libero

Lunes, 9 de diciembre de 2013

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › DIEGO AVENTíN, NUEVO REY DEL TURISMO CARRETERA

Tardó 14 años en ser campeón

Tras una larga campaña, el 2013 finalmente le sonrió al piloto de Morón. Un resultado esperado, que no concitó grandes emociones.

 Por Pablo Vignone

Diego Raúl Aventín da la imagen de un tipo que se sacó una gran presión de encima antes que la de un deportista exultante luego de alcanzar el más alto objetivo de su campaña profesional. “Es uno de los días más felices de mi vida. Hace 14 años que me vienen persiguiendo las críticas, 14 años en lo que todo fueron cuestionamientos y explicaciones.” Desde su debut en 1999, unos años antes de que su padre Oscar fuera ungido presidente de la ACTC, hasta ahora, dos meses después de que Oscar dejara la presidencia, la campaña de Diego se vio sometida a la sospecha que sugería el vínculo. Esta vez, a diferencia de otros tantos momentos, nada se interpuso entre el piloto, que ya tiene 33 años, y la corona que le perteneció dos años seguidos a su padre (ver aparte).

“Tardé mucho, pero nunca bajé los brazos”, reconoce, campeón al cabo de 236 carreras, 16 triunfos finales, 41 victorias en series, 12 pole-position, 46 podios y 10 records de vuelta. Le llegó el halago en uno de los campeonatos más controvertidos de la era moderna, con frecuentes cambios reglamentarios, numerosas sanciones a pilotos que peleaban la corona y un final a toda orquesta, con Aventín ganando tres de las últimas seis carreras y subiéndose tres veces al podio durante la Copa de Oro que definió el título.

Nunca perdió la serenidad, porque era consciente de sus herramientas (“salí campeón porque tuve un gran auto y un gran equipo, que compensó el hecho de que yo solo pude estar poco tiempo cerca del auto a causa de tanto trabajo que tengo”) y porque la carrera final, de la que sólo precisaba unos pocos puntos, no ofreció los golpes de escena que sólo un puñado de entusiastas esperaban. El autódromo semivacío confirmó esa idea: en el podio, los hinchas de Ford vivaron al ganador Juan Manuel Silva, al Gurí Martínez, al recordado Guido Falaschi (ver aparte) y luego ensayaron un “Dale campeón” que sonó a poco.

“En lo personal no me cambia la vida ser campeón –insistió Aventín–. Es un logro deportivo que busqué con ahínco; creo que sí, que ahora voy a quedar en la historia, pero nada más. Sé que no soy simpático, que no tengo carisma, y entiendo que muchos no me quieran, por eso les dedico este logro a los que me quieren y a los hinchas de Ford, que se lo merecen.”

En el recuerdo quedarán otras legendarias jornadas de ardorosas consagraciones. Lo de ayer, especialmente para Aventín, pareció un trámite. Aun después de 14 años de buscarlo, después de pelearlo hasta la última carrera en 2002, de perderlo por una transgresión técnica en 2006, el campeón recibió el logro con un toque de frialdad propio de su personalidad y, también, de la circunstancia. Muy pocos apostaban, antes de este fin de semana, contra un título largamente pronosticado.

La Carrera

TC. 16ª fecha,
Buenos Aires.
25 vueltas, 141,035 km.


Pos. Piloto Auto Tiempos
1º Silva Ford 40m30s825
2º Aventín Ford a 3s707
3º Rossi Chevrolet a 11s240
4º Di Palma Torino a 11s522
5º Werner Ford a 13s533
6º Ugalde Ford a 14s042

Promedio del ganador: 208,869 km/h.

Record de vuelta: no fue suministrado.

Ganadores de series: Silva, Angelini (Dodge); Martínez (Ford).

Copa de Oro: Aventín (campeón), 216,25 puntos; Werner, 194,75; Di Palma, 184,50; Rossi, 177,25; Martínez, 164; Silva, 160,5.

Próxima carrera: 9 de febrero en Neuquén.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Aventín ya es campeón de TC, como su padre Oscar y su tío Antonio.
Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.