libero

Lunes, 27 de abril de 2009

FUTBOL › RIVER LE GANO A GIMNASIA DE JUJUY Y TERMINO ENVUELTO EN TIBIOS APLAUSOS

Gallardo apagó el incendio

Con un gol de Falcao, después de un magistral pase del Muñeco en su primera intervención, River les ganó a los jujeños. La gente, malhumorada por la eliminación en la Copa, silbó a algunos jugadores, pero terminó celebrando la merecida victoria.

 Por Juan José Panno

Iban 12 minutos del segundo tiempo cuando entró Gallardo. Parecía que iba a ingresar por Mauro Díaz, que había cumplido, y la gente se calentó y empezó a silbar (a Gorosito), pero cuando se modificó el reemplazo la gente entonces silbó (a Rosales) que salía. El pobre Rosales había salido primero en el silbómetro desde que dieron las formaciones de los equipos por los altavoces. Pero no era el único. Los defensores, Ahumada y Barrado también ligaron algún insulto. El clima estaba muy calentito cuando la idea de que el partido podía terminar 0-0 se apoderaba de la mayoría. Antes del cambio muchos gritaron “Muñeeeecoooo, Muñeeee”. Otros gritaron “Orteeega, Orteeee..” y muchos sólo chiflaban. Los oficialistas borrachos del tablón, por su parte, trataron siempre de tapar los silbidos, pero la cosa se les estaba yendo de las manos porque el equipo, aunque intentaba más que los jujeños, aunque buscaba tozudamente, no encontraba respuestas.

Las llamas se propagaban por la fácil combustibilidad de los elementos (como diría una crónica policial) cuando llegó el servidor del orden. Es decir, entró Gallardo, con el diez en la espalda, la manguera en la mano y la velocidad mental al mango. La primera pelota que tocó fue un pase en profundidad para Falcao. De primera, exacto, tac, simple, sencillo, a lo Bochini, a lo Zidane, a lo Riquelme, a lo Gallardo propiamente dicho. El colombiano le pegó de zurda, Pezzutti puso el cuerpo, la pelota pegó en Desvaux y terminó su recorrido en la red.

River ganó por ese gol y mereció largamente el triunfo por la tranquilidad que consiguió con ese tanto, por el fútbol que siguió generando Gallardo jugando desde la izquierda hacia el medio, por lo que mejoró Buonanotte cuando se fue a la derecha, por los muchos acercamientos al arco en el segundo tiempo, por la tontería de Pezzuti que se hizo echar tirándole un pelotazo a un alcanzapelotas y por la ineficacia de su rival que casi no inquietó a Vega.

En la conferencia de prensa, al final del partido, Gorosito despejó algunas dudas que habían quedado dando vueltas. Dijo que cuando hizo el cambio nunca pensó en Mauro Díaz, que lo llamó a Buonanotte para que fuera a jugar por la derecha (“¿si el cambio era por otro que iba a hacer Buonanotte iba a jugar a babucha de Rosales?”, preguntó irónico) y recordó que Gallardo no juega los 90 minutos porque no está entero físicamente y su entrada como suplente está consensuada con el jugador.

Eso sí, el entrenador dudó un poco cuando le preguntaron si creían que River estaba para pelear el campeonato. Después de un par de segundos de silencio, dio una respuesta de compromiso. Es que en realidad, anoche Gorosito y todo River sólo pensaban en el incendio apagado y no en las ilusiones que se pueden encender.


Estadio: River.

Arbitro: G. Brazenas.

Gol: 59m Falcao (R).

Cambios: 45m Barrado(5) por Domingo (R) y Arraya(4) por Miranda (GJ); 58 GALLARDO(8) por Rosales (R); 71m Fernández por Mateo (GJ); 77m Luna por Gómez (GJ); 81m Fabbiani (R) por Díaz.

Incidencia: Expulsados 69m Pezzutti (G); 90m Ramasco (G).

Compartir: 

Twitter
 

Falcao ya sacó el zurdazo que se desvió en Desvaux y que hizo estéril el esfuerzo de Pezzutti.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.