libero

Lunes, 1 de agosto de 2005

TENIS › CORIA Y GAUDIO, CAMPEONES EN EUROPA Y DE NUEVO TOP-TEN DEL RANKING

Domingo de lujo del tenis nacional

El santafesino venció a Carlos Moyá en la final del Abierto de Croacia y ganó su primer título ATP en quince meses, mientras que el campeón 2004 de Roland Garros superó a Fernando Verdasco en la final de Kitzbühel. Los resultados devuelven a ambos tenistas al exclusivo círculo de los mejores diez tenistas del mundo.

Guillermo Coria y Gastón Gaudio protagonizaron un domingo de gloria para el tenis argentino, al ganar el Abierto de Croacia, en Umag, y el torneo de Kitzbühel, en Austria, respectivamente. Es el segundo fin de semana del 2005 en que dos argentinos ganan sendos títulos ATP: el domingo 1º de mayo, David Nalbandian venció en Munich y Gastón Gaudio fue campeón en Estoril. Ya en los ‘80, Guillermo Vilas y José Luis Clerc habían edificado la hazaña en tres ocasiones.

Después de 15 meses, Coria logró un título tras perder cinco finales seguidas. El santafesino derrotó 6-2, 4-6, 6-2 al español Carlos Moyá para conquistar el noveno título de su carrera. Gaudio batió a otro español, Fernando Verdasco, 2-6, 6-2, 6-4 y 6-4, y logró el octavo torneo de su historial.

Coria, que se había coronado por última vez en el Masters Series de Montecarlo 2004, expresó su felicidad por el título que cortó tamaña racha: “Es un triunfo que necesitaba”. Josep Perlas, el que fuera miembro del trío de capitanes del equipo español de Copa Davis hasta comienzos de este año, y ahora entrena a Coria, conocía los recursos de Moyá, y su pupilo aprovechó esos conocimientos.

Moyá empezó con todo: quebró para 1-0 y enseguida se puso 2-0 arriba. Pero Coria ganó los seis games siguientes –rompió el saque de su rival en tres– y se llevó el primer set por 6-2, en 44 minutos.

El mallorquín se recuperó en el segundo set, el más intenso del partido, que ganó 6-4 con algunos de los mejores golpes de su repertorio. Sin embargo, el argentino marcó el ritmo en el set decisivo, y a pesar de su ansiedad pudo aprovechar su segundo match point con un tiro cruzado para cerrar su victoria. Entonces, Coria saltó con el puño cerrado para dar un grito que tenía largamente contenido en el circuito.

“Estuve a punto de no venir, después del triunfo ante Australia por la Copa Davis estaba muerto, por eso no anduve muy bien en mis primeros partidos. Además me costó acostumbrarme al polvo después de la temporada de césped”, reconoció el tenista santafesino.

“Estoy muy contento por ganar este torneo, ante jugadores de gran nivel”, explicó el argentino, ahora con un record favorable de 5-2 en enfrentamientos con Moyá.

En Kitzbühel, el zurdo Verdasco sólo fue capaz de dominar a Gaudio en el primer set, gracias a sus potentes golpes de derecha sobre el revés de su rival, que mantuvieron al argentino lejos de la línea de fondo. “Jugué demasiado corto”, reconoció el argentino, a quien no le gustó el temprano comienzo (10.30 de la mañana) de la final. “El partido comenzó demasiado pronto para mí. Me fui despertando con el transcurso de los sets”, dijo bromeando.

Tras perder el primer set, el campeón de Roland Garros 2004 dio vuelta la situación y se hizo con el mando del partido, que no soltó ni siquiera cuando, con 4-2 a su favor en el tercer set, el partido tuvo que ser interrumpido por la lluvia durante más de dos horas.

Los únicos problemas los vivió Gaudio, tercer favorito, cuando servía con 5-4 para finiquitar el choque en el cuarto set. Verdasco dispuso de tres pelotas de break, y el argentino necesitó nueve match points para anotarse el triunfo.

Tras ganar en Viña del Mar, Buenos Aires, Estoril, Gstaad y ayer en Kitzbühel, Gaudio es indiscutiblemente uno de los reyes del polvo de ladrillo, sólo superado por el increíble año de Rafael Nadal, que acumula ocho títulos en su haber, también todos sobre polvo de ladrillo.

“La verdad es que el balance es fantástico. Cuando empezó la temporada no podía pensar en algo así”, aseguró Gaudio, hasta ayer número 13 del mundo, pero que hoy retornará al top-ten y que ya no disputará un torneo en su superficie favorita hasta la próxima temporada.

Sin embargo, Gaudio tiene en claro que cambiaría sus cinco títulos del 2005 por otro año como el 2004, cuando “sólo” ganó Roland Garros.”Prefiero ganar un Grand Slam, aunque sea el único torneo que gane en toda la temporada.”

Ya habían sido campeones en el polvo de ladrillo de Kitzbühel Guillermo Vilas (en 1977, 1980, 1982 y 1983), Horacio de la Peña (1990) y Guillermo Coria (2000).

Compartir: 

Twitter
 

Primer titulo en quince meses para Guillermo Coria.
quinto festejo del año para Gaston Gaudio.
Fotos AFP
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.