñez estuvo cerca de quedarse sin nada en el final, y la igualdad dejó una sensación de fastidio en el estadio Monumental. Sobre todo porque había conseguido dar vuelta el resultado en el segundo tiempo, pero ese festejo apenas duró un minuto, cuando el árbitro sancionó un penal para los visitantes.

Pero esa falta de confianza comenzó el viernes pasado, cuando el técnico Néstor Gorosito decidió ubicar al arquero Daniel Vega como titular, para desplazar a Mariano Barbosa. Más allá de que la apuesta del conductor salió bien, porque el ex Chicago fue una de las figuras del encuentro, es el tercer jugador que se utiliza en ese puesto en lo que va del año. Y si Vega se destacó fue porque la defensa no dio seguridad en ningún momento, un alerta demasiado grande teniendo en cuenta que el domingo próximo jugará ante su máximo rival.

El hincha de River que no fue al estadio ayer puede creer que su equipo vapuleó a Gimnasia por todos los sectores, y que sólo ese fallo del árbitro permitió que se llegara al empate. Falso. Los platenses fueron los que estuvieron más cerca de la victoria, eligiendo el orden, el sacrificio, y la audacia como reglas principales. Pero todo eso acompañado por el otro hombre más destacado de la noche: Juan Cuevas. El delantero de poca estatura utilizó su velocidad para desorientar a sus marcadores, y cada vez que arrancaba desde su campo terminaba las acciones cerca del área de Vega. Y eso que Gimnasia dio una ventaja de 19 minutos, cuando Cuevas ingresó por el lesionado Niell. El atacante platense fue precisamente el que marcó el gol de penal para los visitantes, cuando se jugaban 25 minutos de la segunda parte.

El final del primer tiempo mostró un estadio que parecía un volcán. “Jugadores// la c... de su madre// si pierden contra Boca// acá no queda nadie”, fue el canto-presión que escucharon los jugadores desde la tribuna Enrique Sívori. A esa altura, River perdía por el gol de Sosa, que definió enganchando ante Cabral dentro del área. Encima, desde el campo sólo se ofrecía confusión, con reclamos (de Gallardo a Villagra) entre los propios protagonistas.

Gorosito buscó reacción con los juveniles Mauro Díaz y Gustavo Fernández, y a pesar de que no ejerció supremacía absoluta, logró revertir el resultado con los tantos justamente de Díaz, tocando la pelota en un rebote, y Barrado, definiendo con un volea cruzada. Pero la alegría fue efímera. Y este antecedente no es bueno mirando hacia la semana próxima, donde se jugará sus chances en ambos campeonatos. Para saber si finalmente quedará alguien, según promete su propia gente...


Estadio: River.

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 34m Sosa (G); 54m M. Díaz (R); 68m Barrado (R); 70m Cuevas (G).

Cambios: 19m CUEVAS (8) por Niell (G); 45m M. Díaz (6) por Abelairas y G. Fernández (4) por Ríos (R); 60m Castro (5) por Messera (G); 65m Stracqualursi por Sosa (G); 75m Bou por Gallardo (R).

Recaudación: 494.749 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Barrado, autor del segundo gol de River, trastabilla ante la marca de Agüero. River trastabilló otra vez.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.