libero

Lunes, 2 de abril de 2012

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › UN MARCO QUE EL AUTOMOVILISMO NUNCA TUVO EN EL PASADO RECIENTE

Mi Buenos Aires corrido

Con una singular convocatoria, la carrera de SuperTC2000 alteró la habitual tranquilidad dominical de las calles del centro porteño. Fue victoria de Mariano Werner.

 Por Pablo Vignone

A media mañana, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, habló de 500 mil personas. Después de que Mariano Werner se quedara con la primera victoria en el callejero de la ciudad, la cifra superó el millón. Difícilmente pueda saberse con certeza la cantidad de público que asistió, pero ayer hubo en las calles del centro porteño más hinchas que los que van a cualquier autódromo de la Argentina, más curiosos que los que vieron nunca automovilismo en el pasado reciente. Aunque no los hayan cuidado del todo, como correspondía, y quede la duda abierta sobre si volverán el año próximo.

Los VIP lo vieron con comodidad, pero la gente de a pie no se sintió tan a gusto, apretada contra las vallas. Más temprano, algunos audaces invadieron las tribunas que todavía estaban vacías, reservadas a los que habían recibido entradas (algunas de las cuales, incluso, se comercializaban por Internet hasta a 500 pesos), para ver algo mejor. Y entonces sí se llenaron las tribunas, algo que esperaban con ansias los funcionarios del GCBA.

A las 8.30, cualquier formación de la línea B del subte parecía sacada de un día de semana. A las 9 pedían por TV a la gente que no se acercara más al circuito porque ya no había lugar. Faltaron gradas para alojar a tanto público: con la entrada gratuita no basta. Hasta el propio Macri reconoció que la carrera precisa más inversión para el año próximo. El clima fabuloso que se vivió en la mañana en los accesos de la 9 de Julio, con las banderas de Ford y Chevrolet a 20 pesos, terminó desdibujado de alguna manera ante semejante descuido.

Recién hacia el mediodía se encendió la pantalla gigante sobre Carlos Pellegrini, a la altura del Obelisco, para que el público pudiera ver algo más que siluetas fugaces pasando a 200 km/h. Desde hacía rato que un cartel de tela, sostenido por alumnos de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, pedía “Urgente! Necesitamos un edificio para estudiar”. Los trapitos, en cambio, pedían otra cosa: de 20 hasta 80 pesos, según la zona, para cuidar los autos. Y en la multitud, los pungas se hicieron su propia fiesta.

En los boxes, por el contrario, se mezclaban los VIP con los famosos de la TV y las personalidades. General Motors juntó a todos los campeones de Chevrolet con vida (Carlos Pairetti, Juan María Traverso, Emilio Satriano y los activos Christian Ledesma, Agustín Canapino, Matías Rossi y Guillermo Ortelli) para homenajearlos. “Estoy disfrutando esto como fanático del automovilismo –dice Traverso a Líbero–. Cuando tenemos circuitos que reúnen las condiciones de seguridad, estamos más tranquilos.” Hubo bendición eclesiásticas para el circuito y el coro se subió al podio para cantar el Himno, en uno de los momentos más emotivos de la jornada, con la gente coreando la introducción instrumental, con el “oooo” como en la cancha.

La carrera de SuperTC2000 fue el plato fuerte de la jornada, después de 20 minutos de la Fiat Línea Competizione y apenas dos vueltas del TC2000, suspendida con bandera roja a causa del accidente más fuerte de todo el fin de semana (ver aparte). A las 13.10, el penetrante ruido de los motores V8 sacudió el centro porteño. Los balcones y los techos hormigueaban de curiosos. Poco más de una hora más tarde, solo 15 de los 22 autos habían sobrevivido al esfuerzo. Hay contrato por cinco años para el callejero. Los pilotos quieren volver: “No hay lugar en el mundo en el que se comparta tanto la pasión por los autos de carrera como en la Argentina, eso es lo que me mueve a estar”, afirma el escolta de Werner, el brasileño Carlos Bueno. ¿Qué dirá la gente?

La Carrera

SúperTC2000,

2ª fecha, Buenos Aires.

36 vueltas, 110,880 km.


Pos. Piloto Auto Tiempos
1º Werner Toyota 51m40s099
2º Bueno Ford a 0s571
3º Trebbiani Ford a 2s348
4º Girolami Peugeot a 2s650
5º Altuna Renault a 4s417
6º Marchesi Peugeot a 5s752


Promedio del ganador: 112,667 km/h.

Record de vuelta: Ardusso (Peugeot), en la 4ª, 1m52s586, a 128,760 km/h.

Campeonato: Bueno, 52; Girolami, 33; Rossi, Werner, 32; Altuna, 28.

Próxima carrera: 22 de abril en Rosario (a confirmar).

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.