libero

Lunes, 2 de julio de 2012

FúTBOL › ITALIA FUE AL FRENTE EN LA EUROCOPA, PERO CAYó APLASTADA POR LA SELECCIóN ROJA

España y el fútbol ofensivo, campeones

Los cuatro semifinalistas del torneo europeo privilegiaron el buen trato de la pelota y entregaron un resultado vibrante. A los italianos les faltó juego para poder oponerse a la máquina de tocar de los españoles, que señaló un nuevo record.

La Eurocopa 2012 pasará a la historia como el primer torneo internacional en que el ganador fue el fútbol ofensivo, con cuatro semifinalistas, España, Italia, Alemania y Portugal, defensores de este tipo de juego, incluida la Azzurra, que pareció romper con su pasado. Cuando todo apuntaba a que Alemania y España, los dos mejores equipos de los últimos cuatro años, disputarían la final, apareció Italia, como un invitado inesperado en la fiesta, eliminando a los germanos en semifinales (2-1), con un fútbol ambicioso, extraño a su cultura y tradición.

La Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010, con los triunfos de España en ambos casos y un fútbol de toque y posesión de balón, había marcado el camino a una revolución en el mundo del fútbol. El apego al resultadismo, potenciado y representado por la selección italiana, parecía estar en su fase final tras aquellos dos triunfos de España.

Italia se había unido a la causa del buen fútbol, de la posesión. Era el último de los grandes que había sido evangelizado a la causa del fútbol espectáculo. Cesare Prandelli, su seleccionador, siempre había sido defensor del buen fútbol, pero todo el mundo se preguntaba si se atrevería a revolucionar a la selección italiana. Y lo hizo. “Esa Italia que sólo sabe jugar al contragolpe es pasado”, afirmó como credo.

El alemán Joachim Low, el portugués Paulo Bento, Prandelli y el español Vicente del Bosque, los técnicos de los cuatro semifinalistas pensaban de la misma manera. Compartían el mismo ideal. “Nuestro estilo de juego es intocable”, ha repetido una y otra vez Del Bosque.

España mantuvo su misma filosofía, aunque no contó con su delantero más importante, David Villa, a quien una lesión le impidió estar en la Eurocopa. Villa había marcado cuatro y cinco goles, respectivamente, y España no podía contar con él. Sin mucho peligro arriba, Fue acusada de hacer un juego aburrido, sin peligro. Pero la mejor España estaba reservada para el final, en que arrasó a la aprendiz Italia por un contundente 4-0, sin delanteros netos en la formación inicial, pero con un enorme poder de fuego. El maestro puso las cosas en sus sitio ante el alumno.

La Eurocopa 2012 representa un punto de inflexión. La vuelta al fútbol primitivo no parece ser posible. Italia se unió a una causa liderada por España. El fútbol salió ganando.


Estadio: Olímpico de Kiev.

Arbitro: Pedro Proença (Portugal).

Goles: 14m, David Silva (E); 41m, Jordi Alba (E); 83m, Torres (E); 87m, Mata (E).

Cambios: 21m. Balzaretti por Chiellini (I); 46m, Di Natale por Cassano (I); 57m Thiago Motta por Montolivo (I); 64m, Pedro por Silva (E); 75m, Torres por Fábregas (E); 87m, Mata por Iniesta (E).

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de los campeones de Europa, que ganaron su tercer título consecutivo.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.