libero

Lunes, 2 de mayo de 2016

FúTBOL › LO QUE PASó Y LO QUE SE VIENE EN LOS OCTAVOS DE FINAL DE LA LIBERTADORES

Los que clavan y los que cortan clavos en la Copa

Boca recibe el jueves a Cerro Porteño en la Bombonera con ventaja (2-1), al igual que Central (1-0), que jugará en Arroyito frente a Gremio; River deberá remontar su caída (0-2) el miércoles en el Monumental frente a Independiente del Valle y ese día Racing irá por la patriada a Belo Horizonte frente a Atlético Mineiro (0-0); lo mismo que buscará Huracán mañana en Colombia ante Atlético Nacional (0-0).

 Por Juan José Panno

- Boca. Tiene chances muy concretas de pasar a los octavos de final, después del 2 a 1 logrado en Asunción ante Cerro Porteño (75 a 80 por ciento, podría decirse). El próximo jueves a las 21.45 recibirá en una Bombonera repleta al equipo paraguayo, que como tal es siempre duro y difícil, pero llega desanimado luego de la caída como local. Los mellizos Barros Schelotto saben, de todos modos, que no hay ningún margen para subestimar al rival y esa cautela quedó expresada en la formación que eligieron para enfrentarse con Argentinos por el torneo local. El principal problema que afronta el cuerpo técnico es el de la cadena de lesionados. Osvaldo, Colazo, Cubas, Gago, Chávez, Bentancur y ahora Lodeiro integran esa lista fatídica. De ellos Gago, Cubas, Osvaldo y Lodeiro seguramente serían titulares si estuvieran en condiciones físicas de jugar. Las bajas más lamentadas son las de Gago y Lodeiro que no podrán actuar por un tiempo prolongado. Lejísimos en el campeonato local Boca pone todo el foco en la Copa Libertadores en la que siempre fue protagonista y va por la reivindicación luego de lo ocurrido en la última edición cuando River lo dejó nocaut

Si supera a Cerro Porteño deberá vérselas con el ganador del duelo entre Nacional de Uruguay y Corinthians. En el partido de ida en Montevideo estos equipos empataron sin goles.

- River. La derrota por 2 a 0 en la altura de Quito contra Independiente del Valle lo dejó muy mal parado para lo que sigue, aunque hay algunos datos que les permiten a Marcelo Gallardo y los suyos afrontar este duelo con optimismo: 1) River es el equipo más goleador en la zona de grupos: metió 17 goles (8 a Trujillanos, 7 a The Strongest y 2 a San Pablo). 2) Ya ha demostrado en el torneo anterior su capacidad para revertir situaciones desfavorables que lo pusieron al borde de la eliminación más de una vez. 3) Las dos veces que arrancó perdiendo un mano a mano por la Libertadores contra equipos ecuatorianos pudo dar vuelta la serie en el Monumental. En el 2001 perdió 2 a 0 con Emelec y en la revancha ganó 5 a 0 y en el 2005 cayó por 2 a 1 ante Liga de Quito y venció 4 a 2 en el desquite.

Es cierto que los datos históricos tienen un valor relativo y que River no está jugando muy bien, pero la presión del público que llenará el Monumental pasado mañana a las 19.15 será una de las claves. En el encuentro de ida no se dio en el juego esa diferencia de dos goles que quedó plasmada en el resultado y además es sabido que los visitantes bajan su nivel cuando salen de Quito. En la fase de grupos fuera de casa perdieron 1 a 0 con Mineiro, empataron 0 a 0 con Colo Colo y le ganaron 1 a 0 a Melgar. Si D’Alessandro rinde en su nivel y Mora y Alario están afinados (en Ecuador entraron Driussi y Alonso) las chances que a priori pueden ubicarse en el orden del 50 o 60 por ciento pueden agrandarse. De todos modos no debe olvidarse si los ecuatorianos consiguen un gol obligará a River a meter cuatro. Si River pasa después deberá jugar con Pumas de México o Deportivo Táchira de Venezuela.

- Racing. Desaprovechó muchas ocasiones de gol en el partido de ida y encima le anularon mal una jugada que terminó con la pelota en la red de Atlético Mineiro. Por eso quedó con un gustito muy amargo tras el cero a cero en el Cilindro. En todo el plantel se confiaba en una victoria como local y en ese marco se debe encuadrar la publicitada arenga de Saja a sus compañeros antes de salir a la cancha. “Son brasileros, se cagan, tenemos que demostrarle cómo se juega al fútbol en la Argentina y en la cancha de Racing, hay que cagarlos a palos futbolísticamente y no dejar que se agranden”, dijo el arquero. En Brasil no cayó nada bien ese video, naturalmente, y piden que los hinchas hagan sentir la presión. El partido (miércoles, a las 21.45) no se jugará en el Mineirao sino en el Arena Independencia, un estadio con capacidad para 23.000 espectadores pegados al terreno de juego. Tradicionalmente los equipos argentinos le temen al Mineirao por las dimensiones de la cancha (“una estancia”, se suele decir) pero al realidad es que tanto el Mineirao como el Arena tienen las mismas medidas: 105 x 68 metros. Si Racing atraviesa esta instancia deberá jugar con el San Pablo, que en el partido de ida goleó a Toluca. Porcentaje de chances de Racing: 50.

- Central. Como todos los demás, tiene la vista clavada en la Copa Libertadores porque en el torneo local ya casi no cuenta. Mira con ojos de un enorme optimismo el futuro luego del resonante triunfo conseguido en Porto Alegre ante Gremio por 1 a 0. La revancha se disputará el jueves próximo, a las 19.15, un duelo que no debería resultar complejo para los rosarinos si consiguen repetir la buena actuación del encuentro de ida, en el que se mostraron sólidos y exhibieron variados recursos ofensivos, que sorprendieron a los dueños de casa. Gremio, fuera de Brasil logró dos buenos resultados ante San Lorenzo (1 a 1) y Liga de Quito (3 a 2), pero fue superado por 2 a 0 por el Toluca, uno de los equipos más flojos del torneo. Coudet sabe que están ante una posibilidad histórica y carga las pilas de los jugadores con un discurso encendido. Si los de Arroyito pasan esta serie (80 por ciento de posibilidades) tendrán que jugar con el ganador de Atlético Nacional de Medellín y Huracán.

- Huracán. No sorprendió el 0 a 0 del partido de ida en Parque de los Patricios porque Huracán es uno de los clasificados con menos goles conseguidos (7) y porque el arquero de Atlético Nacional nunca tuvo que ir a buscar la pelota a la red en la fase de grupos. Estos dos equipos ya se habían enfrentado en la primera parte del certamen. En el Ducó ganó Atlético Nacional 2 a 0 y en Medellín igualaron sin goles. A la repetición de ese resultado que llevaría a una definición por penales le punta el cuadro de Eduardo Domínguez.

Que Atlético Nacional hay sido el mejor equipo de la ronda de clasificación (16 puntos) y que Huracán haya sido el peor segundo (8 puntos) es un dato que manejan los colombianos para agrandar su confianza. En el encuentro de los 16avos de final Huracán arrancó mejor pero lentamente los rivales acomodaron sus líneas, equilibraron el juego y casi no pasaron sobresaltos. Huracán hace seis partidos que no marca goles, pero en este caso sus objetivos pasarán por mantener el arco invicto y llegar a una definición por penales.

La revancha se disputará mañana a las 21.45. Se supone en principio que sus chances no pasan del 30 por ciento, pero los partidos hay que jugarlos. Si llegara a clasificarse deberá medirse con Central o Gremio.

Compartir: 

Twitter
 

Abila en plena pelea, una postal de la noche en el Ducó.
Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.