libero

Lunes, 30 de agosto de 2010

CONTRATAPA › TRIUNFO AGóNICO DE LA SELECCIóN DE BáSQUETBOL

¡Increíble!

Lo ganó en el último cuarto de hora frente a Australia, después de ir siempre en desventaja. El corazón de los jugadores argentinos permitió consumar la proeza. Dos jugados, dos ganados; esta tarde espera Angola.

Una nueva hazaña, y van... El seleccionado argentino de básquetbol consiguió una victoria increíble contra Australia, 74-72, en la segunda fecha del Grupo A del Mundial de Turquía, en el último cuarto del encuentro disputado en Kayseri después de ir en desventaja durante los tres primeros. Luis Scola volvió a ser la figura del equipo de Sergio Hernández.

Fue otra victoria épica la de Argentina, que primero tuvo que sobreponerse a la ausencia de su pivote, Fabricio Oberto, quien con gastroenteritis se quedó reposando en el hotel, y también a un rendimiento con muchos desniveles.

Sin embargo, en los momentos cruciales aparecieron las virtudes que engrandecieron a estos jugadores: solidaridad, garra y un corazón enorme, que unido a la descollante actuación de su capitán Luis Scola (31 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias) y lo que aportó Leonardo Gutiérrez (17 puntos, con 5 de 10 en triples y 3 pases gol), más la gran defensa colectiva, llevaron a un resonante triunfo.

En los primeros minutos del cuarto inicial, Australia lastimó con los triples de Patrick Mills y Joe Ingles, y logró tomar algunas ventajas ante un equipo argentino que tenía problemas en defensa y se mostraba muy trabado en ataque, donde la única carta de gol era Scola (11 puntos y 2 recobres), para terminar perdiendo 25-20.

En el arranque del segundo parcial, Delfino metió cinco puntos seguidos y llegó a la igualdad en 25 tantos. Después, el juego fue más equilibrado, ya que Argentina encontraba mayor firmeza defensiva y en la ofensiva se sumaron dos “bombazos” de Leonardo Gutiérrez.

Claro que esa mejoría no se correspondía con el marcador, ya que un mal cierre y dos triples de Joe Ingles les dieron a los “Booners” una ventaja de 6 puntos (39-33) al irse al descanso largo. Y en el tercer período, Argentina volvió a ser dependiente de Scola, quien convirtió 11 tantos.

No obstante, el juego y el marcador eran de Australia (se escapó a diez tantos, 53-43, a falta de 4m20s) con los puntos de Ingles y Nielsen, más lo que ayudaba debajo de los cestos David Andersen. Pero, en los últimos 2 minutos, Argentina mejoró y redujo la ventaja a cuatro puntos (56-52).

Con una gran defensa (Hernán Jasen fue un león marcando y rebotando, con 10 recobres), Pablo Prigioni estaba más seguro en el traslado y en ataque las soluciones las brindaban Scola y Gutiérrez, quien con un triple permitió pasar a ganar a 3m30s del final, cuando otro triple del jugador de Peñarol de Mar del Plata hizo que se consiguiera la máxima luz: 65-59.

No estaba todo dicho, ya que los oceánicos no se entregaron y por la vía de los triples de Ingles y Mills empataron en 65 tantos.

Los segundos finales fueron de alta emotividad, ya que restando 31 segundos Scola colocó el marcador 74-70, pero en la salida hubo falta apresurada de Jasen a Patrick Mills y éste convirtió un solo tiro libre.

Jugó la pelota Argentina y Scola fue a la línea de faltas para meter los dos lanzamientos y llevar otra vez la distancia a cuatro tantos. Luego, a 3s 5/10, Ingles corrigió un tiro de tres de Mills y puso el 74-72 definitivo. Prigioni repuso mal para Scola, sacó Ingles, quien cedió el balón a Gibson y el lanzamiento de tres de éste “salió de adentro”.

Entonces se desató el festejo de Argentina en el rectángulo de juego y en las graderías, donde los hinchas no se cansaron de alentar durante todo el partido, ya que ahora los dirigidos por Hernández acarician la clasificación a los cuartos de final.

Este grupo de jugadores sigue escribiendo páginas rutilantes en el básquetbol mundial, como lo demostró ayer en el sufrido triunfo ante Alemania (78-74) y lo volvió a ratificar hoy contra el duro seleccionado de Australia, levantando una desventaja de diez puntos para conseguir una épica victoria.

El rival de hoy (a las 15.30) será Angola, que en los análisis previos no aparece como complicado. Para entonces, Hernández podrá hacer debutar al alero marplatense Marcos Mata y darles más minutos a los grandes como Román González y Juan Gutiérrez, además de al escolta Paolo Quinteros.

74 ARGENTINA: Prigioni (9), Delfino (7), Jasen (4), L. Gutiérrez (17), Scola (31) (f.i.) R. González (2), J. Gutiérrez (0), Cequeira (2), Quinteros (0), Kammerichs (2). DT: Sergio Hernández.

72 AUSTRALIA: Mills (21), Gibson (4), Nielsen (13), Ingles (22), Andersen (7) (f.i.) Maric (0), Newley (5), Barlow (0), Worthington (0), Baynes (0). DT: Brett Brown.

Estadio: Kadir Has Arena (Kayseri).

Progresión: Argentina 20-25, 33-39, 52-54, 74-72.

Arbitros: Juan Arteaga (España), Pete Cerebuch (Italia) y Longsheng Quio (China).

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.