libero

Lunes, 1 de agosto de 2005

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › LE DESCONTO 10 PUNTOS A FERNANDO ALONSO

Raikkonen le puso emoción a la Fórmula 1, ganando en Hungría

El finlandés superó a Michael Schumacher con su estrategia de carrera y se acercó a 26 puntos del español, que perdió el alerón delantero en la primera vuelta, llegó undécimo y no logró sumar puntos.

Por Elmar Dreher
Desde Budapest

La suerte le sonrió al finlandés Kimi Raikkonen, entregándole la victoria en el Grand Prix de Hungría de Fórmula 1 y le permitió recortar a 26 puntos la ventaja en el Mundial con el español Fernando Alonso, que no sumó puntos. Bajo un abrasador calor, el piloto de McLaren-Mercedes realizó una carrera perfecta, pero además se vio beneficiado por la fortuna que le dio la espalda a lo largo de toda la temporada, con abandonos cuando lideraba tres carreras y con inoportunas roturas de motor. Los problemas de Alonso y el abandono del colombiano Juan Pablo Montoya jugaron a su favor en el Hungaronring. El líder del Mundial rompió el alerón delantero en la primera vuelta y terminó undécimo. Junto a Raikkonen estuvieron en el podio los hermanos Schumacher: Michael fue segundo con su Ferrari y Ralf tercero con su Toyota.

Alonso se mantiene líder con 87 puntos, pero Raikkonen suma ahora 61 y Michael Schumacher 55. “Ahora parece todo mejor. Quedan seis carreras y todavía estamos luchando por el Mundial”, aseguró Raikkonen, que se olvidó de su habitual frialdad y celebró con claros signos de alegría su triunfo.

El español, por su parte, aseguró ser “optimista”, aunque insinuó que, ante la superioridad mecánica de los McLaren, su táctica puede ser más conservadora para conquistar el título. “Habrá que aguantar, porque sabemos que McLaren tiene un coche para ganar, y nosotros tenemos que sumar puntos cuando podamos.”

Raikkonen, que partió cuarto, se situó segundo en la primera vuelta tras Michael Schumacher, que conservó la pole-position en una largada repleta de incidentes. El finlandés pasó al alemán en la segunda parada en boxes, y posteriormente se vio beneficiado por el abandono de su compañero de equipo, Juan Pablo Montoya, que perdió un triunfo casi seguro por culpa de la rotura de un palier que le obligó a abandonar en la vuelta 40.

Raikkonen y Schumacher pararon tres veces en boxes, mientras que Montoya tenía previsto realizar sólo dos detenciones. “Es una lástima, pero así son las carreras”, aseguró el colombiano. Sin Montoya y con Schumacher a su espalda, Raikkonen sólo se preocupó de conservar su mecánica para lograr la cuarta victoria de la temporada.

Su triunfo contrastó con el pésimo resultado de Alonso, perjudicado por el incidente de la primera curva. El español intentó ganar posiciones por la derecha, pero se vio cerrado por Ralf Schumacher. El piloto de Renault tuvo que salirse brevemente de la pista, lo que le provocó la rotura del alerón. Entró a boxes y en la segunda vuelta ya era decimoséptimo, con el agravante que supone correr en Hungaroring, donde es casi imposible pasar autos. En esas circunstancias, el español se resignó a terminar en la mejor posición posible.

Compartir: 

Twitter
 

El vuelco del Red Bull de Christian Klien, en la primera curva.
AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.