libero

Lunes, 30 de agosto de 2010

FúTBOL › LA CURIOSA SITUACIóN DE RIVER, LíDER EXCLUSIVO DEL APERTURA DESPUéS DE UN TIBIO EMPATE

Espera al equipo parado en la punta

Ni Ortega ni Buonanotte pudieron resolver el planteo que propuso Argentinos, y la igualdad sin goles terminó siendo la mejor síntesis de lo que fue el partido. Debutó Pavone, pero ni siquiera pudo rematar al arco. Si no fuera por Vélez...

 Por Adrián De Benedictis

River sigue en la búsqueda de su ideal, pero el recorrido para encontrarlo no le resulta sencillo. La situación que atraviesa el equipo resulta curiosa, debido a que se ubicó ayer como único líder del certamen luego de igualar sin goles ante Argentinos, pero el fútbol que pregona su técnico no aparece. El mayor inconveniente que posee son los jugadores que se encargan de construir el juego ofensivo. Ni el experimentado Ortega ni el juvenil Buonanotte no logran desequilibrar como en otros momentos, y desde ahí comienza a resquebrajarse la intención de hacer circular la pelota con prolijidad hacia adelante.

Ortega no pudo en La Paternal hacerse dueño de los avances no sólo por la buena tarea de Mercier y Basualdo para controlarlo sino porque el jujeño estuvo impreciso en la entrega de la pelota, y demasiado estático para ocupar con rapidez los espacios vacíos. A pesar de ello, Ortega fue el que tuvo la chance más clara para marcar un gol, pero su toque suave cuando se encontraba mano a mano con Navarro sólo sirvió para el lucimiento del arquero rival. El jugador volvió a tener otras dos oportunidades y tampoco acertó en la elección del remate.

El caso de Buonanotte es diferente. El chico regresó en las últimas fechas del torneo pasado, después del accidente automovilístico de fines de año, y había levantado un aire diferente al que se respiraba en el club. Cuando Angel Cappa lo consideraba “el mejor refuerzo” para este certamen, Buonanotte no ha logrado exhibir su repertorio habitual y está muy lejos de su mejor nivel. El volante se mostró ayer incluso fastidioso por su propia impotencia.

En otra situación, Buonanotte encaraba y superaba a sus marcadores a pura gambeta, y sus acciones finalizaban en gol o en alguna falta cerca del área, con el riesgo que eso conlleva. Ante el conjunto de Troglio, el jugador ni siquiera pudo rematar al arco y tampoco fue criterioso para habilitar a sus compañeros.

Por este motivo, los delanteros de River no tuvieron oportunidades concretas para desnivelar, y el arquero Navarro fue una de las figuras sólo por responder ante la llegada sorpresiva de los defensores. Así respondió ante una entrada del paraguayo Román y ante otro zurdazo de Arano. El chico Lanzini intentó cambiar la imagen cuando ingresó y se movió por la izquierda, pero no contaba con nadie que pudiera sintonizar su misma onda. En medio de esa actualidad, el debut de Mariano Pavone pasó inadvertido, ya que ni siquiera pudo tirar al arco.

River se animó un poco más en el final, pero la falta de claridad fue superior, y Argentinos hasta estuvo cerca de convertir con un cabezazo de Blandi, donde la pelota salió al lado del palo.

El desenlace fue en medio de aplausos de compromiso. Seguramente la multitud que fue a La Paternal esperaba llevarse por lo menos algo de ese “tiki-tiki” que todavía no llegó a River.


Estadio: Argentinos.

Arbitro: Pablo Lunati.

Cambios: 57m Lanzini (5) por Affranchino (R); 62m Pavone por Buonanotte (R); 67m Barrera por Romero (A); 77m Escobar por Hernández (A); 81m Rojas por Pereyra (R); 83m Vargas por Blandi (A).

Compartir: 

Twitter
 

Ortega trata de superar la marca de Basualdo.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.