libero

Lunes, 10 de marzo de 2014

FúTBOL › LLOVIERON AYER LAS CRíTICAS SOBRE EL BARCELONA, MESSI Y NEYMAR

Tampoco son ahora los peores

La derrota ante el Valladolid amplió el espectro de los denuestos: ahora no los recibe solamente Martino. El rosarino y el brasileño también fueron castigados. Y eso que están a sólo cuatro puntos de la vanguardia en la Liga.

Si Gerardo Martino pensaba que estaba solo frente a la crítica, su visión debería haber cambiado radicalmente al ver cómo los reproches al Barcelona alcanzan ya a todos los estamentos del club, desde los dirigentes hasta los futbolistas, con Lionel Messi y Neymar a la cabeza.

Es difícil encontrar una entidad deportiva más zarandeada en estos días que el Barcelona, cuya derrota 1-0 del sábado ante el Valladolid provocó un aluvión de críticas despiadadas justo cuando la temporada futbolística entra en el momento decisivo con la resolución de los títulos.

El Barcelona perdió el 22 de febrero 3-1 ante la Real Sociedad en un partido que dejó muy dañado a Martino, principal objetivo de las críticas por una alineación que incluyó a numerosos suplentes. Con el paso de los días, los futbolistas también recibieron parte de responsabilidad hasta llegar a hoy, cuando nadie se salva del naufragio. Ni siquiera Messi.

Martino tiene esta vez coartada: alineó a su mejor once ante el Valladolid, dejando las rotaciones para otro momento. Pero la derrota fue inapelable ante un rival que vive angustiado por la posibilidad del descenso y que sumó su quinta victoria de la temporada.

“Los jugadores tiran la Liga y a nosotros nos dio vergüenza”, afirmó en primera página el Sport, responsabilizando a los futbolistas de la derrota en Valladolid. De entre los futbolistas, nadie quedó más golpeado que Messi y Neymar, las dos figuras más mediáticas del equipo.

“La falta de actitud y el bajo rendimiento de sus figuras causan al Barça una dura derrota”, explicó Marca sobre una fotografía de Messi, que el miércoles había jugado con la Selección Argentina en Bucarest. “Sin el Messi decisivo, el Barça siempre es menos”, argumentó Mundo Deportivo para explicar el mal encuentro del argentino y, en consecuencia, de su equipo. Pero si hay un futbolista que es el mejor reflejo del actual Barcelona, ése es Neymar. Coincidiendo con la eterna polémica de su contratación, el brasileño parece ahora un jugador angustiado, lleno de cadenas, y su aporte al equipo está siendo casi nulo desde que arrancó 2014.

“Da la sensación de que el arco se le hace pequeño con la camiseta del Barça, algo que contrasta con los tres goles que marcó esta semana con Brasil. Y eso es preocupante, porque una posible respuesta es que juega encogido y sin la confianza necesaria, que le está pesando el tema de su contrato. Si no logra liberarse de ese peso, no podrá seguir creciendo como blaugrana”, razonó Sport.

Ahora mismo, todo parece barro en el Barcelona y otro foco se sitúa en el apartado institucional, con Josep María Bartomeu al frente. Investido como nuevo presidente del club tras la dimisión de Sandro Rosell, Bartomeu insistió en agotar la legislatura hasta 2016, renunciando a convocar elecciones. Y hoy la oposición le pide otra vez que realice los comicios. “El Barcelona ha decidido abrirse el vientre y la sangre que brota amenaza con llevárselo todo por delante”, aseguró El Mundo.

El estado de nervios es tal que ahora nadie se atreve a pensar que la eliminatoria de Champions League ante el Manchester City está prácticamente resuelta a pesar del triunfo azulgrana 2-0 en campo inglés a la ida. “Amenaza una tormenta tremenda en el Camp Nou como el miércoles no supere la visita del Manchester City. Ya no sólo por perder más puntos, sino que a partir de ahora no tendrá ni el perdón de Dios”, sentenció El País.

Compartir: 

Twitter
 

La cuarta derrota del Barcelona en la Liga despertó los peores instintos de la crítica.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.