libero

Lunes, 1 de junio de 2009

FúTBOL › SE PUEDE DAR UN DESEMPATE DE LOS QUE LE GUSTAN A LA GENTE

¿Y si todo termina en cuadrangular?

Entre las posibilidades matemáticas del Clausura, hay que contemplar un cuádruple empate de Lanús, Vélez, Huracán y Colón en la punta de la tabla. A esa instancia se llegaría con una combinación de resultados para nada ilógicos.

 Por Juan José Panno

A tres fechas del final del campeonato, los candidatos más firmes son Lanús y Vélez. El detalle que justifica esta apreciación, más allá de la obviedad de los puntos que suma cada uno, es que son los únicos dos que no dependen de nadie y si ganan sus tres partidos se consagrarán campeones. Lanús, porque nadie lo podría alcanzar; Vélez, porque uno de sus tres rivales es precisamente Lanús.

Matemáticamente, Huracán quedaría en las puertas del paraíso si gana los tres partidos que le faltan. Pero, si bien se desprenderá de uno de sus rivales (Vélez), su título quedará supeditado a que Lanús pierda puntos.

Más abajo, Colón necesita imponerse en sus tres partidos y esperar una combinación de resultados negativos de los conjuntos que lo preceden.

Repasemos lo que se les viene a los cuatro de arriba:

Lanús (34 puntos)

Arsenal (V)

Vélez (L)

San Martín de Tucumán (V)

Vélez (33 puntos)

Newell’s (L)

Lanús (V)

Huracán (L)

Huracán (32 puntos)

San Lorenzo (V)

Arsenal (L)

Vélez (V)

Colón (28 puntos)

Gimnasia (L)

Estudiantes (V)

Boca (L)

Si se sumaran los puntos de los rivales que deben enfrentar, los que supuestamente la tienen más aliviada son Colón, que jugará contra 64 puntos (22 de Gimnasia, 23 de Estudiantes y 19 de Boca), y Lanús, también contra 64 puntos (14 de Arsenal, 33 de Vélez y 17 de los tucumanos). Huracán se enfrentará con equipos que suman 65 puntos (San Lorenzo 18, Arsenal 14 y Vélez 33) y Vélez cotejará contra 87 puntos (Newell’s 21, Lanús 34 y Huracán 32).

Naturalmente, éstos y otros datos estadísticos similares no garantizan nada. En un campeonato tan parejo, cualquiera le puede ganar a cualquiera. Sí es casi seguro que no habrá una definición hasta la última fecha y que entre todas las posibilidades que se pueden barajar cabe un cuadrangular de desempate.

Esto podría ocurrir con una combinación de resultados un poco locos, pero no tanto:

- Si Lanús le gana a Arsenal y pierde con Vélez y San Martín de Tucumán, sumará 37 puntos.

- Si Vélez pierde con Newell’s, le gana a Lanús y empata con Huracán, terminará con 37 puntos.

- Si Huracán le gana a San Lorenzo y empata con Arsenal y Vélez, llegará a 37 puntos.

- Si Colón gana sus tres partidos terminará con 37 puntos.

Sería fantástico que la paridad se alargara más allá de las 19 fechas y se llegara a un desempate similar al del torneo anterior que definieron Boca, San Lorenzo y Tigre, empatados en la punta de la tabla del Apertura 2008 con 39 unidades. Curiosamente, estos tres equipos están hoy más cerca del fondo de la tabla que de la punta y tienen entre todos 51 puntos, que equivalen a 17 de promedio contra los casi 32 puntos de promedio que tienen los cuatro de arriba.

El campeonato Clausura no es técnicamente brillante, pero tiene tres puntos clave para resaltar.

1 Los que están arriba son equipos que van al frente, que no especulan y que (especialmente Huracán) tratan de dar espectáculo.

2 Los equipos grandes están fuera de la discusión y eso entusiasma a los neutrales (que son mayoría), que miran con un poco más de objetividad y recuperan el buen gusto por el juego.

3 Que matemáticamente es apasionante. Mucho más si se llegara a un desempate entre dos, tres o cuatro. Ojalá.

Compartir: 

Twitter
 

Lanús, 34 puntos La gran mano que le dio Bassi ante San Lorenzo lo mantuvo solo en la punta. No depende de nadie. Si gana los tres partidos será el campeón.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.