libero

Lunes, 29 de junio de 2015

OPINIóN

Es el peor de los Jara

 Por Juan José Panno

Víctor Jara fue un notable músico chileno, referente de la canción de protesta latinoamericana. Poco después del golpe que derrocó a Salvador Allende en 1973, fue detenido por las fuerzas represivas del general Augusto Pinochet. Lo trasladaron al estadio Chile donde lo torturaron y finalmente lo mataron de 44 balazos. El estadio hoy lleva su nombre.

Juan Héctor Jara, nacido en Corrientes, fue un abnegado y prominente médico. También fue director del Hospital Marítimo y del Hospital Mar del Plata, profesor del Colegio Nacional y varios cargos públicos. Falleció en 1920. Una importante calle de Mar del Plata lleva su nombre.

Eduardo Jara fue un excepcional jockey chileno que pasó gran parte de su vida en la Argentina. Lideró las estadísticas durante seis temporadas, ganó dos veces el Nacional, dos veces el Pellegrini. Junto con Leguisamo, Sauro, Ciaffardini, Sanguinetti y Echart, uno de los más grandes del turf nacional.

Gonzalo Jara, el deshonor del apellido, es un futbolista chileno que adquirió una singular notoriedad internacional por meterle dos dedos en el culo al uruguayo Edinson Cavani. Ahora, la Conmebol le aplicó tres fechas de suspensión, un castigo menor considerando la gravedad de la falta cometida. Jara, el peor de los Jara, eligió como víctima a un jugador que el día anterior había sufrido el shock de la noticia que daba cuenta de una desgracia de su padre, quien había matado a una persona en un accidente automovilístico. Jara, el peor de los Jara, hizo lo que hizo con sus dedos, le dijo como a la pasada “a tu padre le van a dar veinte años”, y cuando el jugador uruguayo intentó una tibia reacción se arrojó al piso como si le hubiesen disparado un misil. Triple mala leche, turrada al cubo.

Lo más increíble es que hay quienes consideran que el hecho es menor, que debe entenderse como una típica picardía procurando sacar una ventaja. “El fútbol es para los vivos”, señalan sin ponerse colorados. El ex director técnico de la Selección Nacional Carlos Bilardo es uno de ellos. En una nota que le hicieron para un diario chileno, dijo que el hecho es parte del folklore futbolero y que “mucho peor es que te rompan las piernas”.

Los antecedentes (que el tipo los tenía) no fueron tenidos en cuenta como agravante. Le dieron tres fechas nada más. Y lo peor es que va a seguir usando su apellido, desprestigiándolo. Porque si uno pone Jara en el Google el primero que aparece es este Jara, el que se hizo famoso por ser una basura de tipo.

Compartir: 

Twitter
 

Copa América
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.