libero

Lunes, 8 de diciembre de 2014

HOCKEY LUCIANA AYMAR SE RETIRA CON UN TíTULO

La más grande, Lucha

La rosarina marcó un gol en la definición por penales que les dio a Las Leonas la victoria en el Champions Trophy de Mendoza sobre Australia. De lo mejor que produjo el deporte.

 Por Daniel Merolla

El hockey rindió tributo en la noche del retiro a una leyenda viviente mundial y reina Leona, Luciana “Lucha” Aymar, de 37 años, bien llamada “La Maradona” del hockey por su iluminado talento y mágica gambeta. La Maga o La Payasita, como le dicen en la intimidad del equipo, se despidió del seleccionado argentino, Las Leonas, con la conquista del Champions Trophy 2014, al vencer en la final a Australia por penales en Mendoza.

Ocho veces mejor jugadora del mundo declarada por la Federación Internacional del Hockey sobre Césped, Aymar vivió un largo adiós de idas y vueltas en los dos últimos años, hasta que la promesa se cumplió en Mendoza. “Jugaría toda mi vida, pero el cuerpo no da. Será difícil, lo tomo como un divorcio. Estuve casada con este deporte y me estoy separando”, declaró.

El Champions Trophy fue la última estación de una trayectoria sembrada con más de 100 goles albicelestes, cuatro medallas olímpicas (dos de plata y dos de bronce) y dos títulos mundiales. No es aventurado decir que es la deportista argentina más grande de todos los tiempos.

Nacida en Rosario, la misma ciudad que fue la cuna de Lionel Messi, superó en lauros internacionales a otras reinas argentinas. La tenista Gabriela Sabatini ganó un US Open y un Masters y, allá a lo lejos y hace tiempo, la atleta Noemí Simonetto fue medallista olímpica plateada.

Protegió su vida privada celosamente y confesó una vez que “no es fácil” estar con ella en pareja, temperamento flamígero que en las canchas le costó más de una tarjeta de amonestación. “De joven me quería casar de blanco, por iglesia y todo eso. Ahora no sé... casarme no me quita el sueño”, reconoció.

Capitana de Las Leonas, fue bastonera de un seleccionado que convocó multitudes por televisión para ver un deporte siempre recluido al interior de los clubes. Fueron Las Leonas de Aymar las que hicieron el milagro de que una nación futbolera de alma aprendiera qué es un corner corto y por qué se parece al penal desde los doce pasos.

“Todos los días hacía algo increíble en los entrenamientos o en los partidos”, elogió un ex seleccionador suyo, Carlos Retegui. Al mirar atrás, la cosecha es un lujo: en 17 años ganó los Mundiales de Perth 2002 y Rosario 2010. En los Juegos Olímpicos obtuvo dos medallas de plata en Sydney 2000 y Londres 2012, y dos de bronce en Atenas 2004 y Beijing 2008.

Antes del triunfo en Mendoza, la colección dorada en Champions Trophy señalaba los de Amstelveen 2001, Moenchengladbach 2008, Sydney 2009, Nottingham 2010 y Rosario 2012.

Aymar deja un vacío que sólo podría llenar la formidable rubia holandesa Maartje Paumen, su rival en históricas batallas del clásico mundial Argentina-Holanda.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.