libero

Lunes, 11 de marzo de 2002

DESPUES DEL MAL ARRANQUE EN EL CLAUSURA, LLEGAN LAS VICTORIAS

Y Racing cantó en la lluvia

Anoche venció 1-0 a Belgrano en Córdoba, con un gol de Chatruc en el segundo tiempo, y se trepó al tercer puesto de la tabla de posiciones, a seis unidades de River. El equipo de Merlo sumó seis puntos en cinco días y los hinchas ya comienzan a soñar con repetir la campaña del torneo anterior.

¿Qué les impide soñar a los hinchas de Racing? Si lograron el título después de 35 años, ¿por qué no volver a creer, si en cinco días ganaron dos partidos y River no parece tan lejano? Jugando como en los momentos más enjundiosos del Apertura, el equipo que conduce Reinaldo Merlo conquistó una victoria valiosísima ante Belgrano, en Córdoba, que le sumó tres puntos a los otros tres que había recaudado el miércoles frente a Central, y que de una semana a otra lo catapultaron a la tercera posición del Clausura, a seis puntos del líder River, en el mismo escalón que San Lorenzo, Banfield y Newell’s.
El primer tiempo fue intensamente disputado desde el arranque: Belgrano giraba alrededor de Rubiel Quintana, Racing en base a la tarea del medio, en el que se destacaban Arce y Bastía. Así se repartieron las chances: Obolo se lo perdió al pegarle por arriba del travesaño, y al rato Olave sacó al corner un remate del Mellizo Gustavo Barros Schelotto.
Racing se hacía dueño del partido: otro disparo del Mellizo desde afuera del área pasaba al lado del palo izquierdo. Pero Belgrano tuvo la más clara del período cuando Quintana se apoderó de una pelota en las cercanías del área, dejó atrás a Maciel y Campagnuolo le tapó de manera brillante su remate franco. El arquero iba a transformarse en la figura de su equipo.
Pese a que no le sobró buen fútbol sino que más bien le faltó, Racing fue por la victoria en el complemento. Y encontró el gol a veinte minutos del final, cuando Barros Schelotto elaboró una buena maniobra y le metió un gran pase a Chatruc, quien desacomodó con su cuerpo a Martina y después la clavó con un bombazo en el ángulo derecho.
En la jugada posterior, Campagnuolo volvió a lucirse al taparle un remate desde afuera del área a Rodríguez. El mismo Campagnuolo le sacó una pelota muy complicada a Matías Arce sobre la media hora. La lluvia se hacía sentir en el esfuerzo, y Racing era pura voluntad más que gotas de fútbol. Antes del pitazo final, Campagnuolo debió esforzarse en otras dos oportunidades, ante los envíos aéreos repetidos de Belgrano, que no encontró el resquicio para alcanzar al menos la igualdad.

Compartir: 

Twitter
 

Milito quiere desprenderse de la marca de Bordicio.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.