libero

Lunes, 2 de mayo de 2005

TENIS › MUNICH ES SU PRIMER TITULO EN TRES AÑOS

David Nalbandian avisó que ya está de vuelta en el circuito

Por Arne Richter
Desde Munich

David Nalbandian dio su primer aviso antes de Roland Garros al imponerse con sorprendente facilidad en la final del torneo de Munich. El cordobés únicamente necesitó 69 minutos sobre el polvo de ladrillo muniqués para derrotar al rumano Andrei Pavel 6-4, 6-1, en un partido en el que, aunque empezó algo dubitativo, con un 2-0 en contra, acabó dominando a voluntad.
“El partido empezó duro, pero sabía que si mantenía el ritmo, él al final se iba a caer”, aseguró el argentino, que llegó a Munich con muchas dudas sobre su rendimiento, después de pasar un mes fuera de las pistas por un virus estomacal.
“Por suerte todo salió muy bien. Gané el primer partido con algo de dificultad, pero luego empecé a jugar cada vez mejor”, confesó el argentino, incluso algo sorprendido. “Uno siempre viene a un torneo a ganar pero, después del virus, llegué aquí más con la idea de buscar ritmo.”
Después de casi tres años sin títulos, pese a jugar cinco finales, tres de ellas de Masters Series, Nalbandian, de 23 años, vuelve a encontrarse con el triunfo justo en el momento adecuado.
“Sí, precisamente al principio de la temporada de polvo de ladrillo. Entrené mucho este año y tuve la recompensa. No ganaba un torneo desde el 2002, siendo que las lesiones y la pérdida de mi mejor forma física me afectaron en el 2003 y en el 2004. Aquí mejoré en cada partido y estoy encantado. Espero ahora tener un gran año 2005”, dijo el tenista argentino.
“Esto abre buenas expectativas para Roland Garros”, señaló el jugador, que tiene en mente como principales objetivos del año un título de Grand Slam y la Copa Davis. “No comencé bien el partido, pues cometí algunos errores. Sabía que sería difícil si él mantenía el nivel, y lo hizo, pero le devolví el break en 3-4.”
“Esto me va a venir muy bien. Me da mucha confianza. Pero todavía es apresurado hablar de Roland Garros. Aún queda mucho”, señaló lacónico. El torneo parisino se disputa del 23 de mayo al 5 de junio.
Ahora, Nalbandian tiene una nueva prueba de fuego la próxima semana en Roma, donde el año pasado fue finalista. “Allí me esperan partidos duros, pero me gusta jugar en Roma. Ojalá siga con este buen ritmo toda la semana.”
El campeón de Munich quizá pueda estrenar en la capital italiana el BMW que ganó en el torneo alemán. “Ya tengo un coche deportivo francés (un Peugeot 206), así que estoy muy contento con este alemán”, dijo el tenista, aficionado al automovilismo.
La victoria de Nalbandian en Munich significó el tercer triunfo argentino en el torneo, después de que Franco Squillari se coronara campeón en las ediciones de 1999 y 2000.

Compartir: 

Twitter
 

Nalbandian domino a voluntad la final de Munich.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.