libero

Lunes, 29 de julio de 2013

FúTBOL › LOS MOTIVOS POR LOS QUE IGNACIO SCOCCO NO INTEGRA EL SELECCIONADO ARGENTINO

Los goles dejaron de ser amores

El mejor jugador del último torneo Final, que se terminó consagrando con Newell’s, es representado por Fabián Soldini, quien mantiene un juicio con el padre de Messi. El empresario fue el que hizo los contactos para el desembarco de Lionel en el conjunto catalán.

 Por Pablo Vignone y Adrián De Benedictis

La tardía temporada terminó para Newell’s. Y así como Gerardo Martino dejó el club “con orgullo” también lo hicieron algunos jugadores. El goleador Ignacio Scocco reconocía no hace mucho su voluntad de ir a jugar al exterior para contar con más chances de ser convocado a la Selección Argentina, y la semana pasada recaló en el Inter de Brasil a cambio de 6,5 millones de dólares. Sin embargo, el entrenador del combinado nacional fue transparente cuando este diario lo consultó sobre el delantero: “La tiene difícil, porque el máximo potencial lo tenemos arriba”, dijo en la nota publicada el 8 de julio último. ¿Será que las chances de Scocco de integrar el seleccionado son escasas por el tamaño de futbolistas que ocupan la delantera de la Selección o directamente nulas debido a su representante, el hombre que llevó a Lionel Messi a Barcelona y a quien el astro prefiere no mencionar?

Scocco jugó 22 minutos para la Selección Argentina en el segundo partido del Superclásico de las Américas de 2012, el 21 de noviembre pasado, en la Bombonera, frente a Brasil. Ni siquiera fue titular: ingresó por Hernán Barcos. Esos 22 minutos le alcanzaron para marcar dos goles, suficientes para ganar el encuentro 2-1 y forzar un desempate por penales (en el que también convirtió), que el equipo de Sabella perdió 4-3. Ese combinado se formó con futbolistas que jugaban en la Argentina y en Brasil. Ni Messi ni ninguna de las figuras que triunfan en Europa fueron convocados para ese encuentro.

El apoderado de Scocco es el rosarino Fabián Soldini. Fue el propio Soldini quien llevó a Messi de Rosario a Europa, para tentar suerte en el Barcelona, y con su propia cámara tomó las imágenes de video en las que se ve al chico haciendo jueguito con una naranja y con una pelota de tenis, imágenes que deslumbraron a los dirigentes del Barcelona.

No fue Soldini quien lo llevó al club catalán sino que el contacto lo hizo otro rosarino, que vive en Barcelona desde hace más de tres décadas, Horacio Gaggioli, un ex jugador de Newell’s, también representante de futbolistas. Gaggioli conocía a Josep María Minguella, el mítico empresario que intervino en su momento en la transferencia de Diego Maradona a la institución azulgrana. Fue Gaggioli quien firmó, el 14 de diciembre de 2000, la famosa servilleta en la que Carles Rexach se comprometía a contratar a aquel niño prodigio del fútbol.

Pero después de algunos años algo se quebró en la relación entre Messi y Soldini. Los Messi aseguran que nunca tuvieron representante por esos años. “No me mataste la billetera, me mataste el corazón”, lo acusó Soldini cuando fue a juicio para defender sus intereses. Aquel video original terminó siendo parte de una campaña publicitaria de una tarjeta de crédito, concretada luego de la ruptura entre las partes.

Soldini fue consultado por Líbero para clarificar la situación, y el empresario remarcó: “No creo que Ignacio no esté en la Selección por ser representado por mí. Yo tengo diferencias con el padre de Messi, Jorge, porque él quería que siguiera con Lionel, pero me tenía que separar de mis socios (Martín Montero e Iván Hernández). A mí no me parecía honesto separarme de ellos, porque sería un desagradecido. Ellos pusieron mucha plata, aportando para las vacunas y los viajes de Lionel. Si no juega Ignacio por mí, eso hablaría mal de Sabella”.

Y agregó: “Yo le dije al padre que había que terminar ese contrato, pagar, y empezar uno nuevo; pero yo no podía dejar a mis socios para irme con Lionel”. Entre Soldini y el padre de Me-ssi sigue adelante un juicio por aquel contrato: Soldini ganó la primera instancia; Messi apeló y ganó la apelación.

Respecto de la relación que mantiene con la estrella del Barcelona, que ahora será dirigido por el argentino Gerardo Martino, Soldini destacó: “La relación es buena, aunque no hablamos mucho. El año pasado, Cristian Alvarez (el arquero, nuevo refuerzo de San Lorenzo) fue convocado y también es jugador mío, y fue citado con los futbolistas de Europa, ya que él jugaba en el Espanyol de Barcelona. Incluso Lionel habló con él en esos días, y le comentó que iba conmigo a verlo jugar a Cristian cuando eran chicos, lo cual habla muy bien de Lionel, que es una excelente persona”.

Con Gaggioli no parece haber problemas. De hecho, hasta hace poco era el representante de Pablo Zabaleta, el lateral del seleccionado muy próximo a Messi (desde que fueron campeones mundiales juveniles en Holanda 2005), al que conoció cuando el ex jugador de San Lorenzo actuaba en el Espanyol.

“Si no estuviera el Mundial de por medio, Nacho firmaría con Newell’s hasta 2018”, afirmó Soldini a comienzos de año. “Sabella sabrá por qué no lo convoca a la Selección”, disparó en abril. Pero ahora Soldini confirmó cuál es la intención del jugador: “Ignacio tiene el sueño de jugar el Mundial. Sabella ya dijo que tiene cinco delanteros, pero, ¿qué pasa si Scocco hace 50 goles esta temporada en Brasil, o si Palacio o Lavezzi están en un bajo nivel, o si hay alguna lesión? Después de Messi, él tuvo el promedio de gol más alto entre todos los delanteros argentinos: hizo 32 goles en 41 partidos”.

Compartir: 

Twitter
 

Scocco festeja uno de los dos goles que le convirtió a Brasil el año pasado, en la cancha de Boca.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.