libero

Lunes, 2 de mayo de 2016

FúTBOL › GODOY CRUZ Y SAN LORENZO CADA VEZ MáS CERCA DEL FESTEJO

Dos que se llevan todos los números

La Zona 1 está siendo la más disputada, aunque en el sprint final los equipos de Sebastián Méndez y Pablo Guede han sacado una ventaja que los instala como candidatos a estar en el partido que coronará al campeón.

 Por Miguel Hein

Hay un premio mayor para el equipo que termine primero en la Zona 1: dirimir mano a mano con el líder de la Zona 2 quién ostentará por un año y medio el rótulo de campeón. Estar en esa final trae una recompensa extra, que es jugar la Copa Libertadores 2017. Ni más ni menos que la misma que recibirá el conjunto que finalice segundo. Y ambas plazas tienen en este grupo dos candidatos que en el transcurrir de la fecha 13 solidificaron sus pretensiones: Godoy Cruz y San Lorenzo.

Con la victoria ante los de Sarandí, el Tomba llegó a los 27 puntos y le sacó seis a su rival del sábado pasado, que fue a Mendoza con 21 puntos y la necesidad de sumar de a tres para dar lucha hasta el final. La campaña de los mendocinos alcanzó una dimensión tal vez inesperada por su arranque en el campeonato: derrota ante Central. Sin embargo, comenzaron a enderezar el rumbo con una igualdad ante Independiente y con la resonante victoria en el Monumental ante River. Ese 2-1 a favor alcanzó tanta repercusión como la goleada que fechas más tarde le propinaron a Vélez en Liniers (4-1). En el medio hubo triunfos y empates que los mantuvieron en la punta o luchando por ella y el único resultado que puso dudas acerca de hasta dónde podrían llegar fue la derrota en casa ante San Lorenzo. Sin embargo, pudieron retomar la senda con una igualdad ante Gimnasia y sobre todo cuando se alzaron con el clásico cuyano ante San Martín.

A la hora de la definición los mendocinos tienen la ventaja de la diferencia de gol (+12), que contará si hay igualdad de puntos, ya que no habrá partido de desempate. Godoy Cruz convirtió 23 goles y recibió 11. Cifras que hablan de solidez defensiva y de efectividad en el ataque, donde sobresalen dos de sus figuras: los goleadores García y Jaime Ayoví.

El sprint de San Lorenzo en la segunda parte del campeonato hace acordar aquella campaña del equipo del ingeniero Manuel Pellegrini, que se alzó con el título ganando 11 partidos seguidos (Clausura 2001). La victoria ante Independiente, en Avellaneda, fue la quinta al hilo. Belgrano, Godoy Cruz, Central, Huracán y el Rojo fueron las últimas víctimas del equipo de Pablo Guede, que absorbió el golpe de la eliminación de la Copa Libertadores, recompuso la relación plantel-técnico-directivos que aparecía resquebrajada y ahora alimenta la ilusión de jugar otra final.

Para dar este paso le quedan partidos ante River, en el Nuevo Gasómetro; con Colón, en Santa Fe, y frente a Banfield, de local. Además, suma a su favor la consolidación de Nicolás Blandi, transformado en el goleador del equipo con seis tantos.

Entre los aspirantes a destronar a Godoy Cruz y San Lorenzo hay un lote que componen Arsenal, Independiente, Central, Vélez y Gimnasia. Con 21 puntos, los de Sarandí están a seis unidades cuando faltan nueve por jugarse. Su única chance es esperar que los líderes pierdan muchos puntos y sumar los nueve en las tres fechas que restan.

Independiente, con 20 puntos, todavía está matemáticamente vivo, aunque esta afirmación le cae muy mal al único de los grandes que no jugó la Copa Libertadores. Con un plantel extenso, con refuerzos de jerarquía y manteniendo la base que Mauricio Pellegrino formó desde que tomó el equipo en 2015, el Rojo era el candidato para quedarse con la zona. Los cinco triunfos, la misma cantidad de empates y las tres derrotas lo fueron marginando de la pelea. Encima, el equipo fracasó en los partidos en los cuales se esperaba que diera el salto.

Central y Gimnasia dirimirán en el partido de hoy quién conserva alguna chance matemática de asustar a Godoy Cruz y San Lorenzo. Un triunfo de los rosarinos –metidos de lleno en la Libertadores– los llevaría a 22 puntos, mientras que si vencen los de La Plata llegarían a 21. Sus chances son tan remotas como las de Vélez, que liquidó las que le quedaban el sábado a la tarde, ante un River alternativo, en el Monumental. No se esperaba mucho de los dirigidos por Christian Bassedas en este torneo. Con un plantel con muchos juveniles, Vélez apostó a sanear su economía y foguear a varias promesas, esta vez respaldados con algunos jugadores de experiencia como Mariano Pavone, Leandro Somoza, Cristian Nasutti y Fabián Assmann.

El que sí defraudó por no estar ni siquiera en la pelea es el equipo de Marcelo Gallardo, que apenas ganó tres partidos en lo que va del torneo.

El resto fueron seis empates y cuatro derrotas.

En este mismo mar de intrascendencia en el que quedó flotando River se encuentran equipos como Colón, Belgrano, Banfield, Olimpo y Quilmes.

Compartir: 

Twitter
 

Blandi convierte el gol frente a Independiente el sábado pasado, para seguir en lo más alto.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.