libero

Lunes, 18 de julio de 2011

FúTBOL › DESPUéS DE LA ELIMINACIóN, NO HUBO ALIENTO

Esperaba un pasacalle

“Volvé Diego”, leyeron los jugadores en el trapo que colgaba a la entrada del predio de AFA en Ezeiza. La mayoría se fue de madrugada, Messi esperó hasta el mediodía para volverse a Rosario.

Con la eliminación consumada, la Selección Argentina tuvo una solitaria y oscura despedida de madrugada en Ezeiza, luego de la caída en los penales frente a Uruguay. Candidato a ganar el título del máximo torneo continental organizado en su propia casa, no hubo luces celebratorias ni concentraciones festivas para el conjunto que dirige Sergio Batista, sino todo lo contrario. Es que los reclamos quedaron expuestos frente al predio de la AFA, donde hinchas anónimos colgaron un pasacalle pidiendo el regreso de Diego Maradona como técnico.

“Diego volvé”, se leía en el cartel, atado a dos postes de luz ubicados justo enfrente de la entrada del establecimiento. El mensaje pide por la vuelta de quien fuera entrenador del combinado nacional durante el último Mundial que se disputó en Sudáfrica el año pasado, y que casualmente es vecino de la zona, más precisamente del barrio El Trébol.

Este no fue el único apoyo que recibió Maradona durante el desarrollo del campeonato, ya que durante el pálido encuentro que Argentina disputó frente a Colombia por la fase de grupos y finalizó con empate sin goles en el estadio de Colón, desde las tribunas bajó el clásico grito que alentaba: “Diegooo... Diegooo”. Por lo pronto, Batista aclaró después de la eliminación a manos de Uruguay que no piensa renunciar, ya que tiene intenciones de seguir trabajando en el proyecto que comenzó hace unos meses.

Así, el actual entrenador, quien consideró que la campaña en la Copa América no fue “un fracaso”, ya está con la mente puesta en las Eliminatorias sudamericanas que arrancarán en octubre con el Mundial de Brasil en 2014 como objetivo principal. Antes de fin de año, el equipo argentino debe enfrentar a Chile (como local), Venezuela (de visitante), Bolivia (local) y Colombia (visitante).

Después de la eliminación, el plantel cambió los planes y eligió no quedarse a dormir en el hotel de Colón sino regresar inmediatamente a Buenos Aires, en vuelo charter. Luego del trayecto en los micros teñidos con los colores celeste y blanco, y tras recoger sus pertenencias de la concentración, los futbolistas dejaron rápidamente el predio. Eran cerca de las 2.30 de la madrugada cuando empezaron a salir los autos por el portón principal del complejo.

Lionel Messi fue uno de los pocos que se quedó a dormir allí y abandonó el lugar alrededor del mediodía para irse a Rosario a descansar con su familia, pues el delantero tiene licencia por parte de Barcelona hasta el 3 de agosto, día en que debe presentarse a los entrenamientos con el resto del elenco catalán, que hoy comenzaba sus prácticas con miras a la próxima Liga española. En ese sentido, además de Messi, la mayoría de los jugadores argentinos tendrá que ir presentándose en sus respectivos equipos europeos que están comenzando sus exigentes trabajos de pretemporada.

Compartir: 

Twitter
 

n Al llegar a Santa Fe, todo era ilusión. Al volver a Ezeiza, un cartel inesperado.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.