libero

Lunes, 8 de diciembre de 2014

FúTBOL › EN SEIS MESES PREMIó A JUAN ROMáN RIQUELME Y TAMBIéN A LEONARDO PISCULICHI

Actos de justicia que tiene el fútbol

El astro que dejó Boca devolvió a Argentinos a Primera; el enganche, que había sufrido el descenso, pasó a River para disfrutar de un magnífico semestre. También Claudio Borghi y Néstor Gorosito vivieron un tiempo de recompensa.

 Por Juan José Panno

El fútbol, que en su mejor versión es como un parque de atracciones, tiene mucho de vuelta al mundo en sus permanentes giros. Hace apenas medio año, aunque parezca un siglo, Juan Román Riquelme confirmó, después de múltiples tratativas estériles, su salida de Boca Juniors y estampó la firma en el regreso al club de sus orígenes: Argentinos Juniors. Unos días antes, Leonardo Pisculichi, quien se había ido al descenso con el club de La Paternal, firmó para River y dejó libre su camiseta para Román.

Pisculichi llegó a River envuelto en una gran desconfianza por los antecedentes de haber jugado en China, en Qatar (y no en las grandes ligas) y de haber padecido un descenso. Con Riquelme había desconfianza respecto de sus posibilidades físicas. “Va jugar sólo de local... va a jugar un partido de cada tres... lo van a terminar echando a patadas”, decían los más escépticos, empezando por los directivos de Boca, que no le habían renovado el contrato

En estos días, sin embargo, Pisculichi vive la gloria de haber marcado goles fundamentales, como el que le hizo a Boca en el Monumental o el que significó el empate en Medellín, contra Atlético Nacional; mientras que Riquelme celebra el regreso de Argentinos Juniors a Primera, envuelto en la ovación que le tributaron ayer los hinchas cuando el DT lo hizo salir un minuto antes del final para eso: para que le gente lo mimara como correspondía.

El fútbol tiene estas cosas. Cuando Argentinos Juniors se fue al descenso, a Claudio Borghi la gente lo despidió al grito de “Bichi, Bichi”. Le reconocían haber hecho lo posible con un plantel limitado. Los dirigentes le trajeron jugadores, le armaron un plantel para que el regreso a Primera resultara tranquilo, pero los resultados en contra –siempre ingratos– le marcaron el camino de la salida. Para muchos hinchas fue un alivio que se fuera y le dejara su puesto a Néstor Raúl Gorosito. Y ayer, en medio de los festejos por el ascenso obtenido con el empate ante Douglas Haig, ni Riquelme ni Gorosito se olvidaron de Bor-ghi cuando les pusieron delante un micrófono.

El actual DT, un tipo derecho, con muchos principios, dijo que con su llegada se habían cambiado algunas cosas que levantaron el ánimo del plantel, e inmediatamente recordó que en muchas otras ocasiones él se fue de un club y el entrenador que lo sucedió hizo algunos cambios que resultaron positivos. Riquelme repartió elogios para los dos entrenadores por igual. Empezando por Borghi. “El es tan hincha de Argentinos Juniors como yo lo soy de Boca, y por lo tanto va a estar contento con este ascenso”, dijo el crack.

Riquelme, quien mostró su clase en algunos destellos del partido pero no pudo convertir, pese a que intentó varias veces de media distancia y con tiros libres, dejó abierta la posibilidad de no continuar en Argentinos, aunque tiene contrato por un año más. Los televidentes más veteranos se acordaron del tango “Mano a mano” después de sus declaraciones en las que dio a entender que su cuenta estaba saldada. “Los favores recibidos creo habértelos pagado, y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado...”, dice el tango.

Celedonio Flores también escribió aquello de “no me importa lo que has hecho, lo que hacés, ni lo que harás”. Pero al cronista de la TV sí le interesaba, sobre todo la última parte.

–¿Seguís en Argentinos Juniors?

–Ahora voy a comer asado con los amigos y a disfrutar de lo conseguido.

–¿Vas a volver a Boca?

–Ahora estoy en Argentinos.

Vaya uno a saber cómo sigue la historia. Pero en todo caso lo más importante hoy es que a Riquelme y a Pisculichi les ha ido muy bien, cada uno en lo suyo; y que a Gorosito y a Borghi se los valora como se merecen. Eso sí: la vuelta al mundo seguirá andando...

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme supera la marca de Carabajal. Mostró su clase, pero no pudo convertir.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.